Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Tipos de contenidos: Bricolaje

Haces compras por la Red?
Λ

Uniones en tuberías de polietileno reticulado

Hay que emplear accesorios metálicos o de plástico, que sean compatibles con el tubo

Imagen: Stephen Stacey

Las tuberías de polietileno reticulado (PER) se emplean cada vez más en las redes de distribución de agua como alternativa a los tubos de cobre. Son flexibles y ligeras, por lo que se manipulan con mayor facilidad. Estas propiedades convierten al polietileno reticulado en un material apropiado para reemplazar las tuberías antiguas mediante uniones adaptadas.

Características del PER

El polietileno reticulado es un material derivado del polietileno. Las tuberías elaboradas con él se utilizan para alimentar las instalaciones sanitarias en los sistemas hidrocableados. Se identifican de forma fácil ya que son opacas, de color rojo si transportan agua caliente y azul, si es fría.

En general, las aplicaciones de los tubos de PER son las mismas que las del cobre recocido. Sin embargo, las primeras se manipulan con mayor facilidad puesto que son más flexibles y resisten mejor las altas temperaturas y la presión. Son tuberías recomendables para trabajos de renovación. No obstante, siempre que sea posible, los tubos de polietileno reticulado deben quedar ocultos, ya que son sensibles a los rayos ultravioletas y a largo plazo llegan a deteriorarse.

Es una tubería recomendable para trabajos de renovación

Estos tubos se encuentran disponibles en forma de corona con funda y es posible empotrarlos en una losa de hormigón o en una pared. Se comercializan en tres diámetros:

  • 10x12 mm, destinados a fregaderos, lavabos e inodoros.

  • 13x16 mm, para bañeras y duchas.

  • 16x20 mm, que se emplean en los circuitos de suministro.

Uniones

Para acoplar las tuberías de PER a las cañerías y griferías se deben realizar uniones especiales. Por su naturaleza manejable, los tubos se cortan sin dificultad con la ayuda de un cúter o con unos alicates específicos para este material. Sin embargo, para asegurar el buen acabado del trabajo es aconsejable emplear uniones, ya sean metálicas o de plástico, compatibles con la tubería.

Primero se coloca el anillo de ajuste en la tubería y, a continuación, con unos alicates se vacía el extremo del tubo. Después se coloca la unión y se accionan las tenazas hasta que el anillo llegue al extremo del accesorio colocado.

Identificación de las tuberías

Además de un color diferente (rojo o azul) en función de la temperatura del agua, en cada metro de tubo se destacan una serie de datos que ayudan a la identificación de las tuberías de PER. Como mínimo, deben informar de los siguientes aspectos:

  • Distintivo de norma: la UNE-EN ISO 15875 regula los sistemas de canalización en materiales plásticos.

  • Nombre del fabricante o de la marca comercial.

  • Diámetro exterior nominal y espesor de la pared nominal.

  • Dimensión del tubo.

  • Material: polietileno reticulado (PER).

  • Aplicación combinada con la presión de diseño.

  • Información del fabricante: lote y año producción.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto