Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

¿Qué hacer antes de cerrar tu casa e irte de vacaciones para evitar un robo?

Simular que seguimos en el interior, no divulgar que nos marchamos o pedirle a una persona de confianza que nos recoja las cartas son algunas de las recomendaciones de la Policía Nacional

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 26 junio de 2019

No importa si escogemos playa o montaña, un lugar paradisiaco o el pueblo, o si tenemos la suerte de poder combinar los dos. ¡Por fin llegan las vacaciones de verano! Y, con ellas, por unos días nuestro lugar de residencia cambia. La casa queda vacía porque nos trasladamos a hoteles, apartamentos o a nuestras segundas viviendas. No es algo que nos pille por sorpresa, sino algo que acostumbramos hacer. Y los ladrones -u okupas- lo saben. Por eso, debemos preparar nuestro hogar ante su posible visita. ¿Cómo? Te damos 13 claves para evitar robos. Y una más, por si ya se ha producido.

Imagen: rcreitmeyer

La cifra de robos en domicilios registra un aumento considerable en los meses de verano, sobre todo en agosto que, junto a marzo y enero, es el mes con más actividad para los cacos. Por supuesto, hay comunidades autónomas donde se producen más. Es el caso, por ejemplo, de Madrid. Según la patronal del seguro Unespa, durante 2018 se cometió un robo cada 26 minutos y, además, una vivienda en esta ciudad tiene un 42 % más de posibilidades de ser asaltada que en el resto de España, un dato que corroboran tanto la Policía Municipal como la Nacional.

Según fuentes policiales, el modus operandi más empleado por los ladrones para entrar en las casas continúa siendo el forzamiento de ventanas, seguido del forzamiento de puertas y el escalamiento. Los métodos son cada vez más sofisticados, pero, sin duda, la estrella es el sistema del resbalón: introducir en el marco de la puerta una lámina fina semirrígida, como una radiografía o una tarjeta de crédito, aunque esto puede evitarse cerrando todos los cerrojos con llave. A esta técnica, en los últimos años se ha incorporado el bumping, que consiste en destrozar la cerradura utilizando una llave manipulada y un objeto con el que golpearla. De ahí que desde la Jefatura de Policía recomienden con insistencia la instalación de cerraduras antibumping, una medida que podemos poner en práctica desde apenas 60 euros.

Medidas prácticas para prevenir robos

Imagen: windujedi

Al igual que esta precaución, existen otras que pueden evitar que al volver de nuestras ansiadas vacaciones tengamos que llamar al 091. Desde la Jefatura de Policía cada año recuerdan estas recomendaciones:

  • 1. Comprobar que dejamos las puertas y ventanas bien cerradas.
  • 2. No dejar objetos de valor ni dinero y, si no hay más remedio, mantenerlos en un lugar seguro. Desde la Policía recuerdan que existen entidades de crédito que se hacen cargo de estos objetos durante las vacaciones.
  • 3. Hacer una relación detallada de los objetos de valor, joyas, aparatos audiovisuales, ordenadores, etc., con sus números de serie o inscripciones, para dificultar su posterior venta y facilitar su identificación y devolución, en caso de ser recuperados.
  • 4. Instalar un reloj programable que encienda y apague la luz, la radio o la televisión, en diferentes horarios. Esto simulará que estamos en el domicilio.
  • 5. No divulgar nuestra ausencia. Solo gente de plena confianza debe saber que nos vamos de vacaciones. Las fotos que subimos a las redes sociales pueden adornar nuestro perfil, pero también desvelar a los posibles cacos que no estamos en casa.
  • 6. No dejar señales visibles de que la vivienda está desocupada. Muchas veces nos preguntamos cómo dejar las persianas... Bajarlas del todo es como decir a gritos que la vivienda está desocupada.
  • 7. En la medida de lo posible, instala una buena puerta de seguridad, un cerrojo, una mirilla de ángulo abierto y una alarma.
  • 8. Si vivimos en un sótano o en un bajo, debemos asegurar las ventanas con rejas.
  • 9. Si nuestra casa es individual, es recomendable dejar iluminados la entrada, el porche y los patios delanteros o traseros.
  • 10. Si perdemos, nos roban las llaves o nos acabamos de mudar a una casa o piso, lo primero que debemos hacer es cambiar los bombines de las puertas.
  • 11. No conviene desconectar la corriente eléctrica porque el timbre de la puerta no funcionará y puede ser otro indicativo de que la vivienda está vacía.
  • 12. Es aconsejable decir a un amigo de confianza que recoja nuestro correo del buzón y, si tenemos plantas, que pase a regarlas y dar una vuelta en nuestra ausencia. "Déjele su dirección y teléfono de contacto mientras esté fuera, y también otro juego de llaves. Esto resulta siempre más seguro que utilizar escondites improvisados", indican desde la Policía. Y, por supuesto, advierten que no se nos ocurra dejar las llaves en el buzón de la correspondencia, macetas o debajo de felpudos, ya que es el primer sitio donde miran los ladrones.
  • 13. No dejar un mensaje telefónico tipo: "Estás llamando a casa de los Pérez, estamos de vacaciones, cuando regresemos te llamamos...". Es preferible mantener el mensaje habitual o uno neutro, tipo: "En este momento no podemos contestarte; por favor, deja tu mensaje y te llamaremos...".

¿Y si han entrado en casa, qué hacer?

Si cuando volvemos de vacaciones vemos la puerta de nuestro domicilio abierta o una ventana rota, desde la Policía nos advierten que es mejor no entrar. Lo que debemos hacer es llamar de inmediato al 091 desde el teléfono móvil, desde la casa de un vecino o desde un teléfono público. Y nos recuerdan que tampoco toquemos nada del interior para evitar destruir pruebas.

Etiquetas:

robo seguridad

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto