Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Convivencia y psicología > Convivencia

Tipos de contenidos: Mascotas

Navidad 2014
Λ
Tu canal de Mascotas

Seis camas para perros hechas en casa, y gratis

El lugar de descanso del can puede fabricarse con prendas y muebles viejos, con resultados muy originales

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Fecha de publicación: 12 de abril de 2013
Imagen: Uriah Welcome

El perro necesita una cama confortable. Aunque, para conseguirla, no es necesario gastar dinero. ¿Por qué no utilizar camisetas viejas, sudaderas y jerséis en desuso? La cama del perro también puede fabricarse con muebles antiguos, como cajones o cómodas, que resultan originales lugares de descanso para el inquilino más peludo del hogar. Este artículo ofrece seis ideas geniales para fabricar la cama del perro en casa. Y sin que se resienta el monedero.

1. Una cama para perros, sin coger una sola aguja

¿Crear una cama para el perro en casa sin necesidad de coger una sola aguja? La propuesta puede sonar inverosímil. Sin embargo, unos retales de tela (puede ser de prendas viejas) utilizados del modo adecuado ayudan a conseguirlo.

La idea de esta cama para perros casera tan original como barata es de Curbly. Hacen falta dos trozos de tela cuadrada, del mismo grosor. Los retales pueden obtenerse de unas camisetas de talla XXL, jerséis o un forro polar de gran tamaño. Y algunas prendas viejas más para rellenar este colchón casero.

La cama del perro puede fabricarse en casa, y sin usar una sola aguja de coser

¿El secreto de esta cama para el perro? El truco consiste en recortar unos flecos -de unos cinco centímetros de ancho- en los bordes del material que se va a utilizar para fabricar la cama. Este flequillo de tela podrá anudarse entre sí, una vez esté relleno el colcón.

La cama se puede completar con divertidos motivos. ¡Lista! Y sin necesidad de aguja.

2. Cama para el perro con camisetas viejas, muy barata

¿Por qué no recurrir a camisetas, sudaderas en desuso y otras prendas viejas que haya por casa? La cama casera más sencilla -y rápida-para el perro puede obtenerse a partir de una simple camiseta. Para ello, es preciso contar con material de relleno (de cojines viejos) o con más ropa vieja que acolchará la prenda. Y coser -con ayuda de una máquina-, o pegar con velcro resistente los extremos.

Si en lugar de una camiseta se utiliza una prenda de abrigo (como un forro o un abrigo viejo), el lecho resultará aún más confortable para el perro. Una caja de vino de madera puede transformarse en una bonito lecho para canes

Otra idea para fabricar una original y estilosa cama para el perro con ropa reutilizada es la que ofrece Craft stylist. El proceso de fabricación es sencillo, aunque, en este caso, sí se precisa algo de maña con las agujas de ganchillo.

Para comenzar, se recortan tiras de prendas (camisetas, sudaderas, pantalones de deporte que ya no se usan) de unos cinco centímetros de ancho, y se hace con ellas ovillos de distintos tejidos.

Una aguja de ganchillo grande ayudará a tejer las tiras entre sí, y crear la cama del perro.

3. Cestas y cajas transformados en camas caninas

Imagen: Wicker Paradise

El tamaño del peludo amigo importa (y mucho) cuando se pretende fabricar una cama para perros con materiales como una caja o cesta. La razón es evidente: el can debe encontrarse cómodo y tener espacio suficiente en su cama.

Por ello, es más sencillo construir este tipo de camas para perros de raza o tamaño pequeño. Las ideas para crearlas son numerosas, y pueden resultar muy atractivas (además de económicas).

Una opción es fabricar una cama para el perro en una caja de vino, cuanto más grande, mejor. Los diseñadores de esta bebida suelen esforzarse (y cada vez más) en su diseño, por lo que el lecho fabricado de este modo puede tener un acabado muy estiloso.

Además de cajas, otra opción es utilizar una cesta de mimbre o una maleta, y colocar sobre ella el colchón habitual -o fabricado en casa, como explica el portal Todo manualidades- del perro. Esta alternativa permite encontrar lechos (cestas) de mayor tamaño.

4. Muebles viejos reconvertidos en una cama para perros

Cajones, muebles y maletas pueden transformarse en divertidas camas para perros

La cama del perro se puede fabricar con camisetas y jerséis en desuso

¿Por qué no usar un cajón rescatado del punto limpio o de un mueble que ya no encaja en casa? Los cajones de un mueble también pueden restaurarse para crear un lecho para canes pequeños muy original.

La idea puede resultar aún más divertida si se decora este enser con el nombre del perro o con otros motivos y juguetes del perro fabricados en casa.

Un perro más grande, sin embargo, puede necesitar algo más de espacio en su cama. Una alternativa muy original consiste en fabricar la cama del perro con el cajón de una cómoda que sea más amplia.

Los cajones, sin embargo, no son la única parte de un mueble viejo que puede reutilizarse. En otras ocasiones, será la armadura del enser lo que resulte útil para crear el lecho canino, como en este caso. El hueco que resulta de liberar un mueble de sus cajones puede convertirse en un espacio de descanso íntimo y acogedor para el peludo inquilino de casa.

5. Un jersey grande en desuso para el descanso del perro

Una opción muy agradable para el perro es fabricar su cama con un jersey de gran tamaño (talla XXL) que ya no se utilice. También hay que construir un relleno, con más ropa reutilizada, o utilizar un viejo almohadón que pueda heredar el perro.

El jersey se ajusta al relleno y puede cortarse la tela sobrante, con cuidado de coser bien los bordes para evitar que se deshilache.

6. Un moderno puf para perros, pero a bajo precio

Imagen: mollypop

Un retal barato (pero calentito) sirve para fabricar este último modelo casero de cama para perros: un puf moderno pero muy económico.

El tamaño puede ajustarse a las dimensiones del animal y, también, a las de la propia habitación donde vaya a colocarse.

Una alternativa es construir un cojín o colchoneta para el habitante más peludo de la casa. La idea es sencilla si se unen dos cojines viejos y se cubren con un retal (o prenda que haya por casa), como proponen el blog Joyful abode y el portal Fab you bliss.

¡Feliz descanso, amigos perros!

Consejos para crear la cama del perro

  • Utilizar gomaespuma para rellenar la cama del perro la hará más confortable.

  • Las fundas impermeables permiten cubrir la colchoneta del can, y evita humedades.

  • El material que recubre la cama del perro debe poder extraerse con facilidad, con el fin de lavarlo.

  • Hay que evitar utilizar objetos pequeños en la decoración y elaboración de la zona de descanso del perro: podría arrancarlos con la boca y atragantarse.

  • La zona de reposo del perro debe situarse en un lugar tranquilo, lejos de corrientes de aire frío -ni iluminación excesiva- y que no sea un área de tránsito: el animal también precisa descansar.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto