Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Tipos de contenidos: Salud

Lagundu elikadurari buruzko itzulpen automatikoa zuzentzen
^

Aprender a esquiar

Los monitores no recomiendan iniciarse en esta práctica hasta los ocho años, aunque los médicos aseguran que el aparato motriz está preparado a los cinco

Equipamiento infantil

Antes de lanzarse a esquiar es necesario equiparse de manera adecuada para evitar correr riesgos innecesarios y más aún cuando quienes practican el deporte son niños. Por ello, es necesario poner en práctica una serie de medidas de seguridad que permitan evitar disgustos futuros. "El equipamiento debe ser igual que el de una persona adulta y contar, sobre todo, con un casco, que por otra parte es obligatorio en todas las estaciones de esquí", explica Del Cacho. Y es que el casco de esquíador reduce en un 60% las lesiones de cabeza,

El casco de esquíador reduce en un 60% las lesiones de cabeza

tal y como constata un estudio de la Facultad de Ciencias Deportivas de Oslo (Noruega), que estudió durante la temporada de esquí del año 2002 a los visitantes de las ocho pistas más importantes del país tras constatar que las lesiones en la cabeza son la principal causa de ingreso hospitalario y el primer motivo de fallecimiento entre los esquiadores.

Además, es bueno que los niños vayan vestidos con más de una capa. "Si hace calor, -apunta Cacho- el niño siempre se puede quitar el anorak, mientras que si hace frío es más difícil conseguir algo con qué abrigarle". Los guantes, las gafas de sol o de ventisca, son también complementos fundamentales, a los que se une una pequeña cantimplora de agua para evitar que se deshidraten. En este sentido, si los niños cuentan con un equipamiento propio (no de alquiler), deben mantenerlo en buenas condiciones y asegurarse de que se guarda en perfecto estado para la próxima temporada. Si por el contrario el equipo es alquilado, hay que verificar su buen estado y elegir la talla adecuada para el pequeño.

El equipo no debe permitir el paso de la humedad, del frío o del viento, y se debe conseguir un gorro polar que tape las orejas del niño e impida que le llegue aire a los oídos, y unos guantes que le protejan las manos pero le permitan maniobrar sin dificultad. Además, tanto las botas como los esquís deben contar con buenos elementos de fijación, adaptados a su peso, su altura y a la técnica que van a practicar (snowboard, esquí alpino…). Por último, una buena idea a la hora de equipar a los niños es colocarles una identificación en la ropa (una etiqueta o un dibujo) para que se le pueda distinguir entre el resto de esquiadores, y cubrir su cara con una crema que les proteja de los rayos del sol, ya que en la montaña estos tienen más fuerza que en latitudes inferiores.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto