Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Comunidades de vecinos, seguros y legislación

Tipos de contenidos: Vivienda

^

Cuándo se puede perder la vivienda

El banco puede exigir la devolución de todo lo prestado si el titular de la hipoteca deja de pagar una sola cuota

Imagen: Lauren

Perder la vivienda, una circunstancia que quizá hace poco más de un año era una posibilidad remota, se convierte hoy en día para muchas familias en un temor cotidiano. ¿Qué ocurre cuando el titular de un préstamo hipotecario deja de pagar al banco la cuota mensual? Aunque la subasta del inmueble sea una posibilidad, hay diversas alternativas a las que acogerse para no perder definitivamente la vivienda, como renegociar las condiciones del crédito o alargar el plazo de amortización.

Impago de la hipoteca

La crisis está agudizando los problemas económicos de millones de familias. Si hace ya tiempo el endeudamiento doméstico era un problema extendido, en los últimos meses esta situación ha empeorado. A la ya de por sí difícil coyuntura generada, en parte, por la escalada de los precios de la vivienda en la última década, se ha unido la continua subida del Euribor que ha provocado que pagar una hipoteca se convierta en algo cada día más difícil. Pero si a esto se añade que en los últimos meses se ha disparado el número de personas que han pasado a engrosar las listas de demandantes de empleo y que los índices de morosidad se han multiplicado, no es de extrañar que una de las principales preocupaciones de los ciudadanos sea no poder hacer frente al pago de su hipoteca.

Si una persona no puede hacer frente, de manera transitoria, al pago de una mensualidad de su hipoteca, lo normal es que la entidad bancaria con la que tiene contratado el préstamo se ponga en contacto con ella para que abone la cantidad que debe. También puede ser el deudor quien acuda a la sucursal para explicar los motivos por los que no ha abonado la cuota, para que en el banco tengan conocimiento de que se trata de algo pasajero. De cualquier modo, tendrá que pagar la cantidad que adeuda, a la que se sumarán los intereses de demora que el acreedor cobra al usuario por no haber hecho frente a la cuota en el momento acordado.

Vencimiento anticipado del préstamo

Lo usual es que cuando se dan estos impagos puntuales, el cliente abone su deuda y la relación contractual entre el usuario y la entidad siga adelante sin ningún problema. Pero los bancos y cajas de ahorro se reservan la posibilidad de aplicar el vencimiento anticipado del préstamo por el impago de una única cuota si así aparece reflejado en el contrato. En este caso, el titular de la hipoteca tendría que devolver al banco todo el dinero que le ha prestado. Según señalan desde el Banco de España, esta cláusula no se puede considerar abusiva porque "tiene por objeto prevenir posibles situaciones de deterioro de la solvencia del acreditado, pues la morosidad es un indicador razonable al respecto". De hecho, aunque desde muchas organizaciones se ha cuestionado la validez de la cláusula, la propia Ley de Enjuiciamiento Civil señala que "podrá reclamarse la totalidad de lo adeudado por capital y por intereses si se hubiera convenido el vencimiento total en caso de falta de pago de alguno de los plazos diferentes y este convenio constase inscrito en el Registro".

Algunas cláusulas de los contratos hipotecarios han sido consideradas nulas en sentencia judicial, por abusivas

Otra de las cláusulas por la que el banco puede declarar vencida la deuda -con el consiguiente riesgo de perder la vivienda- es la posible disminución patrimonial del prestatario, que se puede traducir en el embargo de sus bienes o el menoscabo de su solvencia. Es decir, si por cualquier motivo -el impago de una multa de tráfico, por ejemplo- se produce un embargo patrimonial -ya sea de un bien mueble, inmueble, saldo de la cuenta corriente...- la entidad puede solicitar al cliente la devolución del dinero que le entregó para comprar la casa.

No obstante, ésta es una cláusula poco frecuente en los préstamos hipotecarios, donde se cuenta con un bien que desempeña el papel de garantía de la cantidad prestada. Su objetivo es dotar a la entidad prestamista de una mayor protección "en casos de deterioro sustancial de las posibilidades de recobro de la deuda". Con su uso se impide al cliente que ha dejado de ser solvente disponer de la parte no utilizada del crédito, o se permite al prestamista reclamar toda la deuda antes de que desaparezcan los bienes del deudor.

Estas cláusulas son válidas, pero hay otras que pueden figurar en un contrato hipotecario que han sido consideradas nulas, por abusivas, en sentencia judicial. Entre ellas se encuentra la que consiente el vencimiento anticipado del préstamo por incumplimiento de cualquier prestación -porque está redactada en términos tan genéricos que la invalidan-, o de aquélla que indica que la entidad puede declarar vencida la deuda por imposibilidad de inscribir la hipoteca en el Registro de la Propiedad. Al hilo de lo anterior, en el Banco de España interpretan que, "al ser necesaria esta inscripción para que la hipoteca despliegue todos sus efectos de garantía, la entidad prestamista puede, y debe, comprobar la viabilidad de la inscripción de la hipoteca constituida antes de entregar el importe del capital prestado", por lo que no puede ser imputable al consumidor la falta de tal comprobación.

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto