Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Tecnología
Λ

Conectarse a Internet mediante globos aerostáticos

Los globos de hidrógeno comienzan a usarse tanto de alternativa de conexión a la Red como para dar cobertura a los móviles

Imagen: CONSUMER EROSKI

Acercar Internet a las zonas más apartadas conlleva no pocos inconvenientes. Al despliegue de cables y antenas se suman en muchas ocasiones las dificultades de la orografía y los desplazamientos constantes a la zona para efectuar las tareas de mantenimiento. Por ello las empresas de telecomunicaciones están apostando por el ingenio a la hora de crear métodos nuevos para dar cobertura a las señales en zonas remotas, tanto telefónicas como de transmisión de datos. La propuesta más reciente es el uso de globos hinchados con gases más ligeros que el aire.

Detrás de esta tecnología se encuentra una compañía estadounidense, Space Data, que tuvo la idea de replicar el modelo de los satélites, pero con globos aerostáticos. Space Data ha bautizado la aplicación como SkySite.

¿Cómo funciona?

Los globos son lanzados a la estratosfera, una altura suficiente como para dar cobertura a grandes zonas. Mientras ascienden se les transmite desde el centro emisor en la tierra la señal de red, mediante ondas de radio, y ellos la expanden por su zona de cobertura gracias a su antena transmisora.

Con un simple globo de dos metros de diámetro con una antena transmisora incorporada, se ofrece una cobertura de más de 640 kilómetros cuadrados

Con un simple globo de dos metros de diámetro con una antena transmisora incorporada, e inflado con una pequeña cantidad de hidrógeno, se ofrece una cobertura de más de 640 kilómetros cuadrados. Los globos tardan unas dos horas en subir a la altitud necesaria, que oscila entre los 19 y los 30 kilómetros, donde consiguen su óptimo de cobertura.

Pero tienen varios problemas. El primero es que la comunicación no es simétrica, ya que es mucho más fácil hacer bajar la señal a tierra que subirla luego desde el ordenador. Aun así, Space Data asegura una señal de subida suficiente, y también propone la alternativa de otros métodos, como la corriente eléctrica, para enviar la señal desde el dispositivo del usuario de nuevo a la Red.

A los globos no les afectan las inclemencias meteorológicas, debido a la altitud que alcanzan, y tampoco suponen un obstáculo para las rutas de aviones comerciales

Su segundo inconveniente es que los globos no permanecen estables sobre la zona durante mucho tiempo y se pierden, por lo que se deben relanzar cada 24 horas. Pasado este periodo de tiempo, y después de que los técnicos envíen la señal adecuada, la antena transmisora de datos se desliga del globo y aterriza con la ayuda de un pequeño paracaídas. Después, la empresa, que ya lanza 10 globos al día, comienza a buscarla con un equipo rastreador provisto de GPS, porque no conocen el lugar exacto donde cae.

Según la compañía promotora, a los globos no les afectan las inclemencias meteorológicas debido a la altitud que alcanzan, muy por encima de las mismas, y tampoco suponen un obstáculo para las rutas de aviones comerciales debido a su pequeño tamaño.

Por sus características, este sistema puede constituir una alternativa interesante para el mundo rural y para todas las personas que no vivan en un gran centro urbano. Los usuarios que viven en el campo se han tenido que conformar con frecuencia con las conexiones que les ha ofrecido el 'operador dominante' de cada país sin poder estudiar casi ninguna otra opción para acceder a la Red.

Una alternativa a las antenas de telefonía móvil

Imagen: Space Data

Esta tecnología de globos aerostáticos también podría ser utilizada para reemplazar a las antenas de telefonía móvil que se colocan en las ciudades, ya que se puede dar cobertura tanto a Internet como a los móviles. De esta manera, las operadoras podrían esquivar las trabas e inconvenientes que se encuentran en muchas poblaciones, donde los vecinos no quieren tener ninguna antena de telefonía cerca por miedo a posibles efectos adversos.

Los globos también resultarían más baratos para las operadoras, porque se tendrían que colocar en menor número que las antenas de telefonía, que poseen mucho menor alcance.




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto