Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Tipos de contenidos: Economía

Feliz Navidad - Consumer 2018
^

Utilizar cheques

El cada vez menor uso de los cheques tiene explicación: las comisiones que cobran bancos y cajas al recibirlos, y la sensación de inseguridad que genera su uso

Medio de pago vigente

Imagen: Arjun Kartha

A pesar de que muchos lo crean así, los cheques no han pasado a mejor vida, y conocer cómo operar con ellos puede ser útil para evitar fraudes, agilizar el trámite y pagar lo menos posible en caso de emplearlos.

El cheque es un documento por el cual una persona (la que lo emite, "el librador") ordena a su banco ("el librado") que pague una determinada suma a otra persona o empresa ("el beneficiario"). Para hacer uso de este medio de pago sólo hay que cerciorarse de que en el contrato de la cuenta abierta a nuestro nombre figure expresamente este derecho, lo que ocurre en la mayoría de las cuentas corrientes pero no en las cuentas de ahorro. La entidad bancaria imprimirá y entregará el talonario de cheques, en algunos casos con un coste por chequeras adicionales, aunque no es muy frecuente.

Los cheques han mermado su presencia en el mercado de pagos en alrededor del 15% en los últimos tres años, principalmente por las comisiones que exigen los bancos a la hora de cobrarlos y por causas relacionadas con la seguridad.

Operar con cheques

Para operar con cheques de manera segura y ágil, es necesario tener en cuenta algunos factores. En el caso de recibir un cheque, hay que saber que:

  • Será preciso identificarse mediante NIF en caso de importes superiores a 3.005,06.

  • Los cheques ingresados en una cuenta bancaria, con independencia de su modalidad, deben abonarse a los dos días hábiles desde su ingreso. Esto, en la práctica, representa tres días hábiles, ya que es habitual que su importe quede retenido hasta las cinco de la tarde del segundo día hábil.

  • Si se desea cobrar en efectivo, no existen comisiones si se presenta en el mismo banco en que posee la cuenta el librador.

  • Lo mismo sucede si se solicita el abono en una cuenta propia de la entidad que debe pagarlo.

  • Si la cuenta donde se solicita que sea depositado es de una entidad distinta, se cobrará comisión. Por eso si se posee mas de una cuenta, puede ser útil comparar las comisiones que cobra cada una antes de cobrar, sobre todo si el importe del cheque es elevado.

  • Para el abono en cuenta la entidad debe emitir un justificante donde figure, como mínimo, el número de cheque, el importe y la entidad librada (la que debe pagar el cheque).

  • Los cheques al portador son aquellos en los que no figura el nombre del beneficiario y puede cobrarlos quien los tenga en su poder.

  • Los cheques nominativos, en los que figura el nombre del beneficiario, pueden incluir la cláusula "a la orden", que permite su endoso o traspaso a otra persona, o "no a la orden", que impide su transmisión a un tercero.

  • Los "cheques cruzados" son los que presentan dos barras en la parte anterior e implican que solo pueden ser cobrados a través de determinada entidad bancaria, para que ésta a su vez lo cobre en la entidad librada.

  • Los cheques con la expresión "abonar en cuenta" no se podrán cobrar en efectivo, sino que necesariamente se deberán depositar en una cuenta bancaria.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Pagar por cobrar »

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en