Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Ideas y consejos

Viajar en Semana Santa

El turismo de sol y playa compite con las escapadas a ciudades europeas a cuatro horas de distancia en avión

Las vacaciones de Semana Santa son aprovechadas por la mayoría de los ciudadanos para descansar, disfrutar de la familia y viajar. La mayoría opta por quedarse en España, ya sea en el pueblo familiar o en otro destino. En este segundo caso, la apuesta es casi segura año tras año: sol y playa. Las Islas Canarias y la costa mediterránea, con Andalucía a la cabeza, son los lugares preferidos para escapar. Sin embargo, cada vez más, los españoles optan por montarse en un avión y desplazarse hasta las ciudades europeas del entorno: Londres, Praga o Bruselas son algunas de las opciones. A ello contribuye la competencia entre las compañías de bajo coste y las aerolíneas tradicionales, lo que favorece el descenso de los precios de los billetes. Se calcula que esta temporada el coste de un viaje subirá entre un 2% y un 3%, con respecto a la temporada anterior. En cuanto a la preparación, es aconsejable prever cualquier posible contratiempo y desplazarse con la documentación en regla, los datos de contacto de la agencia o compañía con la que se hace la reserva y un seguro adicional al obligatorio, si se viaja a un destino donde se percibe un cierto riesgo.

Principales destinos nacionales

/imgs/2007/04/sevilla.jpg

Semana Santa es la primera parada importante del año. Pasadas las vacaciones de Navidad y cuando aún se ven lejos las de verano, este alto en el camino es aprovechado cada vez más para romper con la rutina y hacer escapadas que permitan desconectar para volver con las pilas cargadas. Los destinos nacionales más demandados no sorprenden: Islas Canarias y costa mediterránea. Una apuesta segura que confirma la buena racha, aunque moderada, del sector. El presidente de la Federación Española de Agencias de Viajes (FEAAV), Jesús Martínez Millán, reconoce que en España “las Islas Canarias son muy buscadas”, pero asegura que la costa mediterránea, “fundamentalmente Andalucía, es el destino más general de aquellos que no se van a su pueblo”. La razón está en la necesidad de asegurarse el buen tiempo para aprovechar los escasos días que se sale de casa. “La gente busca confirmar el clima, estar más libre, no depender del abrigo, ni del paraguas”, precisa el presidente de FEAAV.

En total, entre quienes viajan, Martínez Millán calcula que “más del 90% se queda en territorio español”, un buen dato para las agencias de viajes que, a su entender, va unido a un mayor nivel cultural: “El sector se encuentra en un proceso positivo de crecimiento continuo, como en otros muchos aspectos del nivel de consumo y cultura, porque viajar es una forma de cultura”.“El sector se encuentra en un proceso positivo de crecimiento continuo, como en otros muchos aspectos del nivel de consumo y cultura, porque viajar es una forma de cultura” Para esta temporada, prevé “una gran Semana Santa, con un movimiento completo en los aeropuertos, hoteles, alojamientos de turismo rural y estaciones de esquí”. “Vamos a ver cómo se llena prácticamente todo y al final se va a poner el cartel de ‘no hay billetes'”, augura. Y es que, a pesar de que algunas familias no pueden permitirse una escapada, o prefieran reservarse para el cercano puente de mayo, quien más y quien menos busca una alternativa para aprovechar los días de asueto. “En este momento, el mercado se mantiene en un crecimiento suave con respecto al anterior periodo, una curva que venimos teniendo desde hace unos años, después de los atentados del 11-S en Nueva York”, afirma orgulloso Martínez Millán.

Respecto al turismo religioso, tan asociado con esta época, indica que “registra cifras positivas porque la fe sigue siendo poderosa”, pero considera que, “quizás, alcanza a menos gente”. Las ciudades preferidas son Sevilla, Murcia o Zamora, aunque revela que en todas ellas “las procesiones se han convertido más en un fenómeno cultural que religioso” y su poder de atracción es compartido por “la belleza y la plástica de la propia ciudad”. Junto a ellas, no han perdido atractivo otras localidades como Cuenca, famosa por los desfiles en silencio, sólo roto por los clarines de las turbas; Málaga, con la procesión de la Virgen de los Dolores, que recorre las calles la madrugada de Viernes Santo con la única luz de unos cirios; y Valladolid, donde se congrega una de las exposiciones más importantes de imaginería.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Cruzar la frontera »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones