Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes

El Parlamento Europeo aprueba el nuevo acuerdo para ceder a Estados Unidos datos de los pasajeros aéreos comunitarios

Acepta las garantías de privacidad adicionales para los viajeros negociadas por la UE

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 20 abril de 2012
El Parlamento Europeo ha aprobado por amplia mayoría -409 votos a favor, 226 en contra y 33 abstenciones- el nuevo acuerdo para ceder a Estados Unidos datos de los pasajeros aéreos comunitarios que viajan a territorio estadounidense en el marco de la lucha contra el terrorismo y otros delitos graves de carácter internacional. Los ministros de Justicia e Interior darán el visto bueno formal al acuerdo el próximo 26 de abril y a partir de ese momento estará en vigor durante siete años.

Los eurodiputados aceptaron las garantías de privacidad adicionales para los viajeros negociadas por la Unión Europea (UE) y desestimaron la propuesta de la ponente, la liberal holandesa Sophie in'T Veld, que proponía vetar el acuerdo con Estados Unidos bajo el argumento de que la protección de los datos de los pasajeros prevista es insuficiente.

La comisaria de Interior, Cecilia Malmström, celebró el visto bueno del Parlamento y subrayó que el nuevo acuerdo supone una "mejora sustancial" respeto al pacto actual vigente desde 2007. "Da más protección al derecho de los ciudadanos de la UE a la privacidad y mayor seguridad jurídica para las aerolíneas. Al mismo tiempo, respeta plenamente la necesidad de seguridad de Estados Unidos y de la UE", señaló.

La información que se transferirá al Departamento de Seguridad Interior estadounidense incluye datos como el nombre, la dirección, el número de teléfono, los detalles de la tarjeta de crédito o información sobre el equipaje. También cuestiones sensibles como la elección del menú debida a motivos religiosos o cualquier petición de asistencia por cuestiones de salud.

La Eurocámara había criticado por excesivo el plazo durante el que las autoridades estadounidenses podían almacenar los datos. Según el nuevo acuerdo, las autoridades estadounidenses conservarán los datos en una base de datos activa hasta cinco años. Después de los primeros seis meses, toda la información que pueda utilizarse para identificar al pasajero será "despersonalizada", lo cual significa que se codificará. Transcurridos los primeros cinco años, los datos se instalarán en una base de datos "inactiva" hasta 10 años. Esta base de datos inactiva estará sometida a controles más exhaustivos, como la restricción de miembros del personal autorizados y la exigencia de aprobación de la jerarquía para acceder a los datos. Posteriormente, se borrará la información que sirva para identificar al pasajero. Los datos relacionados con un caso o una investigación específicos podrán conservarse hasta que se archive la investigación.

Estados Unidos utilizará los datos de los pasajeros aéreos para prevenir, detectar, investigar y enjuiciar delitos de terrorismo y otros delitos de carácter internacional castigados con al menos tres años de cárcel por la legislación estadounidense. Los datos que revelen información "sensible" del pasajero, como su origen étnico, sus creencias religiosas, su salud mental o física o su orientación sexual, se almacenarán un máximo de 30 días antes de ser borrados y podrán utilizarse solo en casos excepcionales, cuando la vida de una persona corra peligro.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones