Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Bebé

Secciones dentro de este canal: Bebé


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé > Embarazo

Tipos de contenidos: Bebé

Escuela de alimentación
^

¿En qué etapa te encuentras?

Embarazo: Síntomas

¿De qué color tendrá los ojos?: descúbrelo en la Red

Internet ofrece distintas herramientas que permiten estimar las probabilidades que tiene el bebé de nacer con un color de ojos determinado

Imagen: AdamSelwood

Azules, verdes, castaños, grises, ámbar... ¿Es posible adivinar el color de ojos que tendrá el futuro bebé? Los modelos basados en la historia genética que transmiten los padres al niño son un método fiable para conocer las probabilidades de que el niño nazca con un determinado color de ojos, como bien se explica en este artículo en el que, además, se señalan algunas herramientas de Internet que permiten predecir el color de ojos. También se argumenta por qué a los bebés les cambia el color de ojos.

El color de los ojos del bebé está en su historia genética

¿De qué color tendrá los ojos el bebé? Desde el momento en que una pareja descubre que espera un hijo, comienza a imaginarse cómo será. Las especulaciones giran en torno a los rasgos paternos o maternos que el niño puede heredar, sobre todo, en lo que se refiere a su color de ojos.

El color de ojos de los padres no es lo único que determinará el tono de los del bebé

Sin embargo, para adivinar, o al menos conocer, las probabilidades de que el pequeño nazca con un determinado color de ojos no basta con conocer cómo los tienen sus padres. Es necesario remontarse a la carga genética que le ha sido transmitida también por sus abuelos e, incluso, por sus bisabuelos.

Y es que el color de ojos que tengan los padres no es lo único que define el color de los del bebé. En este sorteo genético también participan los genes de los padres de los progenitores. Por ello, si un padre tiene los ojos azules, pero sus progenitores los tenían uno marrones y otro azules, será portador del gen del color castaño y, por lo tanto, puede cederlo a sus hijos.

Cada progenitor transmite a su hijo una pareja de genes para el color de ojos. Estos pueden ser oscuros, que son dominantes (prevalecen sobre los demás), o claros, que son recesivos y, por tanto, necesitan repetirse para poder transferirse.

Predecir el color de ojos del bebé con herramientas de Internet

Si se desean conocer las probabilidades de que un hijo tenga los ojos de un color concreto, ahora es posible acceder a esta información con un solo clic. En la Red se pueden encontrar distintas herramientas para adivinar el posible color de ojos de los bebés.

Una de las más destacadas es la desarrollada por el Departamento de Genética de la Escuela de Medicina de la Universidad de Standford para el Tech Museum. Esta calculadora de color es fácil de utilizar. Tan solo requiere rellenar los campos con el color de ojos (verde, azul o marrón) de los padres y de los cuatro abuelos, y señalar si algún hermano o hermana de los progenitores tiene un determinado color de ojos. Con estos datos, la herramienta estima las diferentes probabilidades de color de ojos que pueden tener los bebés de la pareja.

Por otra parte, el portal Parents incorpora un breve cuestionario de cinco preguntas que da a los padres pistas sobre cómo podrá ser el color de pelo y de ojos de su hijo.

El predictor del color de ojos del portal Baby med es algo más sencillo: solo hay que introducir el color de los progenitores, y la calculadora ofrece una extensa respuesta gráfica con las probabilidades.

Padres con ojos azules o marrones

Dos padres con ojos azules es casi imposible que tengan un bebé con ojos marrones

¿Es posible que dos progenitores con ojos azules tengan un bebé con ojos marrones? El doctor Barry Starr, coordinador del proyecto "The Tech, entendiendo la genética", del Departamento de Genética de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, explica que es casi imposible que dos padres con ojos azules tengan un niño con ojos castaños.

Pero Starr matiza que en genética siempre hay excepciones y esta es una de ellas. Para argumentar esta y otras preguntas frecuentes de los padres sobre la cuestión, aporta una sencilla tabla de probabilidades basada en los genes que se trasmite al bebé, en el caso de que sea B el color marrón y b el color azul.

  • Genes BB: 85% de ojos marrones, 14% de ojos verdes y 1% de ojos azules.

  • Genes Bb: 56% de ojos marrones, 37% de ojos verdes y 7% de ojos azules.

  • Genes bb: 72% de ojos azules, 27% de ojos verdes y 1% de ojos marrones.

¿Por qué cambia el color de ojos del bebé?

Es normal que el recién nacido tenga los ojos de tono azulado, porque aún no produce melanina

Numerosos recién nacidos llegan al mundo con los ojos de color azul y, de forma inesperada, este color se difumina a lo largo de los meses siguientes para derivar en otro tono diferente cuando cumple su primer año. Este cambio, sin embargo, no es nada extraño, sino más bien normal.

La razón es que cuando nacen, muchos bebés no han desarrollado aún del todo las células que producen la melanina, que es la sustancia que proporciona el color al iris. Poco a poco, a medida que crece y el ojo se expone más al sol, el niño desarrolla esta sustancia y fija su color definitivo. Cuanta más cantidad de melanina se deposite en el iris, más oscuro será el tono.

De forma errónea, muchas personas consideran que este proceso está provocado por que el pequeño se alimenta con leche materna.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en