Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Tipos de contenidos: Economía

Navidad 2014
Λ

Medidas de seguridad en balcones y terrazas

Tomar precauciones con los menores es imprescindible para que no se caigan desde el balcón ni se hieran con los barrotes

  • Autor: Por CARMINA DE LA ASUNCIÓN
  • Fecha de publicación: 6 de septiembre de 2007
Imagen: Peter Lindberg

Terrazas, balcones, áticos y azoteas son lugares muy utilizados en verano, sobre todo en las grandes urbes, pues amplían y 'estiran' la vivienda al convertirse en auténticos balones de oxígeno para el ciudadano. Para disfrutar de estos lugares con plenitud es fundamental atender una serie de recomendaciones, especialmente si en el hogar hay niños.

Es imprescindible mantener los balcones y las terrazas de una vivienda en buen estado, incluso en la estación fría, y no convertirlos en una especie de trastero, donde se va acumulando multitud de aparatos y enseres que ensucian, empolvan y 'afean' un área de la que se puede disfrutar más de seis meses al año en zonas de clima suave.

Si en el hogar viven niños es fundamental atender una serie de recomendaciones, cuyo descuido puede propiciar graves situaciones de riesgo para los mismos. Según un informe de la Unión Europea, la mayoría de las lesiones y muertes de menores de cuatro años corresponden a accidentes en el hogar; las caídas de balcones y terrazas son una de las principales causas, junto con las quemaduras, las intoxicaciones, la asfixia y el ahogamiento.

En primer lugar, conviene revisar a conciencia el estado de todas y cada una de las partes de la terraza o el balcón. Los barrotes oxidados, las paredes con desconchones y humedades, los suelos con irregularidades, las barandillas sueltas y los puntos de luz en mal estado pueden ocasionar desde leves heridas o rasguños innecesarios a graves accidentes. Todas estas cuestiones deberían resolverse de inmediato para evitar riesgos posteriores.

Los niños menores de diez años no deben permanecer sin vigilancia en esta zona de la casa

Es muy importante también asegurar los accesos a estos lugares de la casa, instalando sistemas de bloqueo en ventanas y puertas que impidan su apertura a los niños. A continuación se exponen una serie de recomendaciones específicas para los más pequeños, consejos que valen poco si el adulto no respeta la regla principal: los niños menores de diez años no deben permanecer sin vigilancia en esta zona de la casa, aunque se haya inspeccionado al milímetro y todo se encuentre "aparentemente" en buen estado:

  • Los barrotes de puertas, ventanas y balcones deben estar bastante próximos entre sí para evitar que los niños introduzcan el cuerpo entre ellos. La distancia de separación de los mismos no puede superar los 12 cm.
  • Las barandillas de los balcones deben tener una altura mínima de seguridad, que habitualmente se apunta en las Normas de Habitabilidad y Diseño de las comunidades autónomas. Las Normas Tecnológicas de la Edificación (NTE) establecen que la altura de las barandillas no podrá ser menor a 100 cm para alturas de caída inferiores a 25 m, y no podrá ser menor a 110 cm para alturas de caída superiores. Las barandillas no deben incorporan elementos de vidrio o cristal.
  • Evitar la proximidad a la barandilla de objetos a los que puedan subirse los niños, como mesas, banquetes, jardineras, maceteros y otros elementos decorativos.
  • Mosquiteros y mallas de protección no evitan posibles caídas de los más pequeños.
  • Conviene que los suelos estén despejados y sin losetas mal ajustadas. No deben utilizarse ceras o productos resbaladizos en su limpieza.
  • Ojo con las plantas y sustratos. Si el niño es muy pequeño puede llevarse a la boca la tierra de las macetas. Además en la zona verde es posible que se instalen avispas y otros insectos que pueden dañar al menor. El adulto deberá limitar el acercamiento del pequeño a la zona ajardinada.
  • Los tiestos y las jardineras nunca deben colocarse de forma que puedan caer sobre el niño. Será mejor ponerlas sobre el suelo que sobre mesas o mobiliario auxiliar. Esta recomendación rige también con todos los objetos y elementos decorativos: lámparas, centros de mesa, ceniceros, vajilla...
  • Si la terraza es grande, será conveniente destinar un área a zona infantil. Cuanto más delimitada esté la misma, mejor aprenderán los niños que ése es un espacio en el que se encuentran protegidos de riesgos innecesarios.
  • Hay que tener mucha precaución al instalar piscinas, ya que en ocasiones se colocan modelos con capacidades de litros que no soportan la infraestructura de la terraza o azotea. Antes de poner una piscina de este tipo, es recomendable consultar con un arquitecto, pues en principio puede no causar ningún tipo de problema, pero pasado un tiempo puede terminar cediendo la terraza. Hace unas semanas se dio este suceso en un inmueble barcelonés donde estaba instalada una piscina (entre 2.000 y 3.000 litros de capacidad) en una terraza situada al mismo nivel de la planta de la vivienda. Murió una niña de seis años y otros tres menores resultaron heridos leves al ceder la terraza.



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto