Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Alimentación

Tipos de contenidos: Mascotas

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^
Tu canal de Mascotas

¿Cómo lograr que mi gato beba más agua?

Los felinos no siempre beben todo el agua que necesitan, por lo que hay que fomentar su consumo con líquido fresco, recipientes que no dejen residuos y hasta con fuentes

Imagen: CelloPics

Muchos gatos no beben la cantidad de agua que necesitan. Los piensos secos para felinos, además, tampoco ayudan al animal a ingerir el líquido que precisa para mantenerse sano, no enfermar y protegerse del calor. Pero, ¿cómo conseguir que el gato beba más agua? Seis trucos pueden ayudan a lograrlo: ofrecerle agua fresca, tener recipientes de cristal o acero inoxidable (que no dejan residuos en el líquido), repartir bebedores por la casa, elegir cuencos grandes y aprovechar la fascinación de los felinos por el agua corriente con ¡fuentes automáticas para gatos!

¿Cómo conseguir que un gato beba más agua?

Una buena parte de los gatos no beben suficiente agua. "Los felinos tienden a beber menos agua de la que necesitan", advierte la veterinaria Patricia González.

En la naturaleza, los gatos cazan animales para sobrevivir. Estas presas contienen una gran cantidad de agua, además de proteínas, grasas y otros ingredientes que los felinos precisan en su alimentación.

Es recomendable elegir bebederos de cristal o de acero inoxidable para gatos, porque este tipo de materiales no deja residuos en el agua y, por tanto, no aporta sabor

Los gatos domésticos, por el contrario, se alimentan con pienso o alimentos secos, cuya elaboración -cuando es de buena calidad- contempla las necesidades nutricionales felinas. Sin embargo, el pienso solo contiene entre un 6% y un 10% de humedad, una cantidad de agua muy inferior de la que un gato saludable necesita.

Por eso, la dieta del felino sano y feliz debe incorporar tanto pienso como latas de comida húmeda (una o dos a la semana). Pero, además, advierten los expertos, es importante animar al gato de beber agua fresca con frecuencia. ¿Cómo conseguirlo?

1. Conseguir que un gato beba más agua: fresca, sobre todo en verano

El agua limpia y fresca resulta más atractiva para el felino y, en consecuencia, le animará a beber. Esta máxima es muy importante, sobre todo, en verano, ya que los gatos también sufren peligrosos golpes de calor cuando suben las temperaturas.

El recipiente del agua debe rellenarse unas dos veces al día (consejo fundamental durante la época estival). El líquido puede haberse conservado en el frigorífico y ofrecérse al felino mezclado con agua a temperatura ambiente. Unos cubitos de hielo también contribuyen a mantener el líquido fresco y apetecible para nuestros peludos amigos.

2. Lograr que el gato beba más agua: cuidado con el recipiente

El recipiente donde servimos el agua a los gatos es muy importante para conseguir que beban con gusto. Los bebederos de cristal o de acero inoxidable suelen ser más recomendables. ¿El motivo? Este tipo de materiales no deja residuos en el agua y, por tanto, no aporta sabor. Los cuencos de plásticos pueden dar sabor al agua, sobre todo cuando no son de buena calidad, y los felinos pueden ser muy quisquillosos con los sabores.

Y, ¿qué hacer si se quiere convertir aún más atractiva el agua del gato? Filtrarla. Este proceso simple eliminará residuos del líquido y, en consecuencia, sus sabores.

3. ¿Cómo conseguir que el gato beba más agua? Mucha, mucha, mucha

Los felinos disfrutan del agua abundante, les gusta que el líquido rebose de los recipientes. Un consejo que es habitual que funcione es ofrecerles recipientes para el agua de gran tamaño. Para ello, se pueden utilizar los cuencos de agua para perros (suelen tener mayores dimensiones) y acordarse de llenarlos con agua fresca y cambiarla al menos una vez al día.

4. Gatos: ¡beber agua es un juego estimulante!

Imagen: Jason Ralston

El entorno del gato debe ser estimulante. Esta máxima es aún más importante cuando los felinos domésticos no tienen acceso a terrazas (cerradas y seguras para ellos) o zonas de jardín protegidas.

Una clave para mejorar el ambiente del gato es colocar distintos cuencos de agua repartidos por la casa, pero "los cuencos de agua y comida del felino deben estar siempre alejados del arenero", explica la Sociedad Internacional de Medicina Felina.

¿Otro consejo más? "Los gatos suelen preferir tener su zona de comida separada del cuenco del agua", añade la veterinaria Patricia González.

5. ¿Cómo hacer que el gato beba agua? Fuentes automáticas

Aunque muchos felinos temen los baños, esto no impide su fascinación por las fuentes y los grifos de agua corriente, por lo que los expertos recomiendan utilizar este entusiasmo para lograr que los peludos compañeros beban el agua que precisan para estar sanos.

Las fuentes automáticas de agua para gatos (las hay desde unos 20 euros, pero también mucho más caras) son una gran ayuda para animarles a ingerir más líquido. "Un consejo es encender la fuente solo a ratos: de este modo lograremos captar la atención de los curiosos felinos, y animarles a beber", aconseja Valentín Rodríguez, responsable de un negocio de artículos para gatos en Madrid.

¿Qué hace usted para animar a su felino a beber más agua? Puede compartirlo en la sección de comentarios. ¡Gracias!

¿Cuánta agua bebe el gato?

Los veterinarios recomiendan vigilar el agua que consume el gato. Lo normal es que los felinos beban entre 50 y 100 mililitros de agua al día (por cada kilo de peso). Esto implica que un gato sano precise orinar entre dos y tres veces al día. Por ello, es importante revisar su arenero durante su limpieza, y comprobar que el felino elimina lo que necesita. Una arena conglomerante (que hace bola) ayudará en esta tarea.

Las variaciones significativas en el consumo de agua de un gato (tanto incremento como un descenso brusco) pueden ser señales de alarma. Algunas de las enfermedades que pueden estar detrás de este cambio en la ingesta de agua es la diabetes, la cistitis e, incluso, las infecciones de parásitos internos. Por ello, cualquier modificación repentina en la cantidad de agua que bebe un felino implica una visita al veterinario.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto