Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

^

Wifiber: enlace inalámbrico para empresas

Esta tecnología permite crear entre dos puntos conexiones con una velocidad de transferencia de hasta diez gigabits por segundo

Imagen: Omar Bárcena

Wifiber está pensada para sustituir a la fibra óptica en aquellos proyectos empresariales donde sea necesario conectar varios puntos dentro de un área metropolitana. Se basa en un conjunto de antenas que actúan a la vez como emisoras y receptoras de señal y que se colocan en los tejados de los edificios, aunque no se puede hablar propiamente de una red, ya que transmiten de modo unidireccional. Su principal ventaja es que no precisa de una gran inversión en infraestructuras, mientras que sí ocurre con la fibra.

La tecnología Wifiber (del inglés "Wireless Fiber" o fibra inalámbrica) ha sido desarrollada por la empresa norteamericana GigaBeam, que lanzó al mercado su primer producto comercial de este tipo tres años después de que las autoridades de Estados Unidos dieran vía libre a la utilización de la parte alta del espectro radioeléctrico.

Sus aplicaciones han trascendido al ámbito empresarial y Wifiber ya se está utilizando en la creación de conexiones de área local en universidades

Desde su inicio se pensó en una tecnología para crear conexiones empresariales entre diferentes sedes dentro de una misma ciudad, de modo que se mantuvieran interconectadas de un modo corporativo y fácil de controlar, y sin las grandes inversiones que implicaba desplegar una red de fibra óptica. Pero sus aplicaciones han trascendido al ámbito empresarial y Wifiber ya se está utilizando en la creación de conexiones de área local en universidades y parques tecnológicos, así como para la emisión de señal de audio y vídeo en alta definición de modo inalámbrico entre dos puntos, lo que podría favorecer en el futuro aplicaciones como la telepresencia. Esto supondría mantener con fluidez reuniones a distancia entre varios individuos que se verían en tamaño real a través de grandes pantallas. La empresa Cisco Systems ya está trabajando en proyectos de telepresencia en conexiones sin cables.

Wifiber también puede ser una buena alternativa a la fibra óptica a la hora de crear conexiones entre diferentes administraciones metropolitanas, dada su rapidez de instalación y su bajo coste. La inversión necesaria para colocar una antena con esta tecnología es de 25.000 euros, mientras que el despliegue de un cable de fibra óptica implica levantar el firme urbano y cavar zanjas en medio de una ciudad con el fin de soterrar dicho cable, y por tanto supone un coste muy elevado. Además, requiere un proceso burocrático complejo, ya que hay que pedir numerosos permisos, cortar el tráfico, respetar las conducciones que ya existían en el subsuelo, etc.

Un rango de frecuencias poco utilizado

Para la transmisión de datos en áreas locales o metropolitanas se utilizan diferentes tecnologías inalámbricas, como wifi, WiMax o LMDS, entre otras. Estas tecnologías viajan por una parte del espectro radioeléctrico libre, lo cual quiere decir que pueden ser usadas para la transmisión de todo tipo de señales, sin que exista un uso exclusivo. Ello implica mucho tráfico, posibles interferencias e incluso colapso. Por otro lado, las señales inalámbricas disponen de un ancho de banda que viene determinado por el rango de frecuencias donde operen, de tal forma que cuanto más alto sea el espectro en el que trabajan, mayor será el ancho de banda disponible.

Wifiber trabaja en rangos de frecuencias poco utilizados, por lo que permite comunicaciones estables y de gran volumen

La popular tecnología wifi transmite datos en un rango de frecuencia entre 2,4 gigahercios y 5 gigahercios (Ghz). Es una parte del espectro donde se acumulan todo tipo de señales, desde estaciones inalámbricas de monitores de bebé a teléfonos fijos sin cables. Por este motivo, pueden producirse interferencias en zonas muy concurridas, como son por ejemplo las ciudades.

Wifiber, en cambio, trabaja en las bandas de ondas de 71 gigahercios a 76 gigahercios, de 81 gigahercios a 86 gigahercios y de 92 gigahercios a 95 gigahercios, en la zona alta del espectro libre. Esta zona no ha sido utilizada hasta ahora para este tipo de transmisiones, por lo que se puede realizar una transmisión de datos de hasta 10 gigabits por segundo con una cobertura de dos kilómetros en grandes ciudades y sin necesidad de contar con un repetidor de la señal. En áreas rurales o despejadas, el alcance puede llegar hasta los 16 kilómetros, siempre y cuando ambas antenas se encuentren perfectamente alineadas entre sí. Desde el año 2006, Gigabeam cuenta con una autorización de las autoridades de Estados Unidos y la Unión Europea para comercializar sus productos en estos rangos de frecuencias.

Inconvenientes

Debido a que el haz que emite una señal de Wifiber es muy pequeño (del grosor de un lápiz) es necesario que exista una visión directa entre las antenas. Al mismo tiempo, las antenas del emisor y del receptor deben estar colocadas de forma alineada para optimizar el enlace entre ambas estaciones. Por este motivo, las antenas se instalan en la parte alta de las azoteas de los edificios y sobre una torre que no esté sometida a un gran movimiento de la base. Otra opción es colocar la antena en interiores, con una visión directa con la antena del receptor, ya que la señal no se ve interferida por los cristales.

Esta tecnología no es apropiada para zonas donde se produzcan lluvias torrenciales constantes

Otro de los grandes problemas de la tecnología Wifiber es la lluvia, ya que la señal se ve afectada por las condiciones atmosféricas, hasta el punto de que puede perderse la conexión entre dos puntos en medio de una tormenta. Otras condiciones meteorológicas, como la niebla o la nieve, no afectan tanto a la calidad de la señal. Sin embargo, una lluvia torrencial influye de forma negativa sobre la calidad del enlace. Por este motivo, esta tecnología no es apropiada para zonas donde se produzcan lluvias torrenciales constantes. Una solución es apoyarse de forma alternativa en otras tecnologías para la transmisión inalámbrica de datos en el caso de que la señal por Wifiber se pierda de forma momentánea.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en