Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

^

La liberalización de los nombres de dominio

Empresas y particulares podrán registrar una extensión de primer nivel con su propia marca o nombre

El ICANN, el organismo encargado de la administración de los nombres de dominio de Internet, aprobó el pasado mes de junio la liberalización de las extensiones para la creación de dominios de primer nivel. Es decir, las terminaciones de dominios como ".com", ".net", ".org", etc. se podrán ampliar con otras que hagan referencia a una marca comercial o personal. Por ejemplo, ".eroski" o ".perez". Pero para ello habrá que presentar en el ICANN una solicitud que acredite que se es dueño del negocio sobre el que versa la marca, que dicho negocio tiene viabilidad económica y que se posee la patente de la marca.

Un hipotético sitio web podría llamarse "windows.microsoft" o "gmail.google", lo cual abre numerosas posibilidades en los entornos corporativos

Empresas como Google o Microsoft pueden registrar, a partir de ahora, como extensión sus propias marcas y crear servicios y páginas alrededor de ellas. Por ejemplo, un hipotético sitio web podría llamarse "windows.microsoft" o "gmail.google", lo que abre numerosas posibilidades en los entornos corporativos y supera las dificultades locales de que en determinado país una marca global estuviera registrada por ciberokupas. Un ejemplo notable es el del servicio webmail Gmail de Google, cuya versión en castellano no se puede llamar "www.gmail.es" porque este dominio está registrado por un particular. A partir de ahora bastará con un dominio "gmail.google" para todo el mundo.

Para asegurar que los usos de estas nuevas extensiones de dominio cumplan las normas de derecho, sólo se podrán registrar nuevas extensiones de dominio que respeten los derechos de marcas y no sean parecidos a marcas y nombres conocidos. Por otra parte, tampoco estará permitido registrar nombres con identidades, comunidades o personajes históricos reconocidos. Con ello se pretende evitar la ciberocupación, la piratería de patentes y el aprovechamiento de una marca por parte de terceras empresas.

Además, para la concesión de estas extensiones, sus promotores deberán presentar un plan de negocio y demostrar capacidad técnica suficiente para poder gestionar de forma autónoma estos dominios. A falta de concretar los documentos técnicos y los detalles para la gestión de estas extensiones, el precio será una de las primeras barreras para aquellas empresas y particulares que quieran hacerse con una extensión. A pesar de no haber cifras oficiales, expertos en la gestión de dominios consideran que el coste no será inferior a 100.000 dólares por cada extensión de primer nivel registrada.

La fase de registro no será efectiva hasta el primer semestre de 2009, y su explotación comercial está prevista en 2010. Según el ICANN, el organismo actualmente es capaz de crear hasta 5.000 nuevas extensiones de dominio con la tecnología de que dispone, cifra que irá aumentando con el paso de los años. Como novedad, los nuevos nombres de dominio podrán escribirse en caracteres asiáticos, árabes, cirílicos y en otros alfabetos y lenguajes que actualmente no están soportados en la Red.

Ventajas e inconvenientes

Con esta medida, el ICANN se adelanta a una tendencia creciente en Internet, como es la de pedir la creación de nuevas extensiones por parte de organismos públicos, gobiernos regionales y empresas privadas. En España, la concesión de la extensión de dominio ".cat" a la "Fundació Puntcat" de Cataluña ha supuesto un impulso para otras comunidades autónomas como Galicia, que quiere poseer los derechos de gestión de la extensión ".gal".

Parte de la neutralidad en los nombres de dominio se rompe al permitir a las empresas y organismos con mayor capacidad económica disponer de una extensión propia

Además, sectores concretos como la aviación o los móviles también han conseguido dominios para su sector como .aero y .mobi. De esta forma, se simplifica la concesión y burocracia necesaria para conceder una extensión de dominio.

Sin embargo, parte de la neutralidad en los nombres de dominio se rompe, al permitir a las empresas y organismos con mayor capacidad económica disponer de una extensión propia, sin necesidad de tener que recurrir a la extensión .com, un genérico en los nombres de dominio de Internet. De este modo se pueden alterar provechosamente los resultados en los buscadores.

Hasta ahora, que empresas como Microsoft, Yahoo! o Google tuvieran una terminación de igual forma que cualquier usuario de Internet ha permitido una competencia en igualdad de condiciones en cuanto a la forma de denominarse en la Red. Esto ya no será más así.

Ha surgido una técnica conocida como "tasting" que consiste en registrar miles de dominios al día e insertar publicidad contextual en ellos para comprobar su retorno monetario

Por otra parte, el ICANN quiere controlar la especulación de los nombres de dominio más rentables, ya que, debido al número finito de combinaciones posibles en los dominios de primer nivel, se ha creado un mercado de especuladores de dominios que se dedican a la compraventa de nombres genéricos.

Además, debido a las diferentes fases previstas para la concesión, renovación y cancelación de un nombre de dominio, ha surgido una técnica conocida como "tasting" que consiste en registrar miles de dominios al día, insertar publicidad contextual en ellos y medir en cada uno de ellos el retorno monetario que son capaces de generar los primeros días. Muchos de ellos, con esta simple acción automatizada, son capaces de pagar el precio de registro; el resto, son devueltos sin coste para estas empresas al pedir la devolución del mismo dentro del periodo de devolución previsto en las normas de ICANN.

Extensiones de dominios de ciudades

El Ayuntamiento de Barcelona quiere gestionar el dominio ".bcn" a partir del año 2010

Uno de los primeros interesados en la creación de estas nuevas extensiones han sido los ayuntamientos de las principales ciudades del mundo. Ayuntamientos como los de Nueva York, París o Berlín ya han anunciado que optarán a pedir la concesión de una extensión para sus ciudades. Estos dominios estarán destinados a la promoción de actividades comerciales y turísticas de estos núcleos de población, así como a servicios públicos.

En España, el Ayuntamiento de Barcelona quiere gestionar el dominio ".bcn" a partir del año 2010, según han afirmado los portavoces del consistorio. De esta manera, las empresas, ciudadanos y corporaciones locales dispondrán de una identidad local que los identifique en Internet.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en