Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Vacaciones con niños ¿gratis?

El descuento puede alcanzar el 30% del precio final si se reserva con una antelación de varios meses

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 17 junio de 2007

En los últimos años se ha producido un gran aumento de la oferta para captar un nicho del mercado turístico muy específico, el familiar. Dentro de este esfuerzo destacan las promociones hoteleras y cruceros que ofrecen la estancia e incluso la pensión completa de los niños gratis. El ahorro es considerable si se une al de venta anticipada, ya que aunque está asociado a la categoría del viaje, puede rondar el 30% del precio total. Además, la apuesta por el turismo en familia suele llevar aparejada la organización de programas de actividades pensadas en especial para los más pequeños. Con este tipo de descuentos y propuestas, los empresarios hoteleros se aseguran clientes con un índice de repetición muy alto.

"Somos una familia con dos niñas de 9 y 4 años y nos gustaría que alguien nos recomendara un viaje para hacer con ellas sin dejar la cuenta corriente "tiesa". ¿Alguien puede aconsejarnos? Gracias". "¿Podría alguien recomendarme algún hotel o apartahotel en la Manga que admita niños gratis y tenga actividades y piscinas?" Cientos de mensajes como estos pueblan foros y revistas. Pertenecen a familias que quieren pasar unos días de vacaciones con sus hijos y que tras consultar con alguna agencia de viajes o indagar en páginas de Internet, prefieren conocer la opinión de otros padres sobre algún destino vacacional en concreto.

Los establecimientos hoteleros que apuestan por el turismo familiar hacen rebajas para el tercer y cuarto adulto

Siempre que se viaja con niños no conviene improvisar, merece la pena extremar las precauciones porque hay cuestiones en las que no se puede arriesgar. Playas, parques temáticos, turismo de montaña... Cualquier alternativa puede ser válida siempre y cuando la relación calidad-precio sea razonable y el plan se presente acorde a las necesidades de los más pequeños. Con este fin se recomienda hacer las reservas tres meses antes de la fecha porque una cama o dos supletorias no caben en todas las habitaciones. El ahorro en gastos que puede suponer a una familia de cuatro miembros puede rondar el 30%. No obstante, en algunas ocasiones llega a ofrecerse a los padres la posibilidad de decidir si quieren que los niños compartan una cama supletoria.

Es usual que la promoción de "niños gratis" no excluya otros descuentos, pero puede que esté limitada para estancias de cinco noches como mínimo o que en algunas temporadas se descuente sólo el 50% del primero o segundo niño. Si a esto se añade una reserva con suficiente antelación puede sumar un 20% de descuento del importe total del viaje, o añadir noches gratis. Muchos establecimientos hoteleros que apuestan por el turismo familiar hacen una considerable rebaja para el tercer y sucesivos adultos. Es una manera de promocionar que viajen juntos los tíos o abuelos.

Conviene informarse con anterioridad sobre menús infantiles, personal médico y la presencia de monitores

Este tipo de descuento se realiza de manera habitual en hoteles a partir de tres estrellas y en destinos con una oferta hotelera amplia. Los descuentos de alojamiento son los que merecen la pena en cuanto al ahorro, ya que los descuentos en régimen alimenticio no suponen un ahorro tan importante porque los niños apenas comen. En cualquier caso, es muy importante comparar precios -con IVA- respecto a otros hoteles o paquetes turísticos similares donde sí se cobra la estancia de los niños para asegurarse de que, en efecto, el descuento es real.

Consejos

  • Es muy importante informarse con anterioridad sobre la calidad de la comida, principalmente cuando la oferta incluye menús infantiles. También hay que asegurarse de que las distancias a la playa son realmente las anunciadas y resolver otras muchas dudas, como la presencia o no de un grupo de animadores, contratación de monitores para hacer alguna excursión especialmente pensada para los más pequeños y la confirmación de que hay cuidadores para los pequeños, de manera que en un momento dado se puedan quedar en el hotel o el barco durante las salidas de los mayores.
  • Respecto a la ventaja de disfrutar de un régimen alimenticio gratuito, conviene cerciorarse bien de las condiciones e informarse en su agencia de viajes, ya que en ocasiones la gratuidad no es tal, sino que deben hacer el pago de la pensión directamente en el hotel.
  • Es importante advertir a la agencia la edad de los niños, porque no es lo mismo viajar con un bebé que un grupo de adolescentes. En el primer caso debe pedir por adelantado una cuna y confirmar si en el comedor le pueden facilitar agua caliente a diario para hacer los biberones. Además, debe asegurarse de que el complejo cuenta con personal médico sanitario las 24 horas o, en su defecto, si hay algún centro hospitalario cerca.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones