Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Convivencia y psicología > Convivencia

Tipos de contenidos: Mascotas

Ningún niño sin comida
^
Tu canal de Mascotas

Cómo gatos y perros ayudan a dormir mejor

Compartir colchón con el peludo amigo ayuda a descansar y a sentirse menos solo y más feliz

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Fecha de publicación: 22 de noviembre de 2016
Imagen: damedeeso

¿Con quién comparte usted la cama? No es una encuesta de una revista de moda, sino que la pregunta concierne a su perro o gato. Si duerme con su amigo de cuatro patas, sepa que no es el único: tres de cada cinco personas que tienen este tipo de animales en casa lo hacen, dicen los expertos. Y no solo eso. A pesar de que hay estudios que sugieren que esta práctica puede tener riesgos, quienes comparten colchón con su can o felino afirman dormir mejor, sentirse más felices y relajados. Este artículo revela las ventajas, y algunos problemas, de tener al gato o perro como compañero de cama.

¿Comparte cama con su gato o perro? ¡No es el único!

¿Duerme con su can o felino? Si la respuesta es sí, no es el único: seis de cada diez personas que comparten su vida con un amigo peludo lo hacen. Esta es la conclusión del estudio reciente '¿Son perros y gatos en el dormitorio un problema?' (Are pets in the bedroom a problem?), realizado en el Centro de la Medicina del Sueño de California (EE.UU.).

Muchas son las personas que duermen con sus canes o felinos, a pesar de los estudios que hace años sugerían que esto podía suponer algún problema. Una investigación de 2011 afirmó que compartir la cama con el perro podía implicar un mayor riesgo de padecer algunas enfermedades, entre ellas, una infección de parásitos. Tres años después, el Centro de la Medicina del Sueño insinuaba que dormir con el peludo compañero de vida podía llevar a más interrupciones del sueño y, en consecuencia, a un peor descanso.

Ventajas de dormir con el gato o perro

No obstante, un nuevo estudio realizado este año con 150 pacientes con problemas del sueño advierte lo contrario: ocho de cada diez personas que comparten la cama con un perro o gato afirman que sus compañeros peludos no interrumpen su descanso. La mayoría asegura que compartir sábanas con su amigo de cuatro patas les ayuda a dormir mejor, ya que se sienten más calientes, felices y relajados. Algunos incluso dicen que sus canes o felinos les ayudan a alejar la soledad. Solo el 20% de quienes duermen con sus animales confiesan que sus peludos amigos tienen un efecto negativo en su descanso.

"La investigación sugiere que perros y gatos pueden tener algunas claves para ayudarnos a optimizar el descanso y dormir mejor", afirma la psiquiatra Lois Krahn, experta en enfermedades del sueño y coordinadora de esta investigación.

Los beneficios de dormir con animales no sorprenderán a quienes comparten edredón con sus compañeros peludos. "Para la mayoría de la gente, tener al perro o gato en la cama es reconfortante: hace compañía, da cariño y evita que nos sintamos solos o inseguros", añade el psicólogo Stanley Coren.

Tamara García Cid, profesora de Comportamiento y Convivencia con Animales en la Universidad Autónoma de Madrid, tiene claro los beneficios que supone compartir cama con los peludos amigos. "Hay casos de niños que duermen mejor cerca de su amigo perro o gato, ya que su respiración les ayuda a descansar", explica. Compartir la vida con un animal no solo les sirve a muchos pequeños para descansar mejor, además es una gran experiencia para ellos. "Querer, cuidar, dormir, acariciar y jugar con un animal implica una estimulación sensorial, mental, motora y emocional muy importante en el desarrollo infantil", añade.

¿Duerme con su gato o perro? Es probable que sea mujer

Las posibilidades de que un can o felino comparta el colchón con su humano depende, no obstante, de la edad y sexo de la persona. La mayoría de quienes duermen con sus animales son mujeres entre 18 y 34 años. "Los estudios sugieren que tres de cada cinco mujeres en esta franja de edad aceptan de buen grado al perro en su cama", agrega Coren. Una de ellas es Irene Álvarez, editora y amante de los mininos. "Dormir con tus gatos es una gozada", dice Álvarez.

¿Y quiénes son los menos propensos a compartir colchón con su peludo compañero? Los hombres casados mayores de 45 años son los más reacios, dicen los investigadores. Aunque no todos ellos se resisten, pues dos de cada diez hombres de esta edad aceptan de buen grado a su can o felinos en la cama.

Imagen: Ian Wilson

En la cama con mi perro ¡y mi gato!

Pero no todas son buenas noticias. Quienes duermen con perros y gatos tardan algo más en conciliar el sueño. "Las personas que comparten cama con su can o felino tardan unos cuatro minutos más en dormirse y, además, hay más probabilidades de que se levanten con la sensación de estar cansados", dice el psicólogo Bradley Smith, que ha realizado una investigación sobre el impacto de perros y gatos en el sueño de más de 13.000 personas, publicada en la revista científica Anthrozoos.

Pero esos cuatro minutos de más "son, en efectos prácticos, no significativos", afirma el psicológo. Y no solo eso, pues quienes duermen con sus compañeros de cuatro patas, aunque afirman sentirse más cansados al levantarse, dicen estar menos cansados durante el resto del día que quienes no duermen con animales.

"Para mí, dormir con mi gata Tilly en los pies es uno de los pequeños placeres de la vida", concluye el psicólogo Hal Herzog. "Después de leer mucho sobre el sueño y los animales mi conclusión es clara: si eso te hace feliz y también le hace feliz a tu gato o perro, ¡adelante!", zanja.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto