Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Tipos de contenidos: Solidaridad

^

Ser voluntario mientras se aprende un idioma

La ONG AIPC-Pandora y varias academias de idiomas diseñan propuestas para quienes desean aprovechar la experiencia de ser voluntario y aprender un idioma extranjero a la vez

Imagen: AIPC Pandora

En verano aumenta el número de personas que realizan tareas de voluntariado internacional. Se aprovechan las vacaciones para ayudar a otros en diversos países del mundo y adquirir nuevas experiencias en tiempo de asueto. Sin embargo, a menudo no vale con la voluntad, sino que es necesario dominar la lengua local o, al menos, una de las más extendidas, como inglés o francés. Las ONG solicitan que el personal voluntario cuente ya con una base sólida, aunque algunas han optado por organizar sus propios cursos de idiomas, con el fin de no limitar la participación. Por su parte, diversas academias han lanzado también sus ofertas para cubrir un mercado cada vez más demandado.

Ser voluntario y estudiar inglés, francés o árabe con una ONG

La Escuela de Idiomas y Cultura de la ONG AIPC-Pandora es una de las pioneras. La oferta para este año propone dos destinos: Sudáfrica y Marruecos. En ambos lugares se pretende que quienes tomen parte en los cursos se desenvuelvan en otro idioma -inglés, francés o árabe, según el lugar elegido-, pero lo entiendan a la vez "como el medio para la expresión de la cultura de cada pueblo". Se aprende gramática, léxico y aspectos culturales.

El fin es doble. Por un lado, los estudiantes mejoran el nivel de un idioma durante estancias de 30 o 60 días y, por otro, colman sus inquietudes solidarias, ya que se toma parte en un programa humanitario de voluntariado internacional. "Con esta combinación, se consigue una perfecta inmersión cultural, entender la cultura del país y sus gentes, así como sus problemáticas humanitarias, además de contribuir a una gran causa", detalla la entidad.

"Se consigue una perfecta inmersión cultural, además de contribuir a una gran causa"

Un rasgo diferenciador es la colaboración, que en este caso se mantiene con ONG locales que pertenecen a la misma federación internacional que AIPC-Pandora, Federación Internacional Experiment in International Living. La diferencia principal de esta escuela con respecto a la oferta de las academias privadas es que los beneficios se reinvierten en la financiación de los proyectos de cooperación que desarrolla la propia ONG. "Todo se reinvierte en proyectos nacionales e internacionales que desarrollamos. Ésta es la gran diferencia de nuestros programas", subraya Antonio Santos, responsable de comunicación de AIPC Pandora. Este año, los ingresos se destinarán a la construcción de una escuela en el área rural de Kalassa, cerca de Bamako (Mali).

Ser voluntario y estudiar inglés con un centro privado

Imagen: linz_ellinas

Entre las propuestas de las academias, Travel & Tuition repite como destino Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. La directora, Carmen Codinach, señala que los programas compaginan la práctica de la lengua inglesa con actividades de voluntariado durante un periodo medio de dos semanas. El perfil de los estudiantes es el de un joven mayor de 18 o 21 años, según la actividad que se realice. Todos ellos reciben clases de inglés por la mañana en una escuela, con exámenes cada cuatro semanas para conocer su progreso.

Para quienes prefieran viajar a India, Mundoidiomas organiza programas de voluntariado en inglés en este país. La duración oscila de cuatro a ocho semanas, con posibilidad de prolongar la estancia, y las propuestas se dividen entre Goa, Rajastán e Himachal. En estos lugares se desarrollan programas para voluntarios entre 18 y 29 años o mayores de 30 y cada mes se establece una fecha concreta de inicio de los mismos. La directora de Mundoidiomas, Celia Castro, explica que estas iniciativas se organizan a través de una empresa hindú y recuerda que las personas interesadas deben contar con un nivel de inglés intermedio o intermedio alto "porque, precisamente, los voluntarios imparten clases de inglés a los niños de la zona". Estos programas se distinguen porque los participantes no asisten a clases, sino que practican la lengua durante toda la estancia en el país, tanto en las tareas de voluntariado, como en la relación con los coordinadores.

La mayoría de los solicitantes son estudiantes universitarios o a punto de comenzar estos estudios, indica Celia Castro, quien reconoce que "son programas bastante solicitados". Estos se dividen en dos partes. Por la mañana se debe seguir un programa obligatorio, mientras que por la tarde se desarrollan varias actividades opcionales, pero aconsejables. Además, se llevan a cabo talleres de yoga y meditación, cocina india o excursiones.

Tipos de voluntariado

Tras una primera semana de orientación, donde los futuros voluntarios participan en los citados talleres, se comienza el proyecto de colaboración elegido. Mundoidiomas da la oportunidad de tomar parte en tres tipos de actividades: mejora de las condiciones educativas en zonas rurales, asistencia social y sanitaria y capacitación de jóvenes adolescentes y mujeres. En Goa, el campamento base se ubica en la playa Colva. El programa de 4 a 8 semanas permite prestar asistencia en guarderías o campamentos educativos y cursos puente para niños que han abandonado el colegio, enseñar conocimientos informáticos básicos en orfanatos, a mujeres y adolescentes. El programa de 8 semanas se centra en enseñanza en escuelas, tareas con niños enfermos de sida y en la escuela de personas con discapacidad mental. En Rajastán, el programa se desarrolla de septiembre a marzo y en Himachal, de marzo a diciembre. Las actividades son similares a las propuestas en Goa.

Las tareas de voluntariado se realizan en áreas rurales, campamentos o ciudades, en programas sociales, sanitarios, medioambientales o educativos

Los proyectos de AIPC-Pandora asignan a cada voluntario un proyecto adecuado a su perfil. En Marruecos, además de asistir a clases de francés, árabe clásico y/o árabe marroquí, los voluntarios participan en proyectos socioeducativos, medioambientales y de bienestar social. Se presta apoyo educativo a niños y jóvenes en situación de desventaja social para ayudarles a mantenerse en el sistema escolar y se colabora con organizaciones locales que apoyan a las comunidades en proyectos de desarrollo sostenible o en el área de la discapacidad. En Sudáfrica hay dos opciones: programa combinado de voluntariado e idioma en el mismo día en Stellenbosch o un programa que durante las 2 o 4 primeras semanas incluya clases de inglés por las mañanas y durante las 2 o 4 semanas siguientes, tareas de voluntariado de media jornada en Ciudad del Cabo.

En Travel & Tuition se propone trabajo con niños o con personas necesitadas, cuidado de personas mayores o niños con discapacidad, o tareas de alimentación, limpieza y cuidado de aves.

Qué incluyen los programas

Imagen: AIPC Pandora

Los programas de voluntariado e idiomas no son económicos. Su precio oscila entre 900 y más de 2.000 euros, en función del destino y el periodo de duración. En la mayoría de los casos, el coste incluye la recogida en el aeropuerto, el traslado hasta el alojamiento, orientación durante los dos primeros días, alojamiento y manutención en familia, albergue o campamento -según el programa-, el curso contratado (15, 20 o 25 horas semanales) y los materiales del mismo, la participación en proyectos humanitarios y el apoyo permanente durante la estancia. Es frecuente que los billetes de avión y las excursiones supongan un coste adicional.

Conviene preguntar si el coste incluye también la contratación de un seguro médico u otro, o si es necesario que cada voluntario contrate una póliza propia. "Siempre cuidamos la seguridad de los participantes y ofrecemos un seguro de viaje obligatorio, pero la persona puede contratar otro particular si lo prefiere", señala Antonio Santos, de AIPC-Pandora.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en