Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Investigación médica

Tipos de contenidos: Salud

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

Parto por cesárea

La indicación de que se practique una cesárea debe recaer en el obstetra

Cesárea ¿sí o no? La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece una tasa anual del 10%-15% de partos por cesárea como cifra 'normal'. Sin embargo, en muchos hospitales y clínicas privadas españolas esta cifra supera el 25%. Ante esta práctica, cada vez más habitual, muchos especialistas aconsejan meditar acerca de los inconvenientes de dar a luz mediante cesárea en los casos en los que no sea estrictamente necesario. Aunque está comprobado que esta intervención quirúrgica permite salvar la vida del bebé, también conviene recordar, tal y como subrayan los médicos, que como toda operación conlleva un mínimo riesgo de mortalidad como consecuencia de la anestesia, de posibles hemorragias e infecciones y de cara a futuros embarazos. Por esta razón, algunas asociaciones aconsejan seguir una serie de recomendaciones que ayudan a conseguir una cesárea respetuosa tanto con la madre como con el bebé.

¿Cuándo es conveniente?

"Toda mujer tiene derecho a una atención prenatal adecuada y un papel central en todos los aspectos de dicha atención, incluyendo participación en la planificación, ejecución y evaluación de la atención", informa la Organización Mundial de la Salud. Aunque el nacimiento es un proceso normal y natural, la edad cada vez más tardía en la que las mujeres dan a luz hace que incluso en los llamados 'embarazos de bajo riesgo' puedan presentarse complicaciones. Los especialistas aseguran que es en estos casos cuando se debe realizar una intervención que permita obtener el mejor resultado tanto para la madre como para su recién nacido. Así es como la inducción -intervención médica que puede acabar en cesárea- se ha convertido en una práctica habitual en muchos centros hospitalarios. En algunos, el número de intervenciones se ha elevado por encima del 15% anual recomendado por la OMS.

No obstante, como asegura el doctor José Ramón de Miguel, del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, "la medicina mejora, los hospitales mejoran y se diagnostican antes los problemas materno-fetales. Hoy en día la mujer posterga la maternidad y cuando una mujer se queda embarazada a los 35 años o más, la situación no es la misma que a los 22. Además, hay mujeres que requieren reproducción asistida y estos embarazos tienen más complicaciones y pueden necesitar que se les practique una cesárea".

La cesárea es, por tanto, una operación de cirugía mayor abdominal en la que se realiza un corte en el abdomen y en el útero de la madre para extraer el bebé, en lugar de que éste salga por la vagina, como ocurre en los partos naturales. Como toda operación, conlleva un riesgo de mortalidad materna superior al parto vaginal y puede condicionar el futuro reproductivo de la mujer por un mayor riesgo de complicaciones en sucesivos embarazos. "De todas formas, también es cierto que cada vez son más seguras", comenta Ibone Olza, médico psiquiatra, cofundadora de la Asociación El Parto es Nuestro y coautora, junto a Enrique Lebrero, del libro '¿Nacer por cesárea'?.

La indicación de que se lleve a cabo una cesárea recae en el obstetra y son varios y distintos los motivos por los que está recomendada la práctica de una cesárea, "no así la contraindicación", explica Mariángeles Fernández, secretaria de la Asociación Andaluza de Matronas. Una afirmación que corrobora el doctor De Miguel, quien opina que la recomendación de realizar una cesárea viene dada por indicaciones maternas, fetales o mixtas y se puede indicar durante el embarazo o parto. "Se decide practicar una cesárea durante embarazo si hay riesgo de que el parto se inicie y la mujer ya ha tenido dos cesáreas anteriormente, o cuando la placenta se desprende. Y se realizará una cesárea intraparto o durante el parto siempre que la posición del feto no sea correcta, en el caso de que la mujer tuviera la pelvis estrecha o si hubiera algún peligro de que se alterara el bienestar del bebé.

De hecho, los médicos aquí consultados aseguran que es difícil detallar con exactitud el número correcto de cesáreas que se deben practicar al año en un hospital. "Lo que hay que hacer es buscar la fórmula correcta, ni excederse ni quedarse corto, porque hay mujeres que necesitan que se les practique una cesárea para sobrevivir y para que viva su bebé. Se debe tener en cuenta que las cesáreas pueden suponer restricciones para la mujer en sus embarazos, ya que pueden limitar su capacidad reproductora. Una mujer puede sufrir dos o tres cesáreas, pero no podría tener 10 hijos mediante cesárea", aclara el doctor Txanton Martínez-Astorquiza, jefe de la sección de Obstetricia del Hospital de Basurto en Bilbao.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto