Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Nueve consejos para no gastar los ‘megas’ del pincho USB

Este tipo de dispositivos sirven para acceder a Internet, aunque con límites de tráfico y un control del consumo de datos

La tecnología de acceso a la red de
datos móvil HSDPA,
que se encarna en los denominados “pinchos USB”, ha supuesto
una gran solución para determinadas circunstancias. Es muy útil para el trabajo
en movilidad
, lejos de los routers ADSL. También es idóneo en situaciones de
transición de un proveedor de acceso a otro; de hecho muchas operadoras lo ofrecen como solución temporal
a la espera del servicio definitivo. Sin embargo, las tarifas
de las compañías se limitan a una determinada cantidad de información en
tránsito, entre 500 megabytes y cinco gigabytes, para luego
pasar a velocidades muy reducidas o bien a la necesidad de recargar
el dispositivo con un prepago. Por eso, es conveniente tomar una serie de medidas, como las que a continuación se detallan, que aminoren el
tráfico del “pincho USB” para que dure el máximo de
tiempo
.

Los mismos consejos tomados en previsión
de que la
situación de viaje o transitoriedad en el cambio de operadoras se
alargue se pueden aplicar a las situaciones en que se navega
con
bajas velocidades
o con “tethering“,
es decir, mediante el uso de un móvil con acceso a la Red de módem para el
ordenador.

En una navegación considerada normal mediante un router, el consumo de datos es muy alto

Hay que tener en cuenta que en una
navegación a través de un router, el consumo de datos es muy alto si se
emplean una serie de servicios de forma intensiva. Con un uso normal, que implica ver vídeos, escuchar
música en streaming o navegar por páginas con imágenes, la
duración de la tarifa de datos se puede reducir hasta diez veces.

Gracias a las medidas que a continuación se indican, el uso de la red no es
el óptimo, pero responde a los mínimos que permiten trabajar con
cierta eficiencia y mantenerse comunicado.

  • Desactivar en
    el navegador la opción de cargar imágenes de modo automático
    .
    Los navegadores cargan por defecto las imágenes de las páginas, lo cual
    implica un
    tráfico de datos muy elevado
    . En el caso de un
    periódico on line, la carga de su portada puede suponer hasta cinco
    megabytes. Si alternamos diferentes diarios, multiplicaremos
    este gasto, de modo que en cinco minutos podremos haber gastado 50
    megabytes y en una jornada muy activa en cuanto a noticias incluso 500.

    En las organizaciones
    de estándares web se discute hoy en día cómo encontrar un
    formato de imagen que no consuma tanta información
    como el
    estándar .JPG. La desactivación de la carga automática de
    imágenes, en el apartado de preferencias o herramientas según el
    navegador, permite que las páginas se muestren solo con texto, lo que
    reduce hasta diez veces el consumo en cada refresco de página y, por tanto, supone
    un gran ahorro. En Chrome hay que ir a “Opciones avanzadas > Configuración de contenido > No mostrar ninguna imagen”. El método es similar en Firefox (“Preferencias > Contenido > Carga automática de imágenes”) y en Internet Explorer. Si se quiere ver una imagen, se puede activar la
    carga desde el mismo menú para luego volver a desactivarla.

  • Evitar ver
    vídeos
    . El gasto de un vídeo en flash o en cualquier otra tecnología dispara el consumo de datos, ya que son archivos muy complejos. Es una regla de oro abstenerse,
    si se quiere alargar al máximo la duración de la tarifa de datos. Para
    los navegadores Firefox, Opera y Chrome, un programa llamado Flashblock
    impide la muestra de las imágenes en esta tecnología, en vídeos y
    anuncios.

  • Abstenerse de
    usar Spotify y de los programas y radios de música en
    streaming
    . Todos ellos implican un gran consumo de datos. Es preferible escuchar la música que se tiene guardada en el disco duro. Una opción es aprovechar una zona con red wifi para descargar las canciones y álbumes que interesen de Spotify,
    y luego escucharlas sin conexión.

  • Desactivar los
    programas de sincronización de datos entre ordenadores, si se puede
    . Dropbox
    o los distintos complementos para sincronizar
    las diferentes versiones del navegador
    que se tengan
    ayudan a mantener siempre los datos actualizados en todos los
    ordenadores, pero suponen un importante consumo. La mejor
    opción es desactivar estos servicios de forma temporal hasta encontrar una
    red wifi para ejecutar las sincronizaciones.

  • Desactivar la
    geolocalización, si se tiene
    . El envío continuo de datos
    sobre la posición del usuadio conlleva un gasto que se debe tener en cuenta.

  • No tener
    abiertas pestañas de correo electrónico ni de redes sociales
    .
    Estas plataformas se caracterizan por dar la información
    en tiempo real
    , lo que significa que todo el rato se
    actualizan y, por tanto, descargan datos. Es mejor abrirlos solo cuando interesen.

  • Carecer de programas de actualización de software activados. El problema
    que tienen es que mantienen una actividad basal que en ocasiones puede
    ser alta. Si se activan de modo automático, pueden implicar la descarga
    sin control de actualizaciones de numerosos megabytes.

  • Mantener cerrados los programas de mensajería. Las actualizaciones
    continuas de presencia y ausencia de los contactos en estos servicios
    tienen un consumo, aunque no muy elevado. Esta es una medida adecuada solo para ocasiones en que se quiere optimizar el gasto al máximo. En general, son programas bastante tolerables.

  • Dejar
    para más tarde las actualizaciones del antivirus
    . En el
    caso de los antivirus, a menudo el programa pregunta al usuario
    antes de descargar una actualización. Es mejor dejarlas para una
    ocasión más propicia, tal como proponen estos sistemas.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones