Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

Navidad 2014
Λ

Casas prefabricadas

Construidas principalmente con madera, estas viviendas son hasta un 30% más baratas que las tradicionales y su plazo de ejecución máximo es de seis meses

  • Autor: Por AZUCENA GARCÍA
  • Fecha de publicación: 25 de septiembre de 2006
Imagen: Simon Davidson

El mercado de la vivienda está cambiando. Al inmueble tradicional, caracterizado por unos precios cada vez más altos, le ha salido un serio competidor: las casas prefabricadas. Esta nueva modalidad de viviendas está compuesta por piezas fabricadas a medida que se montan en seco, con tornillos, y cuyo coste es hasta un 30% más bajo que el de las construcciones tradicionales. Una vivienda prefabricada de 100 metros cuadrados ronda los 99.000 euros de media. Además, el plazo de ejecución es de apenas seis meses, desde que se redacta el proyecto hasta que se entregan las llaves, y las casas cuentan con un eficaz aislamiento térmico y acústico. El principal inconveniente es que se trata de casas ideadas como viviendas unifamiliares, no para construcciones de gran tamaño, por lo que parece que a corto plazo no se construirán en suelo urbano. De hecho, aún no existe una normativa específica para este tipo de construcción.

Principales ventajas

Las casas prefabricadas cuentan con una importante tradición en países como Suecia, Canadá o Estados Unidos. Se trata de viviendas construidas a partir de piezas cortadas a medida y su material principal es la madera, un excelente aislante tanto del frío como del calor. En España este modelo aún no está muy extendido, todavía hay cierta desconfianza respecto a su seguridad y estabilidad, aunque comienza a ser una alternativa muy interesante a las construcciones tradicionales debido al menor coste y al tiempo de ejecución. Según explica José Carbonell, director comercial de Grupo Medea Molons, radicado en Valencia pero con experiencia en la construcción de estos inmuebles tanto en España como en el extranjero, "el coste medio ronda los 990 euros por metro cuadrado, lo que supone hasta un 30% menos que el precio de una vivienda convencional". En cuanto al tiempo, desde que se encarga el proyecto hasta que se finaliza apenas transcurren, "como máximo", seis meses. "Las casas prefabricadas tienen como principal ventaja la rapidez de construcción y la posibilidad de asegurar costes, es decir, que aunque los costes iniciales suelen ser más altos que los de una construcción tradicional, el precio que se estima al principio coincide con el precio final", subraya el decano del Colegio de Arquitectos de Madrid, Ricardo Aroca.

Estas casas prefabricadas suelen ser construcciones empleadas como segunda residencia. Según Aroca, "éste es prácticamente el mercado que está manejando ahora", aunque cada vez son más los que optan por utilizar estas viviendas para vivir de manera continuada. "A medida que se conocen, las ventas se multiplican. Incluso hay personas que han vendido sus casas y se han comprado otra prefabricada cerca de la playa o en la montaña. Son casas para toda la vida con un mantenimiento igual o menor que el de las casas convencionales

"Son casas para toda la vida con un mantenimiento igual o menor que el de las casas convencionales"

porque cuentan con materiales exteriores que no requieren ningún cuidado especial", asegura José Carbonell. Lo que no parece previsible es que a corto plazo se hagan un hueco en suelo urbano, al menos no en construcciones de gran tamaño, "si bien hoy en día una parte de los elementos de construcción ya están prefabricados, es decir, no están hechos a medida sino que son elementos estándar, como las puertas", explica Aroca.

Otra de las ventajas de estas casas es su resistencia a la corrosión, puesto que en lugar de estructuras metálicas suelen emplearse otras galvanizadas. Destaca, además, su capacidad de aislamiento térmico y acústico gracias al empleo de materiales como el yeso y otros aislantes. Precisamente, esta característica permite un menor consumo energético, así como una mayor intimidad y una construcción más ecológica. "No hay que dejarse llevar por prejuicios, éste es un tipo de casa con mucha tradición en el mercado americano y no presenta ningún problema ante cualquier adversidad climatológica. Permiten ahorrar tanto en calefacción como en aire acondicionado y son casas totalmente resistentes y seguras, porque siguen la misma normativa que una construcción tradicional", tranquiliza Carbonell. No obstante, Ricardo Aroca, reconoce "la dificultad de adaptar el diseño a caprichos o necesidades de quien las compra, porque durante la construcción no es fácil hacer cambios. Una vez que se hace el proyecto, uno sabe lo que compra y hay poco margen para el cambio".

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto