Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Habbo, el Second Life de los adolescentes

Habbo es un metaverso poblado por pequeños personajes pixelados que representan a millones de internautas adolescentes

Habbo cuenta con 30 comunidades locales y presencia en otros tantos países, tiene 78 millones de miembros registrados y siete millones de usuarios únicos al mes que pasan una media de 30 minutos en cada sesión. Pero en realidad Habbo es una comunidad virtual de adolescentes (el 90% de los usuarios tiene entre 13 y 18 años) de distintas partes del mundo que se relacionan, gastan dinero y entablan amistades online al igual que sus mayores lo hacen en Second Life. Habbo, pertenece a la empresa Sulake, con sede en Finlandia.

Si Second Life es un mundo virtual hecho a la medida de los adultos, con sus fantasías, sus obsesiones y sus posibilidades de desarrollar una 'segunda vida' sin preocupaciones ni responsabilidades, Habbo pertenece a la esfera social y mental de los adolescentes.

Para empezar su ámbito es reducido y resguardado, no abierto: no es el mundo exterior, sino un hotel de ocio o una residencia de estudiantes; una casa de juegos donde el grupo está a resguardo y muy interconectado.

Además, los avatares no son tan perfectos como los de Second Life y sí pixelados (en cuadritos evidentes) y con forma de pequeños jóvenes, lo cual refuerza por un lado la identificación por edad, y también la sensación de ser algo que todavía tiene camino por hacer: el fiel retrato del adolescente.

¿Cómo se entra en Habbo?

Habbo Hotel es de acceso gratuito, pero una vez el usuario ha entrado, creado su perfil y dado forma al avatar (denominado Habbo), le quedan muy pocas opciones si no dispone de créditos, la moneda de cambio virtual.

Los créditos pueden adquirirse mediante distintos medios de pago en cada país: por teléfono, desde el móvil o mediante sistemas de prepago y pasarelas online. Una vez el usuario se ha hecho con un puñado de créditos, puede usarlos para acceder a juegos online multiusuario o mejorar los objetos de los que dispone en su habitación.

También puede aumentar las opciones de ocio que le ofrece el paquete base de Habbo, mediante el ingreso en el Habbo Club, una sección selecta a la que acuden iconos adolescentes del mundo analógico como los chicos de 'Rebelde Way' o algunos cantantes pop. El coste del crédito se sitúa entre los 17 y los 23 céntimos de euro, en función del medio de pago y la cantidad adquirida.

Moverse por Habbo

Moverse por Habbo Hotel requiere de un complemento del navegador llamado Shockwave, que se descarga de forma gratuita. Dentro del hotel hay juegos, competiciones, salas de reunión, de baile y otros puntos de encuentro, como las habitaciones de los usuarios o salas patrocinadas por anunciantes o eventos deportivos y culturales.

En Habbo hay una gran presencia publicitaria, siempre adecuada a los gustos de los adolescentes. Además de los espacios publicitarios en las páginas informativas de la web, también en la mayoría de las salas hay vallas publicitarias.

Vivir en la 'Home'

La 'Home', o habitación, es el espacio personalizable de cada usuario dentro del hotel y se puede decorar adquiriendo 'furnis', elementos de mobiliario y otros objetos mediante créditos o por intercambio. Existe un catálogo de 'furnis' con todos los objetos de decoración disponibles, así como una tienda en la que se pueden adquirir productos relacionados con Habbo, como las minitarjetas Moo.

Las salas son lugares de encuentro y sirven para relacionarse con otros usuarios, principalmente mediante un chat en tres dimensiones. Los avatares se pueden mover por la sala y pueden realizar algunas acciones como saludar, charlar mediante texto con otros usuarios, bailar o jugar. Las salas están supervisadas las 24 horas y hay participantes avanzados denominados 'linces' que se mueven por el hotel y se encargan de orientar a los recién llegados.

Entre otras actividades que es posible realizar en Habbo está la creación de 'grupos', con un coste de 10 créditos; unirse a un grupo ya creado es gratuito. También existe Habbowood, una zona dedicada a la creación de películas por parte de los usuarios, con herramientas online.

Un hotel de normas estrictas

Las normas son estrictas en lo que al comportamiento online se refiere, en especial respecto a la protección de datos personales, ya que la mayoría de los usuarios son menores de edad. Tras los casos de redes como Orkut, MySpace y MSN Spaces, donde se infiltraron pederastas para captar a menores de edad, y también se dieron casos de acoso entre adolescentes, los creadores de Habbo han cuidado mucho este aspecto para no tener problemas.

El código de conducta se resume en la denominada Manera Habbo y son una serie de prohibiciones de obligado cumplimiento para todos los miembros bajo la amenaza de ser castigados con la pena máxima. Dicha pena máxima en Habbo es la expulsión de la comunidad.

Dentro de las páginas de ayuda, existe una guía específica para padres en la que se especifica la existencia de un filtro previo de los contenidos y la supervisión constante de todas las salas. Por otro lado, la popularidad de Habbo Hotel ha animado a algunos aficionados a crear páginas web y hoteles con servidores alternativos a los oficiales, denominados Retro.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto