Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Mantenimiento del automóvil

Tipos de contenidos: Motor

Λ

12 trucos sencillos para ahorrar gasolina en la moto

Gestos simples y fáciles de poner en práctica, como conducir con ropa técnica, pueden ayudar a ahorrar bastantes euros en combustible para moto

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 31 de agosto de 2016
Imagen: gstockstudio

Acciones tan simples como escoger bien la hora de rellenar el depósito de la moto o elegir la calzada adecuada pueden ayudar a ahorrar mucho en combustible. Incluso en las motos más eficientes se pueden aplicar varios trucos, como los que se exponen en este artículo, con el fin de sacar el máximo provecho de cada gota de gasolina. Así, es importante realizar una conducción eficiente "a punta de gas" y a una velocidad moderada, a la vez que no cargar el vehículo con demasiado peso. Y no hay que olvidarse de su mantenimiento, pues tener motor, frenos o bujías en perfecto estado contribuye a gastar menos carburante.

1. Ahorra gasolina al repostar por las mañanas

Hay que llenar el depósito temprano, por la mañana, cuando la temperatura del suelo es más fresca. Todas las gasolineras tienen sus tanques enterrados en el suelo, y cuanto más fría esté la tierra, más densa estará la gasolina. Conforme avanza el día, la tierra se calienta y el carburante se expande, por lo que el litro que se compra por la tarde... ya no es exactamente un litro. En la industria del petróleo, la gravedad específica y la temperatura juegan un papel importante.

Además, para repostar, no se debe apretar la palanca de la pistola al máximo. Hay tres ajustes de velocidad: lento, medio y alto. Aunque se tenga prisa, es importante utilizar el modo más lento pues si está a su máxima velocidad, un cierto porcentaje del combustible que entra en el depósito se convertirá en vapor.

2. Ahorra al llenar el depósito sin guantes ni casco

Una costumbre muy extendida entre moteros a causa de las prisas es repostar sin quitarse casco ni guantes. ¡Mal! Conviene prestar atención a lo que se hace y hacerlo con destreza, lo que es imposible con guantes. Si no se coloca bien la boquilla en el depósito de carburante por manejarse con torpeza, se puede derramar gasolina (que se paga y no entra en el depósito). Además, con el tiempo, habrá que desembolsar dinero para reparar la moto, pues con las salpicaduras de combustible se daña la pintura.

3. Ahorra combustible con un registro del gasto

Para ahorrar siempre es importante ser organizado. Si se quiere saber cómo y por qué se gasta tanta gasolina y ponerle remedio, conviene llevar un registro. Para ello se debe anotar, cada vez, el combustible comprado y los kilómetros que se recorren con esos litros. También se deben anotar las condiciones de conducción, las situaciones especiales y cualquier otra información que resulte de utilidad. Al cabo de unas semanas, se sabrá qué tácticas funcionan y cuáles no, además de cómo proceder para ahorrar de verdad.

4. Ahorra gasolina por escoger bien el camino

Hay desplazamientos en los que no se puede elegir el camino, pero cuando sea posible, siempre ahorra más gasolina conducir por una carretera pavimentada que por un camino de grava o tierra. También se debe pensar el trayecto en función del tráfico, pues en las horas punta se ahorra combustible si se va por autovía, en lugar de perder tiempo y dinero en mitad de un embotellamiento.

  • Aquí se pueden ver más consejos para ahorrar gasolina en un atasco.

5. Ahorra carburante con la ropa adecuada

Un motero siempre debe "pensar en aerodinámico". Para moverse sobre dos ruedas es preferible hacerlo con una equipación técnica que con ropa normal. Llevar una cazadora adecuada y ajustada hace consumir menos combustible -además de brindar seguridad-, pues una chaqueta abierta que ondee al viento frenará el motor. Utilizar un casco ligero también ayudará a disminuir el peso y frenar el gasto, y es igual de seguro que uno más pesado.

