Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Alternativas a la nueva aplicación de Office para iPad

Cuatro programas gratuitos capaces de editar y mostrar los documentos realizados en la suite ofimática de Microsoft

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 22 abril de 2014

Desde que Microsoft iniciara la revolución de los ordenadores personales domésticos, a mediados de los 90 del siglo pasado con las primeras versiones del sistema operativo Windows, Microsoft Office -ahora llamada Office 365- ha sido, por elección propia o por que al principio no había más alternativas, la suite ofimática de la mayoría de los usuarios. Poco a poco, se han ido desarrollando otras alternativas, como OpenOffice -ahora LibreOffice- o Google Docs -ahora Google Drive-, y algunas de las ya existentes se han perfeccionado, como es el caso de iWork. Ahora bien, la versión para tabletas se ha hecho esperar, en especial para la más popular de ellas, el iPad. Mientras no ha llegado, otros programas han ocupado su lugar. Este artículo quiere exponer algunas de estas alternativas gratuitas a Office para iPad: Google Drive, hopTo, CloudOn y ShareFile QuickEdit.

Imagen: Veronica Belmont

La lista de programas y aplicaciones que han hecho de parche a la ausencia de la suite Office en iPad es tan extensa como llena de programas de medias tintas, por los que en ocasiones hay que pagar y ofrecen resultados muy dudosos. Los aprovechados de la necesidad del usuario de utilizar el iPad como un ordenador, o tan solo de revisar documentos, presentaciones o tablas con comodidad desde su tableta, han sido muchos.

La lista de programas y aplicaciones que han hecho de parche a la ausencia de la suite Office en iPad es extensa

Algunos de ellos verán su cuota de mercado descender ahora que ya está disponible el Office para iPad en la tienda de aplicaciones iTunes App Store. Sin embargo, otros puede que se vean potenciados por distintos motivos. La versión para iPad de la suite está muy bien elaborada y optimiza las propiedades táctiles de la pantalla, además de permitir numerosas funciones normales en el ordenador. Es idónea para hacer una presentación a un cliente empleando la tableta o descargar documentos que leer con tranquilidad en el sofá o la cama.

Ahora bien, si no se está suscrito a Office 365, cuyo coste se sitúa alrededor de los 100 euros al año, las capacidades se limitan a ver los archivos, pero no se pueden editar, ni escribir nuevos o generar nuevas tablas. Además, con la aplicación para iPad solo se podrá acceder a los archivos almacenados en la "nube" de Microsoft, conocida como OneDrive, lo que deja fuera a los usuarios que sincronizan sus archivos entre distintos dispositivos con Dropbox o programas similares.

Google Drive

Imagen: iTunes Store

Hay que tener en cuenta que no existe el repuesto perfecto a Office, que es un programa con muchos años de funcionamiento y, por lo tanto, muy perfeccionado y ajustado al ecosistema de sus usuarios. No obstante, cada persona tiene un perfil y unas necesidades diferentes, y no todos necesitarán todas las funciones que cumple la suite. En consecuencia, cada alternativa, a su manera, puede ser útil a un determinado perfil de usuario.

Habrá personas que empleen versiones antiguas de Office o que no empleen esta suite, sino que opten por alguna otra como LibreOffice, compatible con Microsoft Office. En tal caso, si no les interesa editar los documentos sino solo verlos, podrán decantarse por alguna de las aplicaciones gratuitas existentes. Además, estas no les obligarán a tener una copia de los documentos guardada en OneDrive, y sí pueden tenerla en Dropbox o Google Drive, la "nube" de Google que se sincroniza desde el navegador.

La primera candidata es la aplicación del propio Google, que lleva el mismo nombre que su "nube", Google Drive. Entre sus ventajas se encuentra que es por completo gratuita -si bien ponemos nuestros documentos en manos de Google-, además de ser compatible con varios formatos de documentos, entre los que están los clásicos de Office (Word, Excel, PPT, etc.) pero también los de LibreOffice y muchos de compresión de imágenes.

La desventaja de este sistema es que los documentos deben pasar por Google Drive

Otra ventaja incide en la comodidad de poder organizar una "nube" de documentos, si se usa Google Drive como sistema de almacenamiento, Gmail como servicio de correo electrónico y Chrome como navegador. En este caso, el navegador servirá de pista de aterrizaje de los documentos que nos puedan llegar por correo o desde la página web donde los tengamos almacenados.

Para empezar a guardar documentos, Google Drive ofrece 15 gigabytes gratuitos de capacidad, ampliables según tarifas hasta 30 terabytes. Además, podremos ver los documentos sin necesidad de estar conectados a una red, si antes los hemos descargado al dispositivo.

La desventaja de este sistema es que los documentos deben pasar a la fuerza por Google Drive, aunque tengamos otras opciones de sincronización instaladas, como Dropbox.

Otras tres alternativas gratuitas

hopTo resulta otra aplicación muy interesante, tanto por su gratuidad como porque es compatible con la mayoría de nubes de archivos existentes, lo cual incluye tanto a Dropbox como a Google Drive o Microsoft OneDrive. La única que no soporta es iCloud de Apple. Compatible con todas las versiones de documentos de Office, 2010 incluido, permite hacer un seguimiento de los cambios que se hagan en un documento colaborativo e incluso hacer observaciones. Su única desventaja es que no deja trabajar sin conexión.

CloudOn es otro programa destacable, sobre todo porque su entorno gráfico es idéntico al escritorio de Office, gracias a que utiliza un sistema de streaming sobre una versión de esta suite para ofrecerel soporte a la visualización y edición de los documentos. Esto quiere decir que podremos acceder a la "nube" donde guardemos nuestros textos -es compatible con la mayoría- y trabajarlos con el iPad con libertad. Sin embargo, siempre dependeremos de la conexión a la Red para usar este software que, además, está recomendado solo para tabletas de última generación, con un procesador lo bastante potente para soportar un trabajo en streaming.

Una tercera aplicación gratuita que merece la pena reseñar es ShareFile QuickEdit. Compatible con la mayoría de nubes, presume de ser muy intuitiva y sencilla de utilizar. Permite trabajar sobre documentos Excel y se puede emplear en desconexión de la Red. Entre algunas de sus muchas funcionalidades está la búsqueda de archivos o la edición ortográfica de los textos.

iWork, la opción Apple

Imagen: Apple

Los amantes de los productos de la marca de la manzana tienen la opción de utilizar la suite ofimática que vende la compañía en iTunes, iWork. Es compatible con los documentos de Office y deja trabajar con ellos sin limitaciones, si bien en ocasiones pueden darse problemas de compatibilidades. También destaca porque por sí misma es una suite de gran usabilidad y posibilidades, idónea para los que la empleen también en su versión para ordenadores Mac.

Son notables sus programas para textos Pages, para presentaciones Keynote y para tablas y gráficos Numbers. Sin embargo, no son aplicaciones gratuitas sino de pago, con precios que varían entre los 9 y los 18 euros para cada una.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones