Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Siete formas de usar la tecnología para aprender inglés

Navegar por Internet en inglés, practicarlo con canciones, canales de YouTube o en las redes sociales son algunas maneras que brindan las tecnologías para el aprendizaje de este idioma

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 29 julio de 2015

«El nivel de inglés de los españoles es bajo o muy bajo», según un estudio de la Universidad de Cambridge (Reino Unido). El doblaje de las películas, la falta de práctica en la enseñanza y el miedo al ridículo son algunas de las razones. Por suerte, la tecnología ayuda en la práctica de este idioma de muchas formas. En este artículo se explican siete de ellas: desde navegar por Internet en inglés y aprenderlo con canciones, canales de YouTube o con ayuda de las redes sociales, hasta contar con las mejores apps de móvil para practicar en la lengua británica.

Imagen: racorn

Internet ha roto muchas barreras, entre ellas, la del acceso al conocimiento. Ahora para aprender inglés no hace falta apuntarse a una academia e ir a clases tres veces por semana. Habrá quien siga prefiriendo este método, pero, con un poco de voluntad y disciplina, se puede aprender o mejorar de forma autónoma, con ayuda de los recursos adecuados.

En la siguiente lista hay materiales de todo tipo para estudiar inglés a diferentes ritmos, con el móvil, el ordenador y otros dispositivos como principal apoyo, además de con apps especialmente diseñadas para ello. ¡Ahora solo falta ponerle ganas!

1. Aprender inglés mientras se navega por Internet

Navegar por la Red es una de las actividades que se realiza con más frecuencia en el ordenador. Así que ¿por qué no aprovecharlo para mejorar el nivel de inglés? Para empezar, se puede poner el navegador web en inglés y, de esa forma, muchas páginas web con versiones en múltiples idiomas aparecerán directamente en esta lengua. También el usuario puede cambiar él mismo el idioma en muchas de ellas, como Google y Facebook.

Otra forma de aprender la lengua británica mientras se navega por Internet es usar ciertas extensiones de navegador. Con Readlang se puede traducir cualquier texto que vea on line y crear listas de vocabulario para repasar después. Por otro lado, Grammarly corrige los textos en inglés (gramática y vocabulario) que se escriba en cualquier web.

Imagen: Elena Santos

2. Practicar inglés con las canciones favoritas

Dicen que aprender es más fácil si se hace con algo que divierte. Si los cantantes y grupos favoritos del usuario cantan en inglés, se pueden aprovechar las letras de sus temas musicales para mejorar vocabulario y practicar expresiones nuevas. El ritmo de la música, además, ayudará a memorizarlos.

LyricsTraining es una web donde se puede mejorar el nivel de inglés con vídeos musicales extraídos de YouTube, ayudándose de la letra. Según el nivel del estudiante, LyricsTraining elimina un cierto número de palabras del texto, que luego hay que ir rellenando a medida que avanza la canción.

Imagen: LyricsTraining

Otra forma de seguir las letras de temas musicales para mejorar el vocabulario es la función "Lyrics" de Spotify. Con ella podrá ver la letra de la canción que suena en ese momento (como en un karaoke).

3. Canales de YouTube para aprender inglés

LyricsTraining no es el único servicio de enseñanza de idiomas que saca partido de YouTube. En realidad, en la popular web de vídeos hay docenas de canales enfocados a la enseñanza del inglés, desde el nivel más básico hasta el más avanzado, y con material de todo tipo: reproducción de situaciones del día a día, vídeos humorísticos, noticias, lecciones como si fuera una academia, etc.

Imagen: EngVid

Algunos de estos canales son English with Jennifer, Speak English with Mrduncan, Real English, BBC Learning English o EngVid, entre otros.

4. Una red social en inglés para practicar

Hay otras redes sociales, además de Facebook. Entre ellas está Busuu, una red pensada para estudiantes de idiomas.

Imagen: Busuu

Busuu es una comunidad on line de alumnos donde no solo se tiene acceso a material de estudio (lecciones de gramática, unidades de aprendizaje, ejercicios, etc.), sino también a un montón de gente con la que chatear para practicar la lengua. Además, el propio estudiante puede actuar como profesor, marcando su idioma nativo y corrigiendo los trabajos y redacciones de otros alumnos.

5. Tres apps para aprender inglés con el móvil

Los dispositivos móviles como el smartphone o la tableta han revolucionado la forma en que se estudian otras lenguas. Ahora es posible aprovechar cualquier rato, en cualquier sitio, para repasar vocabulario, aprender una nueva estructura gramatical o hacer un ejercicio de comprensión.

Hay muchas aplicaciones para aprender idiomas con ayuda del teléfono. Algunas de las más destacadas son:

  • Duolingo. Es una de las pocas totalmente gratis -si no la única-, con más de una docena de lenguas disponibles. Tiene versión para iPhone, Android y Windows Phone. Funciona en combinación con la web. Empieza por lo más básico y las lecciones se van complicando de forma gradual. El material está muy bien compartimentado, lo que permite aprovechar cualquier rato libre para realizar el repaso diario.
  • Babbel. Deja aprender más de una docena de idiomas diferentes, con materiales por completo interactivos. Incluye ejercicios de habla, escucha y escritura, vocabulario, gramática y pronunciación. Las primeras lecciones son gratuitas, pero luego hay que pagar una suscripción mensual. Está disponible en iPhone y Android.
  • ABA English. De reciente lanzamiento, esta app de origen español basa sus lecciones en vídeos que recogen situaciones de la vida real. Está pensada para estudiantes de todos los niveles y cuenta con más de 140 unidades de aprendizaje. El curso se puede seguir en su web o en una app de iPhone. El contenido básico es gratis, pero para acceder a todo el material hay que pagar una cuota mensual.

6. La última moda: cursos on line gratis de inglés

Si no se tiene suficiente voluntad para descargar una app de móvil y estudiar por uno mismo, o para comprometerse a ver un rato de televisión en inglés al día, una buena opción son los cursos on line.

Los llamados MOOC (del inglés massive online open course, curso abierto en línea masivo) se han puesto muy de moda en los últimos meses. Hasta muchas universidades de prestigio los ofrecen en Internet. Son la alternativa perfecta para quienes prefieren el método tradicional de las clases con profesor y examen, pero sin las incomodidades de tener que desplazarse hasta la academia o centro de turno.

Gracias a buscadores especializados en estos cursos como Moocse o RedHoop, es muy fácil encontrar cursos de inglés adaptados al nivel del usuario.

7. Aprender inglés con un lector de ebooks

Algunos lectores de ebooks, como el Kindle, cuentan con un sistema integrado de mejora de vocabulario que se puede poner en práctica cada vez que se lean libros en inglés con ellos. Gracias a ese sistema, las palabras más complicadas aparecen con una pequeña aclaración en pantalla, de forma que no se tenga que perder tiempo buscándola en un diccionario.

Imagen: Amazon

Otra función interesante es la que toma nota de las palabras que se han buscado en el diccionario y las incorpora de manera automática a una lista que luego se puede repasar para memorizar ese nuevo vocabulario.

  • Siga en Twitter a la autora del artículo, Elena Santos @chicageek.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto