Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Open Street Map, ¿la alternativa a Google Maps?

Open Street Map provee de mapas en Internet, abiertos a la colaboración de los usuarios

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 24 abril de 2012

La iniciativa Open
Street Map
nació en 2004 de la mano del programador Steve Coast,
con la idea de desarrollar una plataforma de mapas libres en la Red,
frente a otras propuestas privadas, como la liderada por Google,
Google
Maps
. La Fundación
Open Street Map
es la encargada de dar soporte al proyecto y
gestionar las donaciones para su financiación. La reciente polémica
por las intenciones de Google de cobrar a las empresas que usen sus
mapas para dar servicios podría favorecerlo. De momento, Foursquare
ha anunciado que optará por usar Open Street Map.

Imagen: Open Street Map

Mientras que Google Maps utiliza
su propia flota de vehículos
para fotografiar y añadir detalles
a los mapas, Open Street Map se actualiza gracias a la colaboración
de personas que trabajan de forma desinteresada. En la actualidad,
más de medio millón de usuarios registrados colaboran con este
proyecto, con aporte de información que en algunos lugares genera un nivel de detalle similar al propuesto por Google Maps, sobre todo en
grandes ciudades, entre ellas, Madrid o Barcelona.

Open Street Map: software libre y
datos públicos

Sin embargo, al igual que ocurre en
otros proyectos abiertos y colaborativos como Wikipedia,
solo una minoría de los usuarios aporta la información más
valiosa. En esencia, los usuarios de Open Street Map utilizan un
navegador
GPS
o smartphones con un programa especial para añadir detalles,
actualizar o corregir la información ofrecida por los mapas.

Una de las diferencias más importantes respecto a Google Maps es la propiedad de los datos, que en Open Street Map es pública

Una de las diferencias más importantes
respecto a Google Maps es la propiedad de los datos. En ambas
plataformas, el acceso a los mapas por parte de usuarios,
desarrolladores y empresas es gratuito, pero en la plataforma de
Google, los datos son propiedad de la empresa y se controla el uso de los mapas. Es decir, el acceso a datos por parte
de terceros a la plataforma de mapas se realiza mediante la
aceptación de una licencia.

Por su parte, en Open Street Map, los
datos de los mapas son libres para su descarga y utilizan una
licencia de uso abierta, lo que permite que usuarios y
desarrolladores puedan utilizar los mapas de forma más flexible y
libre, tanto para crear mapas personales como para añadir
información. Además, los avances desarrollados por terceros pueden
utilizarse de forma libre por el resto de usuarios, algo que
fomenta en la práctica el procomún.

Google quiere cobrar por sus mapas

Google ha
cambiado las condiciones de uso
de
su API
para grandes volúmenes, con un límite de 25.000
visualizaciones de mapas al día desde la API o 2.500 visualizaciones
de mapas
modificados
con estilos personalizados. De esta forma, desde
principios de año, el uso de la API tiene un coste de entre cuatro y
diez dólares por cada 1.000 visualizaciones extra.

Desde principios de año, el uso de la API de Google Maps para un servicio comercial tiene un coste de entre cuatro y diez dólares por cada 1.000 visualizaciones extra

Este cambio en las condiciones de uso
en Google Maps ha
supuesto
que diferentes empresas de Internet que hacen un uso
intensivo de los mapas, como StreetEasy, hayan tomado la decisión de
dejar de utilizar los mapas de Google y usar Open Street Map como
alternativa. Una de las empresas más conocidas que han dado este
paso es el sitio de recomendaciones geolocalizadas Foursquare.

También Wikipedia, que mantiene
una colaboración
con Open Street Map para aportar contexto e
información a los mapas, anunció
su intención
de empezar a utilizar esta plataforma en su
aplicación para móviles. De forma extraoficial, se conoció que
Apple
utiliza los mapas de Open Street Map
en la nueva actualización
del software para el sistema operativo iOS.

MapBox, mapas comerciales sobre Open Street Map

La empresa norteamericana MapBox
ofrece mapas comerciales y aplicaciones como TileMill
para la visualización de la información sobre mapas de Open Street
Map. Es decir, es una compañía que genera beneficios mediante el
uso de los datos libres de este proyecto de mapas, lo que demuestra
que el software libre también puede ser bueno para la economía. Una
de las ventajas de MapBox es que
añade un entorno gráfico y un diseño de los mapas mucho más
cuidado y estético. De esta forma, muchas empresas utilizan estos
mapas comerciales para desarrollar sus proyectos.

TileMill es una compañía que genera beneficios mediante el uso de los datos libres de este proyecto de mapas, lo que demuestra que el software libre también puede ser bueno para la economía

MapBox cuenta con un plan de precios
basado en el volumen de datos y mapas visualizados. El uso es
gratuito hasta 3.000 visualizaciones de mapas al mes y un
almacenamiento de datos personalizados sobre los mapas de hasta 50
megabytes. La versión de pago parte desde cinco euros mensuales
para 7.500 visualizaciones de mapas y 250 megabytes de espacio de
almacenamiento, hasta 499 dólares al mes para proyectos que
necesiten mostrar más de 800.000 visualizaciones de mapas y
30 gigabytes de espacio de almacenamiento de información. Entre las empresas con las que trabaja MapBox, figuran
Foursquare, el departamento de energía de Estados Unidos y medios de
comunicación como NPR, Slate o The Boston Globe.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones