Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

^

Depósitos estructurados

No son depósitos tradicionales que ofrecen un interés fijo sin más. Por lo general, su rendimiento depende de la Bolsa, lo que puede hacer que en ocasiones la rentabilidad sea cero

Imagen: T. Al Nakib

Con la subida de los tipos de interés, son muchas las entidades financieras que están incrementando su oferta de depósitos a plazo fijo. Por lo general, las nuevas promociones llaman la atención por su alta rentabilidad, que puede alcanzar hasta el 12% TAE en periodos cortos de tiempo, como uno o tres meses. No obstante, al margen de la oferta de este tipo de depósitos tradicionales, que remuneran el ahorro mantenido durante un plazo de tiempo concreto sin más secretos, están proliferando las promociones de otro tipo de depósitos algo más complicados para el ahorrador particular: los depósitos estructurados. Estos productos pueden ofrecer una rentabilidad fija durante un corto periodo de tiempo. Pero, además, obligan a contratarse durante mucho más plazo, en el que la rentabilidad dependerá de lo que haga la Bolsa o determinados fondos de inversión. Por lo tanto, es importante no dejarse llevar por el reclamo de la rentabilidad fija, conocer las demás condiciones y saber cómo funcionan en realidad estos productos para ver qué se puede esperar de ellos.

La inversión se divide en dos partes

Los depósitos estructurados son un producto financiero que comercializan bancos y cajas de ahorros y que divide la inversión del ahorrador en dos partes. El primer segmento de la inversión suele ser un depósito a plazo fijo, normalmente de pocos meses, que se remunera a un tipo de interés fijo elevado, bastante llamativo (puede alcanzar hasta el 12% a tres meses, como es el caso del Depósito Doble Crecimiento que acaba de presentar Banco Popular). La segunda parte de la inversión suele ser un producto de larga duración y cuya rentabilidad suele fluctuar, ya que depende de la evolución de acciones concretas, de un índice bursátil, de fondos de inversión, etc. Ambos tramos de inversión están vinculados entre sí: es decir, las entidades ofrecen el producto combinado de forma conjunta. No permiten contratar la primera parte sin la segunda o al contrario. En ocasiones, también es posible encontrar depósitos de este tipo sin el segmento de la rentabilidad fija y que, por tanto, ofrecerán ganancias sólo si la Bolsa o una determinada acción sube.

Para que los depósitos estructurados ofrezcan rentabilidades interesantes, el mercado de valores debe subir en el periodo de vida del depósito

El segmento fijo del depósito no presenta ningún problema de comprensión, ya que funciona como un depósito tradicional: la entidad capta ahorro y lo remunera a un tipo de interés pactado de antemano. Por ejemplo, un depósito de 6.000 euros que remunera el ahorro al 10% TAE a un mes, está ofreciendo 50 euros mensuales (600 euros a un año).

En cualquier caso, la parte más importante que conviene conocer de los denominados depósitos estructurados es la que está vinculada a la evolución de uno o varios índices bursátiles o de una o varias acciones. Por lo general, para que los depósitos estructurados ofrezcan rentabilidades interesantes, el mercado de valores debe subir en el periodo de vida del depósito, que vendrá especificado en el contrato. Lo habitual es que los depósitos estructurados presenten plazos superiores a un año. Para calcular la rentabilidad final, el inversor deberá estar atento a lo que ocurra en Bolsa en ese periodo.

Oferta muy abundante

En la actualidad son muchas las entidades que comercializan productos de este tipo, sobre todo entre la banca 'on-line'. Openbank, filial de Santander, cuenta con el Super 8, un depósito estructurado que ofrece una rentabilidad del 8% TAE durante tres meses y una rentabilidad adicional durante, al menos, seis meses, que dependerá de la evolución de unos determinados fondos de inversión seleccionados por la entidad.

Banco Popular acaba de poner en marcha una agresiva campaña de comunicación para promocionar su Depósito Doble Crecimiento. Este producto ofrece una rentabilidad fija del 12% TAE durante tres meses. Durante el resto del periodo, 18 meses, la rentabilidad dependerá de lo que haga el índice español Ibex-35. Si en todos esos meses, el índice sube más de un 1,25%, el inversor ganará un 22,5% de interés acumulado. Si el índice baja en todos los meses, el inversor no recibirá rentabilidad por este segmento de la inversión.

La Caixa, por su parte, comercializa el Depósito 10 Ibex-Euro Stoxx. Estos productos ofrecen un 10% TAE durante el primer mes. Durante el resto del periodo, 15 meses ofrecerán una rentabilidad igual a la subida que experimente el índice con mejor comportamiento entre el Ibex-35 o el Euro Stoxx-50. BBK también dispone de un depósito similar, denominado Depósito Garantizado Index. Bankinter dispone del Depósito Garantizado Banca, cuya rentabilidad está referenciada a lo que haga la acción de Santander...

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto