Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Concurso Interescolar
Λ

Conectarse a Internet: ¿cable o wifi?

El uso del cable Ethernet vuelve a ser una alternativa para sortear las interferencias que restan velocidad de acceso a Internet

  • Autor: Por ANTONIO DELGADO
  • Fecha de publicación: 22 de mayo de 2012
Imagen: Jacob Bøtter

Una de las ventajas de conectarse a Internet de banda ancha es la posibilidad de hacerlo mediante una conexión inalámbrica gracias a routers con capacidad para crear redes wifi en un área entre 20 y 50 metros alrededor de este dispositivo. Estas redes proporcionan una mayor comodidad y flexibilidad en los hogares, ya que no es necesario realizar instalaciones de cables por las habitaciones. Además, permiten a diferentes dispositivos -ordenadores, teléfonos móviles, tabletas o consolas- conectarse al mismo tiempo a la red. Sin embargo, en una red wifi se aprecia una importante pérdida de velocidad respecto a la conexión por cable, por no hablar de deficiencias en seguridad.

En ningún caso la elección de cable o wifi como modo de conexión hará ir más rápido el acceso a Internet respecto al máximo contratado

Hay que tener en cuenta que la velocidad de conexión contratada a Internet con un operador de telecomunicaciones (ISP) es la máxima disponible para el usuario. Por tanto, en ningún caso, la elección de cable o wifi como modo de conexión hará ir más rápido el acceso a Internet. Bajo la tecnología wifi se encuentran diferentes estándares que regulan la banda del espectro de 2.4 gigahercios donde trabajan, así como el resto de parámetros necesarios para su uso.

Estándares, alcances e interferencias

El primer estándar utilizado en entornos domésticos fue 802.11b, con una velocidad máxima de 11 mbps. Después se ha pasado a los siguientes 802.11g y 802.11n, con una conexión límite de 54 y 300 mbps. Cada evolución ha supuesto una mejora en las condiciones máximas, aunque no siempre reales, de acceso. Sin embargo, esta velocidad no siempre se cumple, ya que intervienen diferentes factores asociados al entorno donde se encuentre el usuario.

La velocidad máxima de los estándares no siempre se cumple, ya que intervienen diferentes factores asociados al entorno donde se encuentre el usuario

Esto es debido a interferencias con otros dispositivos que trabajan en un rango del espectro cercano al wifi, así como la pérdida de señal motivada por la distancia al router o barreras naturales como paredes y muros. Por esta razón, se trabaja en el desarrollo de un nuevo estándar, 802.11a, que funciona en la banda del espectro de los cinco gigahercios. En esta banda no existe tanta saturación como en la de 2.4 gigahercios, pero por contra, su alcance es mucho menor. Por tanto, está indicado para usos concretos.

Pérdidas de velocidad más de un 60%

Según un estudio realizado por el portal Testdevelocidad.es entre tres millones de muestras válidas entre el primero de enero y el 31 de marzo de 2012, el rendimiento de las conexiones sin cables de banda ancha tiene una caída de hasta un 62,4%. Para ello, los investigadores han medido la fluctuación de las conexiones a Internet así como su variación a lo largo de un tiempo estimado.

Según un estudio hecho entre tres millones de muestras, el rendimiento de las conexiones sin cables tiene una caída de hasta un 62,4%

Señala este portal que la pérdida de aprovechamiento es mayor conforme la velocidad de conexión a Internet contratada sea mayor. Es decir, los clientes con conexiones a Internet de 20, 50 o 100 megabytes por segundo suelen tener una caída de rendimiento superior al 50%, según el proveedor de acceso a Internet contratado.

Una de las causas de este descenso está en la forma en que se envían y se reciben los datos. Mientras una conexión wifi funciona mediante una señal de radio que no permite que el envío y la recepción de datos se pueda realizar de forma simultánea ("half-dúplex"), las conexiones de cable Ethernet sí pueden funcionar de manera que los datos se envíen y se reciban al mismo tiempo ("full-dúplex"). En este sentido, algunos investigadores trabajan desde hace años en encontrar una forma de convertir las redes wifi en "full-duplex" para duplicar su capacidad actual.

Por otro lado, protocolos de seguridad inalámbrica como WEP, para controlar el acceso no autorizado a una red wifi, se pueden saltar de forma sencilla. Por este motivo, existen otros protocolos más seguros como WPA2, así como diferentes técnicas para mitigar el acceso no autorizado. Sin embargo, en muchas empresas las redes inalámbricas están prohibidas por seguridad.

Ethernet, rápido y seguro, pero incómodo

Este tipo de problemas no afectan al cable Ethernet en entornos domésticos. Por tanto, una conexión a Internet por cable siempre será más estable y rápida que una conexión inalámbrica, aunque implicará el tendido de cable, tanto más incómodo y estéticamente aparatoso cuanto mayor sea la distancia entre el router y el aparato a conectar.

Una conexión a Internet por cable siempre será más estable y rápida que una conexión inalámbrica, aunque implicará el tendido de cable

En algunos casos, el uso del cable es la mejor opción. Por ejemplo, en dispositivos que necesiten una conexión estable a Internet de banda ancha para acceder a contenidos audiovisuales de alta definición desde centros de entretenimiento o los llamados Smart TV, televisores con conexión a Internet.

También es apropiado para acceder desde consolas de videojuegos, en el uso de juegos en línea, ya que la velocidad sostenida y los tiempos de respuesta son esenciales para poder obtener una buena experiencia de usuario durante una partida.

Por su parte, una conexión de cable está recomendada para ordenadores donde sea esencial que la conexión no esté sometida a interferencias, o en el caso de requerir subir o bajar gran cantidad de datos a través de Internet.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto