Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Medio ambiente


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Naturaleza

Tipos de contenidos: Medio ambiente

^

Desertificación en aumento

Más de un tercio de la superficie española sufre este problema, que implica graves problemas de sustento a más de 1.200 millones de habitantes de 100 países

Imagen: Emmanuelle

La VIII Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (COP8), celebrada en Madrid del el 3 al 17 de septiembre en Madrid, ha dejado un sabor agridulce. Mientras que el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) ha subrayado los compromisos alcanzados para los próximos años, las organizaciones ecologistas han destacado la falta de acuerdo presupuestario, lo que podría limitar seriamente su capacidad de acción. La desertificación, un problema de degradación del suelo causado principalmente por variaciones climáticas y actividades humanas perjudiciales con el medio ambiente, amenaza a la cuarta parte del planeta, y en el caso de España, a un 36% de su superficie.

Principales conclusiones de la COP8

Según los responsables del MMA, la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (COP8), en la que han participado delegaciones de 191 países, organizaciones intergubernamentales y ONG, ha protagonizado importantes decisiones que facilitarán la puesta en marcha de acciones concretas para luchar contra la desertificación.

En este sentido, los asistentes a la conferencia han aprobado su plan estratégico para los próximos 10 años que supondrá, según el MMA, una remodelación de la Convención y los órganos que la componen, con el objetivo de mejorar su aplicación y aumentar los recursos disponibles. Asimismo, la denominada "Declaración de Madrid" propone diversas medidas a tomar:

  • Creación de indicadores que permitan evaluar con criterios homogéneos los efectos de la desertificación en todo el planeta y los costes que acarrea la degradación y pérdida de suelo.
  • Refuerzo de las relaciones entre las tres Convenciones de Naciones Unidas: Desertificación, Biodiversidad y Cambio Climático.

Los asistentes a la conferencia han aprobado su plan estratégico para los próximos 10 años

Sin embargo, estos esperanzadores objetivos se han visto empañados por la falta de acuerdo presupuestario, que apuntaba a un incremento del 5%. La delegación de Japón, en un principio favorable, desautorizaba finalmente dicho acuerdo. Sus representantes alegaban que no podían apoyar esta decisión debido al vacío de gobierno en su país, tras la dimisión de su primer ministro. Por ello, los delegados de la Conferencia han decidido celebrar en Nueva York un pleno extraordinario en las próximas semanas para tratar este asunto.

A pesar de ello, las organizaciones ecologistas como WWF/Adena, Ecologistas en Acción o Greenpeace se han mostrado pesimistas por los resultados de la Conferencia. Por ejemplo, Lourdes Hernández, responsable del programa de Bosques de WWF/Adena, afirmaba que, aunque el plan estratégico recoge soluciones, al no tener asignados unos fondos corre el riesgo de quedarse como mero marco teórico. Asimismo, la representante de esta ONG conservacionista reclamaba un mayor acceso de la sociedad civil en las negociaciones, para evitar, en su opinión, decisiones basadas en intereses políticos y económicos.

Por su parte, un grupo de representantes del Parlamento Europeo criticaba también la "falta de compromiso y resultados" de los países representantes de la COP8 "desde su nacimiento", hace ahora casi una década, y apelaba a la toma de medidas concretas.

Acciones institucionales

En 1977, Naciones Unidas celebraba en Nairobi, Kenia, la primera conferencia que trataba el problema de la desertificación. Posteriormente, en 1992, a raíz de la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro, se elaboró la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, el primer tratado internacional que reconocía la estrecha relación entre pobreza y degradación del medio ambiente, en particular en África, la cual entró en vigor a finales de 1996, ratificada por más de 170 países. Asimismo, la ONU proclamó el 17 de junio como el Día Mundial de lucha contra la desertificación y la sequía.

Otro organismo que lucha contra la desertificación es el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (IFAD en sus siglas inglesas), ofreciendo asesoramiento técnico y apoyando programas de control de la desertificación con más de 285 millones de euros más otros 248 millones de cofinanciación para países africanos afectados. El Banco Mundial también organiza y financia programas destinados a proteger a las tierras de secano y aumentar la producción agrícola sostenible. Asimismo, la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas (FAO), al reconocer como elemento esencial para la seguridad alimenticia la protección del medio ambiente, también apoya la lucha contra la desertificación por medio de asistencia práctica a los gobiernos.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en