6. Ahorra gasolina al bajar de peso

Las maletas de las motos y los baúles o cofres de los scooter son un peso añadido que hace consumir más carburante. En una moto, las maletas laterales o alforjas solo son indispensables para viajar; en un scooter, se ahorra más sin baúl. Pero si no queda más opción que llevarlos, deben ir lo menos llenos posible, pues el peso hace aumentar la resistencia y ello se traduce en un mayor gasto de combustible.

Pero, además, el peso corporal es también importante, pues es el "accesorio" más pesado que debe soportar la moto. Si se sufre sobrepeso, pensar en el ahorro de combustible por cada kilo que se pierda puede ser un buen incentivo para hacer dieta. ¡Se ganará en salud y dinero!

7. Ahorra al elegir el combustible

Siempre se debe utilizar para la motocicleta la gasolina indicada para su motor. De nada sirve echar un combustible de 98 octanos o de competición, pues su potencia no depende de la gasolina, y su motor tendrá el mismo rendimiento. Además, hay que huir de productos como aditivos, productos milagro, etc. cuya efectividad no está demostrada y, encima, suelen ser caros.

Imagen: tiburi

8. Ahorra sin calentar el motor

Calentar el motor un rato antes de arrancar ya no hace falta en las motos actuales. La mayoría -de inyección- están listas para poder arrancar al instante de ponerlas en marcha. Si se hace así, se permitirá además que el motor alcance la temperatura de funcionamiento con más rápidez, lo que mejorará la eficiencia de la combustión y la eficiencia de economía de gasolina será mayor.

9. Ahorra al conducir "a punta de gas"

Muchas veces en la moto se dan acelerones innecesarios, tirando carburante y dinero. Tampoco hay que ir dando frenazos, ya que después para recuperar la velocidad se necesitará acelerar más de nuevo. Lo más adecuado para ahorrar gasolina con la moto es no empeñarse en ir gas a fondo con ella, sino "a punta de gas", girando el acelerador solo lo justo.

10. Ahorra con las revoluciones

Si se lleva la moto en bajas revoluciones, se notará de forma significativa cómo baja el consumo y, por consiguiente, se ahorra en carburante. Ahora bien, se trata de buscar un equilibrio entre revoluciones y marchas, dentro de la suavidad de conducción. En cada marcha no hace falta subir de revoluciones el motor hasta el límite, y según la moto y el tipo de motor, se podrán hacer los cambios de marcha mucho antes de llegar a ese punto.

11. Ahorra combustible a velocidad de crucero

Cuanto más tranquilo va el motor, menos gasolina gasta. Por ello, es esencial ir a una velocidad uniforme. La idónea en carretera es 90 kilómetros por hora. Este es uno de los trucos más sencillos, pero menos seguidos por los motoristas, para ahorrar combustible y dinero con el vehículo.

En ciudad tiene aún menos sentido ir deprisa, pues constantemente hay semáforos, pasos de peatones, etc. Y si se acelera mucho entre un semáforo y otro, luego se tendrá que frenar mucho y gastar sin necesidad bastante combustible, neumático trasero (al acelerar) y pastillas de freno.

12. Ahorra al apagar el motor en los semáforos

Si se estará parado en un semáforo durante un tiempo superior a 50 segundos, se debería optar por apagar el motor y poner en marcha de nuevo la moto para moverse. Por supuesto, nunca hay que acelerar el motor en una parada, pues solo sirve para quemar carburante -y dinero- de manera innecesaria.

Si se cuida la moto, se gastará menos gasolina

Las motos corren mejor -y gastan menos- cuando su mantenimiento es perfecto. De hecho, según los expertos, se puede ahorrar hasta el 13% del consumo prestando atención a este aspecto.

Es imprescindible cuidar el motor, revisar los filtros y frenos, mantener las bujías en buen estado... ¡sin olvidar los neumáticos! Piezas claves de este vehículo, las ruedas siempre deben estar infladas de la manera correcta para poder economizar combustible.

Etiquetas:

ahorro, gasolina, moto


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto