¿Conviene actualizar el sistema operativo del móvil?

Actualizar un terminal no siempre está recomendado y dependerá del fabricante, el modelo y el sistema en concreto
Por Antonio Delgado, Jordi Sabaté 12 de agosto de 2010
Img update ios android portada

El de los “smartphones” es uno de los mercados más dinámicos que existen, ya que se encuentra en continua evolución y cada trimestre aparecen modelos nuevos de casi todos los fabricantes. Sin embargo, los sistemas operativos que los rigen no se renuevan con tanta frecuencia y cuando lo hacen, llegan a provocar convulsiones en el sector. La razón es que dejan obsoletos a muchos de los terminales que usan la versión anterior. La solución para ponerse al día sin tener que cambiar de aparato puede ser la actualización del sistema operativo, aunque no siempre está recomendada y en algunos casos ni siquiera mejora las prestaciones. En este artículo se explica qué conviene hacer con los principales sistemas operativos.

Imagen: Androides un sistema operativo que se comercializa desde hace menos de dos años en el mercado, desde el lanzamiento en octubre de 2008 de la versión 1.0. En la actualidad, la última versión estable de Android es la versión 2.2, aunque no todos los dispositivos basados en él tienen capacidad de proceso y hardware para soportarla. Según el mapa de ruta de desarrollo de Android, la versión 3.0 de este sistema operativo saldrá al mercado coincidiendo con su segundo aniversario. Pero esto no significará que todos los móviles que hoy poseen Android la vayan a poder adoptar; para muchos será incompatible con sus características técnicas.

Conviene consultar al operador si interesa actualizar el aparato, ya que puede quedar obsoleto en seis meses

Además, esta nueva versión está pensada para ser utilizada en terminales de alta gama, mientras que la versión 2.1 y 2.2 se incluirá en los teléfonos móviles de gama baja y media, lo que aumentará la fragmentación del sistema operativo de Google, que se reparte ya entre modelos de diversas compañías y también en otros dispositivos portátiles de mayor tamaño. Esto supone que la adaptación a los diferentes aparatos implica pequeñas modificaciones que generan muchas versiones distintas del mismo sistema.

Desde su lanzamiento se han registrado numerosas actualizaciones de Android aunque las principales son la 1.5 y 1.6, así como la versión 2.0, la actualización menor 2.1 y la versión 2.2, ya que han coincidido con la salida al mercado de nuevos terminales con características de hardware más avanzadas respecto a versiones anteriores.

Uno de los principales problemas de Android respecto a las actualizaciones es que están en manos de los operadores de telecomunicaciones, ya que son los encargados de promoverlas entre sus clientes en función del tipo de terminal que dispongan. Por este motivo hay en el mercado decenas de terminales basados en Android con versiones diferentes del sistema operativo y sin posibilidad de actualizarse a la última versión, incluso cuando se dispone de un hardware que se ha quedado obsoleto tan sólo seis meses después de salir al mercado. Si se desea realizar una actualización primero es recomendable consultar con el operador y pedirle que la gestione. Aunque en muchos casos va a ser imposible, o indiferente, llevarla a cabo, en algunos sí se puede mejorar el funcionamiento del aparato.

Blackberry

Siempre es recomendable actualizar un teléfono Blackberry, aunque se deben tener en cuenta las limitaciones de hardware

Un caso similar es el de los teléfonos Blackberry, para cuya actualización, a pesar de ser en muchas ocasiones útil, hay que acudir al operador telefónico que enviará el dispositivo al fabricante para que lo actualice. En términos generales, y cuando los aparatos no están muy obsoletos, las actualizaciones en esta gama mejoran las prestaciones, la rapidez de ejecución -aunque siempre limitada por los requisitos de hardware- y la capacidad de gestionar un número creciente de aplicaciones.

La semana pasada se anunció la versión 6 del sistema operativo de Blackberry, Blackberry 6, pensada para el nuevo modelo Blackberry Torch, que podrá actualizarse también en los anteriores modelos BlackBerry Bold 9700, BlackBerry Bold 9650 y BlackBerry Pearl 3G.