Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Derecho al olvido: ¿puedo pedir que borren mis datos personales de Internet?

Si no deseas que tu información personal aparezca en la Red, tienes derecho a solicitar que sea borrada. En este artículo te explicamos cómo hacerlo

derecho al olvido

Tus datos personales pueden desaparecer de Internet gracias al derecho al olvido, que permite solicitar que borren tus datos personales en determinadas circunstancias. Te desvelamos en qué consiste este derecho, cuándo y cómo puedes solicitar que se eliminen tus datos así como ante quién reclamar. Eso sí, debes tener en cuenta que, como te explicamos también en este artículo, si el tratamiento de tus datos personales cumple con los requisitos establecidos en la normativa en materia de protección de datos, podrías ver denegada tu pretensión de supresión o bloqueo de la información.

Derecho al olvido: qué es

¿No quieres que aparezca tu información personal en Internet? Tienes derecho a que así sea y solicitar que se borre. Es el conocido como derecho al olvido, “generado a partir de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea en 2014″, según explica José Luis Montesinos, vicegerente de Teborramos, abogados expertos en defensa de derechos en la Red.

Derecho al olvido
Imagen: Hans

¿En qué consiste? Es el derecho que tiene una persona física a “solicitar a los buscadores de Internet que retiren información personal de sus resultados de búsqueda”, añade. Este derecho, como afirma Celia Gil del Castillo, abogada del área de Derecho Digital de Ontier, se consolida con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que “funda un vínculo indisociable entre el derecho de supresión y el derecho al olvido“, porque ya no solo implica a los resultados indexados por los motores de búsqueda, sino que exige “que se informe de la solicitud del interesado a los demás responsables que traten los datos a los que se refiere la solicitud de supresión”. Por lo tanto, de acuerdo con la regulación vigente, los editores de las páginas web de la fuente principal están obligados a eliminar la información de origen si la solicitud prospera, señala Gil del Castillo.

¿Quién puede ejercer el derecho al olvido?

Puede ejercitarlo cualquier persona física (no empresa o autónomo en el ejercicio de su profesión) “cuyos datos no se estén tratando correctamente” de acuerdo con la normativa aplicable en materia de protección de datos, comenta Montesinos.

No obstante, conviene tener en cuenta que “el derecho al olvido no es un derecho universal que cualquiera pueda ejercitar”, ni cabe hacer uso de él para crear un Internet a la carta, dado que no es un derecho que se pueda ejercitar en cualquier circunstancia, aclara Gil del Castillo.

Para evaluar si procede concederlo, “hay que estudiar cada caso concreto” y determinar si prevalece el derecho fundamental a la privacidad y a la protección de datos frente al derecho a la información de la sociedad. Para realizar esa ponderación, hay que valorar cuatro aspectos:

  • Su naturaleza.
  • Si tiene un carácter sensible en la vida privada del interesado.
  • Si es inadecuada, impertinente en la actualidad o excesiva para con las finalidades del tratamiento concreto.
  • El interés público en disponer de la misma. A este respecto, habrá que tener en cuenta el papel del interesado en la vida pública.

Cómo y ante quién puedes reclamar

Si crees que se ha vulnerado cualquiera de tus derechos en materia de protección de datos, puedes reclamar.  Para ello tienes varias vías:

  • Dirigirte a quien haya publicado dicho dato en la Red.
  • Acudir a reclamar a los buscadores de Internet que dan acceso (indexan) a dicha información. Cada solicitud debe evaluarse de forma individual, en atención al caso concreto. En este sentido, los buscadores han habilitado sistemas que permiten resolver las peticiones de manera mayoritariamente objetiva. En algunos casos, la resolución es automática; en otros, la resolución puede resultar algo más compleja, por lo que la concesión del derecho al olvido se puede demorar en algo más de un mes.
  • Recurrir a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que velará por el correcto amparo de la legislación en materia de protección de datos. En caso de que se presente una reclamación ante este organismo, la resolución será recurrible ante los Tribunales, poniendo fin a la vía administrativa.
  • Contar con los servicios de despachos profesionales de abogados expertos en defensa de derechos en Internet.

Derecho al olvido
Imagen: TheDigitalArtist

Casos en los que no borran tus datos

Puedes exigir el derecho al olvido si la publicación de datos personales a través de los buscadores no cumple con los requisitos establecidos. Pero si el tratamiento (publicación, manejo, etc.) de los datos personales “cumple con los requisitos establecidos en la normativa en materia de protección de datos”, podrías ver denegada tu pretensión de eliminación o bloqueo de la información, recuerda Montesinos.

De hecho, añade Gil del Castillo, el apartado 3 del Artículo 17 del RGPD establece algunos supuestos en los que el ejercicio del derecho al olvido debe ser denegado:

  • Si tras la ponderación se determina que ha de prevalecer el derecho a la libertad de expresión e información.
  • Si el tratamiento de los datos concretos es necesario para cumplir con alguna obligación legal aplicable o con una misión llevada a cabo en interés público.
  • Si el tratamiento se considera necesario para poder ejercer poderes públicos del responsable que le hayan sido conferidos.
  • En el ámbito de la salud pública, existen supuestos en los que no es posible conferir este derecho por razones de interés público.
  • Si la supresión y el olvido de determinada información interfiere en el logro de objetivos de tratamientos legítimos, tales como el archivo en interés púbico, la investigación científica o histórica, o fines estadísticos.
  • Si la conservación de la información se estimase pertinente para interponer, ejercitar o defender reclamaciones.

¿De verdad Internet "olvida"?

Conseguir desaparecer de Internet es francamente difícil. Los datos personales publicados de manera online suelen mantenerse en la Red “prácticamente de forma indefinida”, salvo que se tomen medidas. No obstante, si bien resulta difícil y complejo, es posible “hacer olvidar” a Internet, “aunque hay que saber hacerlo muy bien”, asegura José Luis Montesinos, abogado experto en defensa de derechos en Internet en Teborramos.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones