Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

¿Por qué sigue triunfando el spam?

Su bajo coste, las cláusulas de algunos contratos respecto a los datos del usuario y la optimización de la tecnología otorgan a esta práctica una enorme rentabilidad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 18 octubre de 2006

El 80% del
correo digital es spam. Afecta a los servidores, a los servicios, a
la privacidad de los usuarios y a su salud mental. Afecta a billones
de personas y colapsa las carreteras de la Información. Sólo
por el spam, la Red es siete veces más lenta de lo que
debería. Sus responsables son probablemente las personas más
odiadas de Internet y, sin embargo, siguen enviando miles de millones
de correos no solicitados cada día. ¿De dónde
vienen? ¿A dónde van? Y, lo que es más
importante, ¿por qué no nos dejan en paz?

Cómo protegerse del spam

/imgs/2006/11/spamsocial5.gif


Los
‘spammers’ ganan millones de euros al mes bombardeando a desconocidos
con sus reclamos insidiosos porque el proceso apenas cuesta dinero y
basta con un mínimo porcentaje de éxito para que el
esfuerzo merezca la pena. Su táctica consiste en ganarse la
atención del usuario, después su confianza y,
finalmente (de una manera u otra) su dinero antes de desaparecer tan
rápido como habían llegado.


Sin
embargo, para evitar el spam basta con seguir una serie de normas
que, si se aplican correctamente, reducirán sensiblemente la
cantidad de correos basura recibidos:



  • No
    distribuir el correo
    en el IRC, los sistemas de mensajería
    instantánea o los juegos online. Las paredes virtuales
    tambien escuchan.




  • No
    entregar los datos alegremente
    para participar en encuestas o ver un
    vídeo en la Red. Comprobar que la empresa o servicio es de
    fiar.


  • Leer atentamente las condiciones de uso: muchas veces
    incluyen una cláusula en la que se permite la venta de los datos a
    terceros con finalidad comercial.



  • Utilizar
    una cuenta de correo desechable
    (‘pook mail’) para suscripciones a
    listas de correo masivas y servicios en la Red. Utilizar a la vez
    una privada para el correo personal y no confiársela a nadie.




  • No
    publicar la direccion en la Red
    . Si es necesario, usar una imagen,
    codigo ASCII o sustituir la arroba y el punto por las palabras
    ‘arroba’ y ‘punto’. Cualquier cosa menos la dirección y el
    dominio. Millones de robots trabajan dia y noche para hacerse con
    esos datos.




  • No
    enviar ni contestar ‘correos cadena’
    . Ademas de comprometer el propio
    correo, se destapa también el de los demas. Si es imprescindible
    enviar un correo a varias personas a la vez; mejor utilizar la copia
    oculta.




  • No
    abrir correos de desconocidos
    ; siempre es mejor eliminar los correos
    sospechosos sin abrir.




  • Nunca
    se deben abrir archivos adjuntos
    , especialmente si son ejecutables:
    son fuentes de infección del ordenador y de programas espía.




  • No
    responder al correo publicitario no solicitado
    , aunque se ofrezcan
    a eliminar la dirección del usuario de su base de datos si se
    responde. Comprobar primero que la fuente es verídica y
    envíar una protesta formal si han enviado publicidad sin
    permiso.




  • Utilizar
    filtros de spam
    efectivos y actualizados. Las cuentas de correo
    webmail suelen permitir configurarlos.




  • Utilizar
    los recursos disponibles en el sistema
    para generar listas negras
    (direcciones IP y dominios) de spam. De este modo no sólo se
    elimina de la bandeja, sino que se contribuye a limpiar la Red.


Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Sociología del spam »

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones