Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien > Alimentos a debate

Tipos de contenidos: Alimentación

Recetas con Thermomix para dejar la comida preparada y disfrutar el día
Λ

Las cápsulas de vinagre de manzana, a debate

El vinagre de manzana como producto adelgazante se comercializa por lo general en cápsulas, cuya publicidad queda implícita en las páginas de numerosas revistas de tirada nacional

  • Última actualización: 16 de mayo de 2006

Un nuevo producto 'milagro' destinado a la pérdida de peso está haciéndose popular en el mercado. Se conoce como vinagre de manzana y se vende con el citado fin como algo puramente natural y ajeno a contraindicaciones. Sin embargo, los expertos en nutrición aseguran que el producto, tal y como se califica, carece totalmente de fundamento y ningún estudio científico serio avala ni sus postulados, ni sus resultados.

El vinagre de manzana como tal, al margen de las connotaciones adelgazantes, es un alimento que se utiliza como aderezo en las comidas sustituyendo al vinagre de vino, para el aliño de las ensaladas, en guisos, etc. Procede de la fermentación de los azúcares del jugo de manzana, que se transforman en ácido málico (responsable de su peculiar sabor) y acético (al igual que en el vinagre tradicional, pero en menor proporción). En definitiva, es un recurso gastronómico más, con unas características organolépticas propias de olor, sabor, aroma y color.

¿Producto adelgazante?

El vinagre de manzana como producto adelgazante se comercializa por lo general en cápsulas, cuya publicidad queda implícita en las páginas de numerosas revistas de tirada nacional. A él se le atribuyen numerosas propiedades a través de distintos mensajes: "es el reductor de grasa más natural de todos los tiempos", "se pierde rápidamente grasa en barriga, cadera, nalgas y muslos", "ellas (las cápsulas) trabajan como un policía antigrasa"...
Las únicas propiedades del vinagre de manzana probadas científicamente hasta el momento son las siguientes:
- Su carácter ácido suave mejora la digestión.
- Tiene una acción ligeramente laxante y contribuye a aumentar el movimiento intestinal, lo que combate el extreñimiento.
- Aumenta la secreción de enzimas relacionadas con la digestión de las grasas mejorando la digestibilidad de las mismas (que no eliminando las grasas, tal y como aparece en la publicidad).

La realidad es otra, y bien distinta

La única forma conocida a día de hoy, de perder los depósitos de grasa en el organismo es logrando un balance negativo entre la energía ingresada a través de los alimentos y la energía consumida a lo largo del día. De esta forma, nuestro organismo deberá movilizar las reservas de grasa con el fin de aportar la energía suficiente para el desarrollo de la actividad física requerida. Son los valores bajos de glucemia en sangre (la glucosa es la "gasolina" de primera elección para el funcionamiento de los distintos órganos del cuerpo), la primera señal que lleva al organismo a utilizar los depósitos de grasa y a usarlos como fuente de energía.

Según los promotores de las cápsulas de vinagre de manzana, éstas abren por si mismas los almacenes de grasa y además, lo hacen de forma selectiva; en el vientre, en las caderas, en las piernas o en las nalgas. Envían la grasa a los músculos para que se queme, y así desaparecen los almacenes de grasa. Demasiado sencillo. La realidad es otra bien distinta: La grasa movilizada para la producción de energía se obtiene con independencia del grupo muscular utilizado, es decir, el cuerpo no puede seleccionar voluntariamente consumir grasa de uno u otro lugar.
Por otro lado, hay que tener en cuenta algunas de las contradicciones en las que incurre su publicidad, que en un momento del artículo dice: "¡cápsulas de vinagre de sabor natural!", y a lo largo del mismo se puede leer: "Las cápsulas carecen de sabor y no perjudican al estómago". Y merece la pena comentar el precio de este producto, y lo dicen los propios promotores "no son del todo baratas, pero son muy muy eficaces", así como las posibilidades de compra que ofrecen al usuario; un envase normal y otro intensivo. La elección de uno u otro formato depende del peso que quiera perder el comprador (de 4 a 8 Kg ó de 9 a 15 Kg), es decir, en ningún momento es un especialista en nutrición el que aconseja sobre el peso a perder, si fuera el caso.

Además, para hacerse la idea, poco sensata, que implica el consumo de este producto, la publicidad habla de testimonios supuestamente reales que han conseguido pérdidas con el producto de: "8 Kilos sin cambiar mis hábitos de alimentación", "Perdí en poco tiempo 13 Kilos", "Peso 79 Kg y después de dos semanas 63 Kg". Cualquier profesional de la nutrición asegura con rotundidad que estos ritmos de pérdida de peso, además de ser muy difíciles de lograr (por no decir imposible), suponen un grave riesgo para la salud de la persona que lo practica.

El éxito de estos productos radica en la ingenuidad de las personas afectadas por un problema real o sentido de sobrepeso. Estas personas, es de suponer que junto con este "remedio" emplean diversas estrategias para perder peso como la reducción de la ingesta espontánea de alimentos, el incremento de su actividad física y la restricción de los alimentos más energéticos (dulces, refrescos azucarados, embutidos, snacks, etc.). De esta manera, es más que probable que en un plazo de tiempo dado, el usuario consigan ciertos objetivos y que parte del éxito lo atribuyan, de manera equivocada, a las cápsulas de vinagre de manzana.

En definitiva, las cápsulas de vinagre de manzana como producto adelgazante o "quema grasa", tal y como las califican, carecen totalmente de fundamento y ningún estudio científico serio avala ni sus postulados, ni sus resultados.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto