Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Salud > Vacunas y enfermedades

Tipos de contenidos: Mascotas

Recetas para ir de picnic
Λ
Tu canal de Mascotas

Fracturas en perros, ¿cómo actuar?

Sin conocimientos de primeros auxilios, no se debe mover la extremidad rota del perro para no lesionar más la zona

  • Autor: Por CAROLINA PINEDO
  • Fecha de publicación: 25 de septiembre de 2012
Imagen: M0les

Los atropellos y las caídas son las causas más habituales de fracturas o roturas de huesos en el perro. Pero no todas las fracturas son iguales. Cuando son graves y el perro no recibe tratamiento, puede morir. En este artículo se explica cómo debe actuar el dueño de un perro con una fractura, cómo prevenirlas y qué perros tienen más riesgo de sufrir fracturas, así como los motivos.

Cómo debe actuar el dueño de un perro con una fractura

Si se tienen ciertos conocimientos de primeros auxilios, se puede inmovilizar la zona lesionada con una revista o periódico

Los dueños pueden seguir ciertas pautas cuando su perro sufre una fractura. La principal es acudir cuanto antes al veterinario y mover lo menos posible al perro durante su traslado. Si se tienen ciertos conocimientos de primeros auxilios, se puede inmovilizar la zona lesionada con una revista o periódico, atado o vendado alrededor de la extremidad afectada.

En caso de no saber cómo hacerlo, por no tener unos mínimos conocimientos sobre cómo entablillar la extremidad, es recomendable no manipularla. Se corre el riesgo de lesionar más la zona. Las fracturas localizadas debajo del codo o de la rodilla, en las articulaciones, son más susceptibles de empeorar si se mueve al perro.

Los perros pueden quedar inconscientes tras sufrir una fractura. En estos casos, conviene trasladarlos con la cabeza levantada y no doblar o comprimir el cuello. De esta manera, evitaremos que se traguen la lengua y podrán respirar. Además, se reduce el peligro de lesiones en la zona de las cervicales.

La rapidez con la que traslademos al perro al veterinario es fundamental. Puede ser que el accidente ocurra durante el fin de semana o en día festivo, pero hay clínicas veterinarias que cuentan con servicio de urgencias y están disponibles las 24 horas del día.

Algunas de estas clínicas cuentan con una ambulancia para la recogida urgente de animales heridos. Hay que tener en cuenta que las lesiones internas pueden ser más graves que las fracturas, por lo que cuanto antes se localicen y se traten, mejor.

"Las fracturas que se producen en huesos planos se sueldan solas", asegura el veterinario Ángel Suela. "Sin embargo, las localizadas en huesos largos, como el fémur, que rompen el tejido, son fracturas más graves", señala. Las hay que pueden necesitar cirugía o cédulas (similares a una escayola) que inmovilicen la zona afectada durante un mes.

Cómo prevenir las roturas de hueso en el perro

Las caídas y los atropellos son motivos frecuentes de traumatismo en el can

La mejor forma de prevenir las fracturas en el perro pasa por evitar los accidentes que les provoquen el traumatismo. "Las canalones, desagües y alcantarillas son lugares donde el perro sufre fracturas y accidentes son frecuencia", advierte la veterinaria Leire Jiménez. La mayoría de las fracturas de perros se deben a caídas y atropellos. "Hay perros que se caen por la ventana o meten la pata en un lugar donde queda atrapada y se fractura", explica.

En caso de contar con un jardín en casa, hay que asegurarse de que no haya lugares donde el animal se pueda accidentar. Se deben tapar los huecos donde sus patas queden atrapadas. Si es un perro al que le gusta asomarse por la ventana -y es nervioso y activo, como un cachorro-, conviene cerrar las ventanas o colocar parapetos que impidan que pueda caer.

Los atropellos también son una fuente de fracturas y traumatismos, que pueden poner en peligro su vida. Por ello, el animal debe circular sujeto con la correa por la vía pública. En el campo, aunque el perro camine sin correa en algunos tramos, debe estar vigilado por sus dueños. El animal puede escapar y sufrir un atropello en una carretera cercana o caer por un barranco o un pozo.

Perros con más riesgo de sufrir fracturas

Las fracturas o roturas de huesos tienen más probabilidad de ocurrir en cachorros, ya que son muy inquietos y corren más riesgo de sufrir caídas y accidentes. Pero también son candidatos los canes que padecen desgaste de huesos (osteoporosis) o son muy mayores.

  • Perros muy mayores, a partir de 10 años. Tienen más riesgo de romperse un hueso y sus fracturas tardan más tiempo en soldar. La falta de calcio, debido a la edad, ralentiza la reparación de la fractura.

  • Perros que padecen osteoporosis o descalcificación de los huesos. Tienen más riesgo de sufrir fracturas debido a que sus huesos son más endebles y un golpe puede provocar la rotura.

  • Cachorros y perros muy activos. Sobre todo, cuando el perro tiene acceso a un jardín, se le debe vigilar, ya que tiene más riesgo de sufrir caídas y golpes.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto