Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Psicología y salud mental

Tipos de contenidos: Salud

^

Conducta sexual en el mundo

Un estudio revela que la edad del primer contacto sexual se ha incrementado en las mujeres

El sexo es inherente a nuestra naturaleza y los hábitos y conductas sexuales diversos en las distintas partes del mundo. Un reciente trabajo publicado en la revista The Lancet acerca de la conducta sexual en el mundo es uno de los estudios más extensos e importantes que se han realizado y una oportunidad única para conocer las costumbres así como un valiosa arma estratégica a la hora de prevenir conductas de riesgo y enfermedades.

En el estudio se han analizado los datos de 59 países de todo el mundo intentando responder a cuestiones tales como la edad en que se inician las relaciones sexuales, el número de parejas y la promiscuidad, la edad del matrimonio y el uso de preservativo entre otros. Los datos estadísticos son representativos de un grupo de población nacidos entre 1965 y 1969 y para su recogida se ha efectuado una búsqueda bibliográfica exhaustiva de todos los artículos publicados en los últimos 10 años. A la hora de valorar los resultados hay que tener en cuenta que algunos datos, como la edad en la que se inician las primeras relaciones sexuales, probablemente han sufrido algunas variaciones en la generación adolescente actual. Es posible que algunas de las diferencias en las conductas sexuales entre los dos sexos sean debidas a la distinta actitud entre géneros a la hora de responder a las cuestiones, ya que los hombres suelen tener menos pudor y tienden a sobrevalorar algunas conductas mientras que las mujeres las esconden.

Las primeras relaciones

Tras analizar los resultados, uno de los primeros datos que sorprenden es el referente a la edad en que se inician las primeras relaciones sexuales ya que, en contra de lo esperado, la tendencia a tener relaciones de forma precoz es menor a la prevista. La edad en que se producen los primeros encuentros es variable entre los distintos países, oscilando entre los 15 y 19 años. En general la edad del primer contacto sexual se ha incrementado en las mujeres, siendo menor en países del este de África y del sur de Asia al contrario que en Latinoamérica en donde la edad es mayor. En algunos países en los que los primeros encuentros sexuales tienen lugar dentro del matrimonio, estos se retrasan al demorarse también la edad en que las parejas se casan.

En general, las mujeres se inician en el sexo a una edad más temprana que los hombres, con excepción de los países Latinoamericanos en que ocurre lo contrario. En los países africanos, los varones no suelen tener su primera relación antes de los 17 años mientras que muchas mujeres ya se inician a los 15. En Latinoamérica las cifras se invierten y la mayoría de las mujeres no tienen su primer encuentro antes de los 18, mientras que los varones se inician entre los 16-17 años. En los países industrializados no suele haber diferencias entre sexos, y la edad de la primera relación sexual se sitúa entre los 17-18 años. En otros países en los que se retrasa la edad del matrimonio hay un mayor número de relaciones prematrimoniales.

En contra de la idea inicial, los solteros practican menos sexo, sobre todo en países en desarrollo

Dado que la recogida de estos datos se ha efectuado en el grupo de población que ahora tiene entre 35 y 40 años, es probable que estos resultados no se correspondan a la realidad más inmediata, ya que es un hecho comprobado que en algunos países industrializados se está adelantando la edad de la primera relación (ya es habitual que se produzca antes de los 15 años). Otro dato que resulta quizás curioso es el referente a la frecuencia en las relaciones sexuales entre solteros y casados ya que, quizás en contra de la idea inicial, los solteros practican menos sexo, sobre todo en países en desarrollo. En las encuestas efectuadas, menos de la mitad de los solteros habían tenido relaciones sexuales en el último mes.

Matrimonio y monogamia

La monogamia es la conducta sexual que prevalece en la mayoría de los países. A pesar de que las tasas de promiscuidad son elevadas, sobre todo en los países más industrializados, la mayoría de los encuestados refieren haber tenido sólo una pareja sexual recientemente. En general los hombres tienen un mayor número de parejas sexuales que las mujeres, aunque en algunos países desarrollados, hombres y mujeres se equiparan en las tasas de promiscuidad. La edad a la que se llega al matrimonio es distinta dependiendo de los países y sobretodo de las culturas, y en general, las mujeres se casan a edades más tempranas que los hombres. En África, la edad del matrimonio en los hombres es alrededor de los 25 y en las mujeres de los 18. En Latinoamérica, los hombres se casan a los 24 y las mujeres a los 20 y en Europa la edad media es de 26 años para los hombres y 24 para las mujeres.

Nigeria y Bangladesh son los países en los que las mujeres llegan más jóvenes al matrimonio, a los 15 y 14 años, respectivamente. En algunos países asiáticos, en los que se llevan a cabo matrimonios a edades muy precoces con la idea de proteger el honor de las mujeres, las precoces experiencias sexuales pueden ser coercitivas y traumáticas para las jóvenes, con tasas de embarazos a edades tempranas, que pueden poner en peligro la salud de la madre y del bebé. En cuanto a los datos sobre conductas homosexuales, es probable que estén infravalorados, ya que hay pocas estadísticas y son conductas que todavía en algunos países, se esconden. En Asia, en la zona del este las tasas oscilan entre el 3 y 5%, mientras que en el sur llega al 12%. En Europa hay una prevalencia entre el 6 y 15% mientras que puede llegar hasta el 20% en algunas zonas de Latinoamérica.

SEXO SEGURO

Una de las principales preocupaciones en el campo de la salud pública es la del control y prevención de las enfermedades de transmisión sexual, especialmente de la infección por el virus del sida. En los países más desarrollados los individuos tienen un mayor número de parejas sexuales sin que esto conlleve necesariamente una tasa más elevada de infección (el mayor número de infectados sigue estando en África). Este dato lleva a los autores a pensar que hay otros factores que predisponen a contraer la infección que van más allá de la promiscuidad, tales como la pobreza, la movilidad y la igualdad de género, por lo que proponen intervenciones al respecto.

La mayoría de las personas están casadas y practican el sexo con su pareja habitual. El matrimonio no siempre protege de las enfermedades de transmisión sexual; en Uganda, las mujeres casadas son las que tienen una mayor tasa de infección por el VIH y en Kenia y Zambia, los beneficios del sexo practicado en el matrimonio, se minimizan al haber un mayor número de relaciones y además ser éstas poco seguras, con bajas tasas de uso del preservativo. En general, las mujeres casadas tienen más problemas para convencer a su pareja y no suelen utilizarlo como medida preventiva dentro del matrimonio. El uso del preservativo es mayor en los países industrializados y está aumentando, sobre todo por parte de las mujeres. En África, su uso se incrementó del 5 al 19% entre los años 1993 y 2001. A pesar de esto, los hombres jóvenes usan el preservativo más que las mujeres.

Otro de los problemas de salud pública que resulta preocupante es la elevada tasa de embarazos entre los adolescentes. EE.UU. tiene una de las prevalencias más altas, respecto a otros países industrializados, a pesar de que ha disminuido en un 30% en la pasada década pasando de cifras de 117/1000 en 1990 al 82/1000 en el 2001. Algunos estudios han sugerido que la reducción de las cifras se ha producido gracias a la abstinencia y al retraso en la edad en que se producen las primeras experiencias sexuales, más que por el uso de medidas anticonceptivas.

Etiquetas:

años, edad, mujeres, países, sexual




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto