Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Tipos de contenidos: Motor

^

Ecodriving

Unas sencillas normas de conducción eficiente ayudan a ahorrar hasta un 10% de combustible y a mejorar la seguridad en la carretera

Plenamente aceptada en países como Alemania o Suiza, la 'ecoconducción' o 'ecodriving' es todavía una fórmula poco conocida en España. Se trata de una combinación de técnicas de conducción, unidas a un cambio de actitud de quien se sienta al volante y a los avances tecnológicos de los vehículos. Tres elementos imprescindibles que consiguen reducir el consumo de combustible hasta un 10% con respecto a la conducción tradicional, lo que se traduce en una mejora de la calidad del aire. Además, la conducción ecológica aumenta la seguridad en la carretera, puesto que el conductor aprende técnicas de anticipación ante cualquier imprevisto, y disminuye el gasto del mantenimiento del vehículo, que queda sometido a un esfuerzo inferior.

Objetivo: ahorrar combustible

El 'ecodriving' o conducción eficiente es un estilo de conducción que aprovecha los avances tecnológicos de los vehículos y el aprendizaje de unas sencillas normas al volante para lograr un ahorro de combustible de hasta un 10%, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Esta circunstancia se traduce a su vez en una reducción de la emisión al medio ambiente de CO2, causante del denominado efecto invernadero. Para lograr estos objetivos, el Plan de Acción 2005-2007 de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética para España, impulsado por el Ministerio de Industria y el IDAE, contempla distintas medidas para el sector del transporte en carretera, como la publicación de un manual de conducción eficiente y una guía para la gestión del combustible. Además, las asociaciones dedicadas al mundo del automóvil, como el Real Automóvil Club Vasco Navarro (RACVN), organizan cursos para enseñar a los usuarios una manera eficiente de conducir. "El automóvil es el responsable del 15% de la energía consumida, por ello hay que racionalizar su uso y aplicar un nuevo estilo de conducción, basado en una serie de técnicas y un cambio de actitud", explica la responsable del Área de Movilidad del RACVN, Amparo López.

Entre los aspectos más importantes para conseguir este cambio en el estilo de conducción, destacan aquellos que ayudan precisamente a reducir el consumo de carburante y ahorrar dinero. En este sentido, el IDAE recomienda planificar la ruta antes de ponerse en carretera y escoger el camino menos congestionado. También aconseja evitar la sobrecarga del vehículo debido al exceso de peso, ya que, "por cada 100 kilogramos de peso adicional se incrementa el consumo de combustible un 5%". Sólo el uso de la baca, vacía o no, aumenta el consumo del carburante entre un 2% y un 35%, por lo que conviene retirarla si no se va a utilizar. En el caso del aire acondicionado, lo ideal es mantener una temperatura interior entre 23 y 24 grados centígrados, puesto que su uso incrementa el consumo hasta un 20%, y no llevar las ventanillas totalmente abiertas porque se gasta hasta un 5% más de combustible. "También es importante consumir gasolina del octanaje establecido por el fabricante del vehículo, revisar el consumo de carburante periódicamente porque puede haber algún fallo en el automóvil y no utilizar el coche para trayectos muy cortos", advierten desde el IDAE, puesto que en pequeños recorridos urbanos se puede llegar a consumir hasta 20 litros por cada 100 kilómetros, más del doble que en carretera.

Por otro lado, es necesario un mantenimiento regular del vehículo, con la puesta a punto del coche de forma periódica. La revisión debe fijarse, sobre todo, en mantener la presión y el alineado correctos de los neumáticos, cambiar los filtros, el aceite y las bujías en el momento indicado, y reglar bien el motor. No tener en cuenta estos aspectos incrementa entre un 3% y un 9% el gasto de carburante. "Además -añade Amparo López-, a la hora de adquirir un vehículo nuevo es importante decantarse por uno que se adapte a las necesidades reales de su propietario y, por supuesto, tener en cuenta su consumo de combustible".

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto