Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

¿El fin del DRM en la música?

Los recientes llamamientos de los creadores de iTunes e iPod a abandonar los sistemas anticopia ponen de manifiesto la incoherencia de los mismos desde el punto de vista mercantil

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 28 febrero de 2007
img_appledrmp

En
una carta abierta titulada ‘Pensamientos sobre música’, Steve
Jobs, cerebro de Apple, ha publicado un cuidadoso análisis
sobre el mercado de la música online, los DRM (sistemas de
protección de copia ) y su propia empresa en el que se
compromete a abandonar dichos sistemas de protección si las
grandes compañías discográficas se lo permiten.
¿Es el final del DRM?

FairPlay: ¿Apple juega sucio?

/imgs/2007/02/appledrm1.gif

Dos
acontecimientos sorprendentes han tenido lugar en Apple en las
últimas semanas. El primero es que Apple Inc. y Apple Corps.
(el sello de los Beatles) han cerrado una disputa legal de treinta
años por el derecho a utilizar una manzana mordida como logo
en el mercado de música. El segundo, que Steve Jobs ha
declarado públicamente que su sistema de protección de
copia (DRM) no funciona y que está dispuesto a eliminarlo de
su tienda de música online en cuanto las discográficas
se lo permitan.

La
primera sorpresa es más inesperada que relevante y afecta
principalmente a los fans de los Beatles. Después de un largo
litigio que comenzó en 1976, Apple podrá seguir usando
su emblemática ‘Granny Smith’ con el mordisco a la derecha y
sus usuarios podrán descargar cualquier canción de los
Beatles desde el iTunes Music Store. “Adoramos
a los Beatles”, comentó Jobs, “y
ha sido doloroso estar en malos términos con ellos por culpa
de las marcas”.

El DRM es un conjunto de tecnologías diseñado para proteger cualquier archivo digital con Copyright de ser copiado sin ‘pasar por caja’

Bien
está lo que bien acaba; probablemente lo celebren con un iPod
especial Beatles al estilo del iPod
U2
. La segunda sorpresa es mucho más importante, porque
afecta directamente al mercado de música online y a los
derechos más fundamentales del consumidor.

Aunque
se titula “Thoughts
on music
” (reflexiones sobre música), las
‘reflexiones’ de Steve Jobs no giran en torno a la música sino
a los sistemas de gestión de derechos digitales. El DRM
es un conjunto de tecnologías diseñado para proteger
canciones, películas, libros digitales y cualquier archivo
digital con Copyright de ser copiado, descargado, intercambiado o
distribuido sin ‘pasar por caja’ (es decir, sin remunerar al autor de
la obra a través de las preceptivas entidades de gestión).

Estos
sistemas de protección de copia han levantado una fuerte
controversia en los últimos años por el modo en que
limitan la privacidad y la libertad del usuario, muchas veces sin su
conocimiento, facilitando información privilegiada sobre sus
actividades u obligándole a utilizar determinado tipo de
hardware o software.


/imgs/2007/02/appledrm2.gif

FairPlay,
el DRM de Apple, es de los segundos. Explicado de manera sencilla,
todas las canciones de iTunes Music Store contienen una pista
codificada. Para reproducir una canción, el usuario necesita
una llave personalizada que se genera de manera automática en
el momento de la compra y un software específico que viene en
todos los iPod. Los problemas que plantea FairPlay son de dos tipos;
el primero, que el usuario no tiene los derechos que le corresponden
sobre el producto que ha comprado.

Todas las canciones de iTunes Music Store contienen una pista codificada, y sólo pueden ser escuchadas en aparatos marca Apple

El
segundo, que el software integrado en las canciones es un código
cerrado propiedad de Apple y no se puede descodificar en un
reproductor que no sea de la casa (es decir, un iPod). La empresa ha
recibido innumerables críticas, demandas y presiones por parte
de las asociaciones de consumidores y de varios gobiernos europeos
para que abandone el sistema o licencie su DRM a terceros, abriendo
el mercado para que otros fabricantes de reproductores pueda competir
con el iPod.

El
caso más notable ha sido el ultimátum del gobierno
noruego: Apple tiene hasta octubre de 2007 para licenciar FairPlay a
terceros o librarse del sistema por completo. Si no lo consiguen,
iTunes Music Store será ilegal en Noruega.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones