Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Economía


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Trabajo

Tipos de contenidos: Economía

^

El voluntariado como trampolín laboral

Ser voluntario en una ONG, además de la satisfacción personal y de ayuda a los demás, facilita encontrar un empleo

Imagen: ajps

El voluntariado supone, entre otras cosas, una oportunidad para acceder a un puesto de trabajo. Es una opción para jóvenes sin experiencia, parados o personas que quieran regresar al mercado laboral después de un periodo de inactividad. En países como Estados Unidos o Francia, se estima que alrededor del 20% de los voluntarios son parados. Aunque en España todavía es un fenómeno minoritario, cada vez son más las personas que se plantean el voluntariado en una ONG como un medio para adquirir experiencia y mejorar el currículum vitae. Colaborar en una institución no gubernamental, en su mayoría sin remuneración o con sueldos más bajos que en una empresa, es beneficioso tanto para el voluntario como para la organización.

Ventajas de ser voluntario en una ONG

Las personas que son o han sido voluntarias en una Organización No Gubernamental destacan la gran satisfacción que sienten cuando realizan esta tarea. Para desarrollarla, se necesita empatía, esfuerzo y sacrificio, pero merece la pena porque, al comprobar los resultados, reciben una gran recompensa desde el punto de vista emocional. Además, ejercer como voluntario implica una serie de ventajas de carácter laboral:

  • Primer contacto con el mundo del trabajo. Para muchos jóvenes que no han sabido enfocar su futuro profesional o están recién licenciados y no han tenido ocasión de trabajar, es una buena ocasión para acceder al mundo laboral y adquirir una experiencia que les será muy útil. Colaborar durante seis meses con una ONG es tiempo suficiente para destacarlo en el currículo.
  • Oportunidad de adquirir una formación técnica. Pueden empezar a familiarizarse con las exigencias del mundo laboral porque tienen la posibilidad de desempeñar su labor con programas informáticos, en el caso de tareas administrativas, o recursos asistenciales, cuando apoyan a grupos desfavorecidos.
  • Mantenerse activo. Es una opción para quienes no son tan jóvenes, se han quedado en el paro o llevan un largo periodo sin trabajar por diferentes motivos. Supone una ocasión para mantenerse en activo, conservar la dinámica de trabajo y potenciar las relaciones sociales inherentes a cualquier profesión.
  • Posibilidad de encontrar un trabajo con más facilidad. El hecho de haber colaborado con una ONG permite a los voluntarios adquirir una experiencia laboral interesante, gracias a la profesionalización del sector. Greenpeace, Save the Children, Intermón Oxfam o WWF, entre otras, actúan en decenas de países y requieren de forma habitual, además de profesionales en plantilla, voluntarios en tareas especializadas.
  • Permite convertirse en cooperante. Aunque los voluntarios realizan el mayor número de tareas, la profesionalización de las organizaciones favorece que cada vez más actividades estén remuneradas. Es una oportunidad laboral en ascenso. Algunas personas que empezaron como voluntarios, son hoy ejecutivos y responsables de las entidades. La mayoría de los voluntarios recibe formación específica antes de comenzar su colaboración con la ONG, pero además, quienes desean mantener el contacto, se especializan en un ámbito concreto. Esta experiencia resulta útil para trabajar más adelante en agencias de cooperación españolas, internacionales o en fundaciones, si bien a menudo se exigen otros requisitos como el dominio de idiomas (inglés y francés, en especial). En cuanto al sueldo, los cooperantes firman un contrato y cobran salarios similares a los de la empresa pública.

Por qué interesan a las empresas

Las personas que durante algún tiempo han trabajado o colaborado en una organización no gubernamental desarrollan una serie de cualidades que son muy valoradas por las empresas. Las ONG se convierten en un trampolín que facilita el acceso al mercado laboral a trabajadores con sentido de la solidaridad. Éste es un requisito muy apreciado por los responsables del departamento de Recursos Humanos al seleccionar empleados que vayan a trabajar en equipo. La razón estriba en que son personas que participan de manera muy activa en los proyectos comunes y se entregan a su actividad. El sacrificio y el esfuerzo es una de sus principales virtudes.

Los voluntarios desarrollan cualidades muy valoradas por las empresas cuyo personal tenga que trabajar en equipo

La mayoría de los trabajos valoran la habilidad para comprender a otras personas en función de su situación, ya sean compañeros de trabajo, clientes o proveedores. A esta habilidad se denomina empatía, una cualidad vinculada a quienes han colaborado con una ONG. Es fundamental para generar un buen clima laboral y evitar los conflictos en el trabajo. Además, los cooperantes y voluntarios destacan por su capacidad de comunicación.

Adaptarse a las circunstancias personales

El personal que colabora con una ONG destaca por su alta motivación. La ilusión es la principal razón por la que prestan un servicio de calidad, sin reclamar a cambio un salario. Sin embargo, las ONG deben atender las circunstancias personales de los voluntarios: búsqueda de nuevos retos profesionales o conciliación con la vida familiar.

Un informe realizado por la Federación Catalana de ONG en 2006, con datos de 48 organizaciones de Cataluña, desvelaba que las entidades reproducen la discriminación y precariedad laboral que sufren las mujeres en la estructura social y económica. Destacaba cómo las figuras de poder, también en las ONG, están representadas por los hombres a pesar de que el 62% de los trabajadores del sector son mujeres.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto