Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Psicología y salud mental

Tipos de contenidos: Salud

^

El coaching personal

Una nueva disciplina centrada en el logro de las metas personales

Hacer preguntas para ayudar a la persona. Esta es la base del coaching personal, la última moda llegada de Estados Unidos. La figura del coach -entrenador en inglés- aterriza en España con el objetivo de que nos descubramos a nosotros mismos y logremos nuestras metas. Les presentamos las claves y argumentos de esta nueva disciplina -vista con escepticismo desde el campo de la psicología-, con los testimonios de tres coaches que trabajan en España.

Objetivos

"El coach nunca te dice lo que tienes que hacer, te ayuda a descubrir lo que quieres". Con esta premisa Susana Lemonche, coach para el desarrollo personal y profesional, explica el objetivo de esta novedosa disciplina. Según sus promotores, el coaching parte del mismo concepto que el método socrático. Preguntar, preguntar y preguntar para que la persona por sí misma extraiga sus conclusiones. Lo explica José Luis Menéndez, coach personal profesional y presidente del Instituto Internacional OlaCoach: "Es el arte de hacer que otros saquen lo mejor de sí mismos y que con ello alcancen sus objetivos".

Hacia finales de los 80 y principios de los 90 empezó a tomar forma el coaching en los Estados Unidos. "Surgió a raíz de que alguien se dio cuenta de que estaba ayudando más a sus clientes a través de preguntas y dejándoles llegar a sus propias conclusiones, que con soluciones, a pesar de que él era un experto", cuenta Menéndez. A la idea de la mayéutica- método socrático de enseñanza basado en el diálogo entre maestro y discípulo - se le sumó el concepto del entrenador deportivo. En 1992 se formó la primera escuela de esta disciplina. Hoy, según cifras que maneja la Federación Internacional de Coaching, existen más de 6000 coaches en el mundo, repartidos por 30 países. En España, trabajan alrededor de una treintena.

José Luis Catalina, vocal del Colegio de Psicólogos de Madrid, alerta sobre la figura del coach. "Tengo muy serias dudas sobre el coaching personal si no hay algo que lo avale detrás, como puede ser que lo imparta un profesional del consejo, por ejemplo, un psicólogo". Catalina defiende que esta profesión todavía se encuentra en estadios tan iniciales que no conviene ponerse en manos de un coach a la ligera y sin ninguna garantía. "Es importante informarse muy bien antes de acudir a uno de ellos", afirma. "Se trata de una ´profesión´ que no está regulada y, por lo tanto, cualquiera puede autotitularse entrenador". Según la opinión de este psicólogo, "la disciplina que da al consumidor mayores garantías cuando se trata de aconsejar de forma regular acerca de la vida es la psicología, que requiere 4 años de estudios y cuenta con un colegio que vigila la profesión".

Nos encontramos con dos tipos de coaching: el empresarial y el personal, que sólo se diferencian en su finalidad última. Mientras que el dirigido a empresas se dedica a ayudar a mejorar las habilidades de directivos y empleados en sus respectivos trabajos, el personal intenta que se cumplan las expectativas vitales. En el mundo de los negocios empieza a sonar este concepto, pero todavía es una actividad desconocida para el gran público. En principio, según sus promotores, sirve para todo el que tenga objetivos y metas que cumplir, es decir, para todos.

"En ocasiones nos bloqueamos, no tenemos las metas claras y si las tenemos, no conseguimos llegar a ellas porque no sabemos cómo hacerlo. Para muchos, una vida de éxito consiste en hacer lo que uno quiere, como cambiarse de casa, ganar más dinero en el trabajo o llevarse mejor con los compañeros. En todos estos terrenos es donde entraría el coaching personal", explica Lemonche.

"El objetivo principal es conseguir que el cliente sea consciente de lo que tiene y no tiene, de lo débil y lo fuerte que es ante el objetivo deseado. En definitiva, de lo que puede hacer. Una vez que haya asumido esto, puede tomar responsabilidades y trabajar de una manera eficaz en lograr sus deseos", añade Menéndez.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en