Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Problemas de salud

Tipos de contenidos: Salud

Concurso Relatos del buen Camino
Λ

Accidentes en edad preescolar

En la Unión Europea fallecen más niños por lesiones prevenibles que por la suma de todas las demás enfermedades infantiles

  • Autor: Por MONTSE ARBOIX
  • Última actualización: 20 de abril de 2012
Imagen: Matteo Ferraro

Cada año miles de niños sufren accidentes de diversa gravedad. Y aunque la mayoría de estos accidentes no revierten mayor gravedad lo cierto es que existen circunstancias que favorecen el riesgo. Se estima que cada día fallecen en la Unión Europea 14 niños debido a lesiones prevenibles como consecuencia de accidentes en el ámbito doméstico o en la vía pública. Teniendo en cuenta que son la primera causa de muerte infantil a partir de un año de edad, los adultos responsables deben estar lo suficientemente informados y aplicar las medidas de prevención necesarias en cada etapa de crecimiento.

En los países desarrollados en los que se han disminuido los índices de mortalidad global en relación a desnutrición, enfermedades infecciosas y mortalidad en los primeros meses de vida, los accidentes siguen siendo un importante problema de salud. Según datos de la Unión Europea, aproximadamente 20 millones de niños y jóvenes son victimas de accidentes cada año. Más de 15.000 mueren por estas causas, y alrededor de unos 30.000 sufren discapacidad posterior. Esto significa que mueren más niños por lesiones que por la suma de todas las demás enfermedades infantiles. Estos accidentes tienen lugar especialmente en casa o en la vía pública (áreas de juego).

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que define el accidente como «suceso fortuito, desgraciado o dañino, o acontecimiento independiente de la voluntad humana provocado por una fuerza exterior que actúa rápidamente y que se manifiesta por un daño corporal o mental», manifiesta que la prevención es la clave para evitar la alta morbimortalidad.

Edad preescolar

La Convención de las Naciones Unidas para los derechos de la Infancia subraya la responsabilidad social de proteger a los niños y promover los servicios y ayuda necesarios para ellos. Esto incluye las lesiones por accidente, que son causa principal de muerte e incapacidad en la infancia. Los niños en edad preescolar (hasta los seis años) son los miembros más vulnerables de la sociedad. En esta etapa hay diferencias sustanciales en relación al desarrollo psicomotor del niño.

Antes de los seis años es importante enseñar las normas básicas de seguridad vial y la manera de cruzar la calle de forma segura

Hasta los tres meses el niño está en una situación totalmente pasiva y dependiente. Es importante evitar las caídas de objetos encima de él y nunca hay que dejarlo solo en una superficie de la que pueda caer. Según Ana Soriano, pediatra del centro de atención primaria de Santa María de Palautordera, en Barcelona, «lo que más vemos son, en los menores de un año, caídas desde los cambiadores o desde la cama de los padres y cuando empiezan la deambulación, caídas contra muebles o el suelo».

Tres meses más tarde su curiosidad aumenta y cualquier objeto es susceptible para meterse en la boca; por este motivo, hay que evitar juguetes con piezas pequeñas y desmontables u otros objetos o sustancias que pueda tragarse. Los niños tienen una gran predisposición a la investigación de todos sus orificios. «Es frecuente que vengan a la consulta por cualquier pieza pequeña en la nariz o en la oreja. Es importante no intentar sacarlas en casa, sobre todo si son de forma esférica por el riesgo de que penetren más en la cavidad». De los 6 a los 12 meses de edad el niño gana movilidad y autonomía, empieza a desplazarse gateando y su curiosidad también crece. Las medidas de prevención deberán centrarse en la protección de enchufes, puertas y ventanas, y accesibilidad de escaleras. Las cifras de accidentes por caídas en cubos, bañeras o fuentes son destacables.

En la etapa que comprende de uno a tres años, el niño desarrolla el movimiento, la curiosidad y los hábitos. En esta etapa se suman, frecuentemente, los accidentes por intoxicación de medicamentos, productos de limpieza y pinturas, entre otros. Los medicamentos más habitualmente relacionados son los antitérmicos (paracetamol e ibuprofeno), mucolíticos o jarabes para la tos, muy utilizados en estas edades y con relativo buen sabor. Muchos de estos accidentes por intoxicación, ampliables a todos los grupos de edad, se evitarían no guardando productos tóxicos en envases de productos para el consumo, según los expertos. Quemaduras en la cocina o mediante metales calientes, caídas desde sillas, la cama y sobre todo ventanas, accidentes de tráfico (es imprescindible cogerlos de la mano y vigilarlos constantemente por lo imprevisible de sus actos) y atragantamiento con la comida son algunos de los accidentes más habituales en esta franja de edad. «Hay que prestar atención a los alimentos duros y que se trocean como los frutos secos, por ello no se recomiendan enteros hasta los 3 años», añade a experta.

Las piscinas y similares son también uno de los lugares donde suelen producirse accidentes. Para evitarlos es necesario proteger su acceso y usar los dispositivos de flotación de acuerdo a la edad del niño. Antes de los seis años es importante enseñarle las normas básicas de seguridad vial y la manera de cruzar la calle de forma segura. «Los accidentes de tráfico son otro grupo de accidentes infantiles y desde atención primaria se incide en la prevención con la utilización de los dispositivos de seguridad de los coches, dando consejos sobre seguridad vial», resalta Soriano.

Alianza Europea

La Alianza Europea para la Seguridad Infantil (European Chile Safety Alliance) es una iniciativa de la Asociación Europea para la Seguridad del Consumidor para avanzar en la prevención de lesiones en la infancia en Europa. ECOSA, en sus siglas inglesas, presentó en 2004 un informe basado en las estadísticas aportadas por la OMS y por Centros de Investigación en los Estados Miembros. Los resultados de actitudes de los progenitores relacionados con la seguridad infantil fueron aportados por el Eurobarómetro 2003 de la Comisión Europea.

Los objetivos de la Alianza son buscar y aplicar políticas adecuadas y establecer una red europea para compartir programas de prevención. Para ello, la Alianza desarrolla actividades de investigación en accidentes a la infancia y elabora estudios para intentar conseguir una mejor calidad de vida de los niños. La Alianza, de la que forma parte el Ministerio de Sanidad y Consumo español, está orientada por un grupo de expertos de los países miembros de la Unión Europea y de países aspirantes a formar parte.

EN EL AUTOMÓVIL

 
Clac
Imagen: Servei Català de Trànsit

En el pasado 2006 se produjeron 2.630 accidentes de tráfico en las carreteras españolas con más de 3.000 víctimas mortales, con la implicación de miles de niños. En Cataluña, entre el 2002 y el 2005, cerca de 1.640 menores de 12 años fueron víctimas de accidentes de tráfico. La mayoría requirió ingreso hospitalario resultado de heridas leves, 170 de ellos con pronóstico muy grave y 36 murieron. Según estadísticas del Servei Català de Trànsit, los accidentes de carretera son la primera causa de muerte en niños mayores de cuatro años.

A la vista de estas cifras, y tras considerar que las campañas dirigidas a los padres no acaban de funcionar (dos de cada diez familias catalanas continúan sin usar dispositivos de seguridad en el coche como las sillas o el cinturón, y su uso decae entre los seis y diez años de edad), el Servei Català de Trànsit ha puesto en marcha una campaña de seguridad viaria para concienciar a los más pequeños.

La campaña se centra en la edición de pequeños libros informativos acompañados de una mascota infantil con la forma del cinturón de seguridad, Cintunino Clac. Todo ello se repartirá en consultas de pediatría de los centros de atención primaria de salud, en servicios hospitalarios de pediatría y en escuelas. La mascota, que va adherida a los cristales del coche, tiene como misión proteger los muñecos de los niños de la misma manera que el cinturón les protege a ellos. Esta iniciativa, llevada a cabo con la colaboración del Departamento de Salud de la Generalitat catalana, tiene el objetivo de sensibilizar a los más pequeños sobre la necesidad de protegerse, de la importancia del uso del cinturón, a la vez de hacer reflexionar a los padres sobre el valor de los dispositivos de retención.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto