Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Economía solidaria

Tipos de contenidos: Solidaridad

Concurso Interescolar
Λ

Las remesas económicas de los inmigrantes

Un fenómeno creciente en nuestro país que evita la pobreza y ayuda al desarrollo en los lugares de origen de los inmigrantes

  • Autor: Por BENYI ARREGOCÉS CARRERE
  • Última actualización: 8 de mayo de 2008

Durante varias décadas del siglo XX, el dinero que llegaba de los emigrantes -las remesas- impulsó la economía española, aunque ahora la situación se ha invertido. España se encuentra entre los países más desarrollados y se ha convertido en el quinto país que más remesas envía del mundo, gracias a los inmigrantes que ahorran para mandar lo que pueden a sus familiares. Estos ingresos extra ayudan a las familias de origen a escapar de la pobreza y constituyen un importante factor de desarrollo en caso de que se inviertan de la forma adecuada, por lo que muchos países han comenzado a centrarse en aprovechar todo el caudal de las remesas, que en muchos de ellos supone cifras superiores a todas las ayudas al desarrollo juntas.

De país receptor a 'remesador'

Las remesas, es decir, el dinero que los inmigrantes envían a la familia que vive en el país de origen, se producen en todo el mundo, en un fenómeno que viene provocado por el alejamiento familiar temporal de la persona que emigra. Según datos del Banco Mundial, en 2004 se movieron por este método casi 100.000 millones de euros y la Unión Europea fue el principal origen de las remesas,

En 2004 se movieron por este método casi 100.000 millones de euros y la Unión Europea fue el principal origen de las remesas

seguido de cerca por los Estados Unidos, mientras que España fue el quinto país del mundo. Se constata así que los inmigrantes que viven en los países más ricos se acuerdan de sus familias e intentan ayudar en lo que pueden a su manutención, tal y como hicieron los inmigrantes españoles tantas veces a lo largo del siglo pasado. Así, el año 2004 fue el primero de la historia en que las remesas de los inmigrantes superaron al dinero enviado a nuestro país por los españoles residentes en el extranjero: España recibió 4.184 millones de euros mientras que los inmigrantes mandaron al exterior 4.189 millones, según estadísticas del Banco de España.

España recibió 4.184 millones de euros mientras que los inmigrantes mandaron al exterior 4.189 millones, según estadísticas del Banco de España

Desde 2004 esta tendencia crece y en 2005 se alcanzaron los 4.614 millones de euros remesados por los extranjeros -316 millones de euros más que las remesas que recibió España, mientras que de enero a julio del presente año, el incremento es significativo, con unas cifras de 3.346 millones de euros enviados por los inmigrantes residentes en España, 887 millones más que en el mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, estas estadísticas se quedan cortas para medir el fenómeno de las remesas, porque no recogen lo que se conoce como 'envíos informales', es decir, todos aquellos que no se tramitan ni por los bancos ni por las empresas que se dedican a mandar dinero, y han aterrizado con fuerza en España. "Es el caso de Marruecos, un país vecino en que la gente puede ir y venir con facilidad con el dinero en el bolsillo o el caso de la abuela que mete el billete en una carta. Además, existen mecanismos que son organizados mediante previo pago, como la Hawala, una red que existe en algunos países musulmanes", explica Iñigo Moré, fundador de Remesas.org, un laboratorio de ideas que analiza los efectos de las remesas.

Por esta razón, la Asociación Nacional de Agencias de Envío de Dinero estima que más del 50% de las remesas no se computan en las estadísticas oficiales. De todas formas, estos datos sirven para captar varias de las características de este fenómeno. Así, según las últimas estadísticas del Banco de España -correspondientes a 2004 y 2005-, la zona que más remesas recibe es América Latina y el Caribe, con casi el 70% de los envíos, con Colombia y Ecuador como principales beneficiarios, ambos con porcentajes que rondan el 20% del total. En otras zonas, destacan Rumanía, con el 7,7 % de las remesas totales y Marruecos, con el 6,9%.

Las empresas remesadoras

Las empresas que se dedican a transferir dinero al extranjero han crecido a la sombra de los bancos, gracias a las promesas de rapidez en la entrega -la persona puede recibir el dinero en otro punto del planeta en 10 minutos- y porque muchos de los receptores no disponen de cuenta bancaria. De todas formas, todos los bancos y cajas tradicionales, así como Correos, pueden transferir dinero, e, incluso, los bancos han creado empresas remesadoras, para atender a este segmento de público. Es conveniente que los ciudadanos que deseen remesar se informen bien de las tarifas que se cobran tanto en el envío como en la recepción, porque pueden variar mucho. En Remesas.org han realizado un estudio en que confirman que las comisiones oscilan entre el 3% y el 23% de la cantidad enviada, en función de la empresa utilizada. Según la legislación vigente, las remesadoras -más de 40 en estos momentos, con amplias redes comerciales asociadas con frecuencia a locutorios- deben informar al Banco de España de sus tarifas.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Evitan la pobreza »



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto