Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Navegar a bajas velocidades de conexión

Hay una serie de trucos útiles para poder navegar y trabajar online cuando se tiene una conexión limitada o de mala calidad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 23 agosto de 2007

El verano es una época propicia
a los desplazamientos, ya que los usuarios pasan temporadas más
o menos largas fuera de sus lugares de residencia y lejos de sus
puntos de conexión a la Red. La expansión de los
portátiles
a precios asequibles
y los diversos
accesos inalámbricos
, sobre todo con los módem
HSDPA,
permiten al internauta mantenerse conectado a Internet en casi
cualquier lugar. Ahora bien, la velocidad de conexión nunca
alcanza el óptimo de un ADSL doméstico, y cuando se
excede un determinado volumen de tráfico de datos (que cada
compañía fija según contrato) el flujo de la
conexión decae abruptamente a valores que hacen difícil que el
navegador cargue páginas de periódicos (repletas de
imágenes) o de sitios como Flickr o Youtube, con lo que la Red
pierde una parte importante de su funcionalidad.

Los consejos y trucos que a continuación se dan, son útiles tanto para no superar en pocos días el límite de tráfico pactado con la compañía que provee el servicio HSDPA, como para optimizar la navegación cuando se esté a tasas sumamente bajas de velocidad de conexión, por los motivos que sea.

  • Desactivar en el navegador la carga directa de imágenes: Las imágenes son el elemento que más pesa de una página web. Por defecto, el navegador las carga y se las muestra al usuario, consumiendo gran volumen de datos (las imágenes digitales son mapas de bits) y enlenteciendo la carga y la navegación. Desactivar la carga de imágenes permite ver las portadas de los periódicos, por ejemplo, con mucha más soltura y rapidez de carga.

    La operación para desactivar la carga en el navegador es sumamente sencilla. En Internet Explorer hay que ir a la barra superior del navegador y hacer clic en 'Heramientas> Opciones de Internet> Avanzado'. Una vez allí, hay que desactivar los campos de 'Mostrar imágenes', ' Mostrar vídeos' ' Mostrar sonidos en páginas web' e incluso 'Mostrar imágenes animadas'.

    Si se utiliza el navegador Firefox, hay que hacer clic en 'Herramientas> Opciones> Contenido' y desactivar la muestra de imágenes. Adicionalmente, se puede instalar desde la página de Firefox la extensión Flashblock, que descativa los anuncios, vídeos y otros componentes en flash de la página.

  • No ver vídeos en flash: Además de desactivar la opción de mostrar vídeos en la página o instarse el Flashblock, también es interesante procurar no pinchar en los sitios que muestran los vídeos. Los vídeos en flash en realidad se descargan temporalmente al escritorio del usuario, con lo que suponen un volumen de carga apreciable que acabará pasando factura.

  • No escuchar canciones en streaming: Por otro lado, radios online como Lastfm.com son estupendas cuando se tiene una tarifa plana y un ancho de banda generoso, pero en las circunstancias aquí descritas no sólo se oyen con mala calidad y con interrupciones, sino que también pueden fundir los límites de tráfico del módem HSDPA en unas pocas horas de navegación. Es mejor no activar ningún streaming, ya que al igual que el flash, se produce un tráfico temporal de datos hacia el ordenador.

  • Desconectar los clientes de mensajería: Suele ser habitual que el usuario tenga instalados varios mensajeros instantáneos a la vez, principalmente MSN Messenger, Yahoo! Messenger y Google Talk, además de Skype. Estos programas mantienen una interacción con la Red, de modo que indican a los demás usuarios que se está conectado. Aunque el volumen de carga que generan así es poco, aumenta si se mantienen conversaciones, por lo que es mejor tenerlos apagados en caso de que la velocidad de conexión sea muy limitada; algo ayudará.

  • Desconectar los programas de compartición de archivos: Programas como Emule y BitTorrent consumen mucho ancho de banda si están activos. Aunque no se esté bajando ningún archivo, otros usuarios pueden estar descargando archivos del disco duro propio. Es fundamental asegurarse de que están desconectados e inactivos cuando se desea limitar el tráfico de datos.

    Otros programas como Pando o FolderShare, que permanecen encendidos en el arranque, también deben ser inactivados. Esto se hace desde el menú de la barra inferior derecha del escritorio.

  • Usar gestores de descarga, si es que hay que bajar algún programa: Un gestor de descargas es un programa diseñado para bajar archivos de Internet de manera que se optimice la velocidad de descarga y el consumo de ancho de banda. Los gestores permiten pausar y reanudar las descargas de archivos muy grandes, de modo que éstas se realicen cuando el usuario no esté navegando y no estorbe así su navegación.

    También permiten, entre otras funciones, buscar los servidores de la Red ('espejos') más próximos al usuario, de modo que la descarga sea más rápida y cómoda. Aunque actualmente, con la extensión del ADSL han perdido popularidad, pueden ser interesantes en casos de bajas velocidades de conexión. Algunos de los más populares son Free Download Manager y Quickdownloader, aunque hay muchos más.

  • Desconectar el gestor de actualizaciones del XP: A veces, cuando se está navegando con baja velocidad de conexión, ésta desciende todavía más hasta impedir la navegación. Esto se produce porque salta una actualización automática del sistema operativo, si es Windows XP, con lo que la descarga de la actualización consume todo el ancho de banda.

    Para evitar que esto ocurra, su puede desactivar temporalmente el actualizador de Windows desde 'Panel de control> Centro de Seguridad> Descativar actualizaciones automáticas'. Es importante acordarse de activarlo de nuevo cuando se establece una navegación normal.

  • Dejar para más tarde las actualizaciones del antivirus: En el caso de los antivirus, normalmente el programa pregunta al usuario antes de descargar una actualización. Es mejor dejarlas para una ocasión más propicia, tal como suelen proponer estos sistemas. Sobre todo, es muy importante no tratar de desactivar las actualizaciones manualmente en el antivirus si no se conoce muy bien el programa.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto