Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Albóndigas de ternera con salsa de uvas moscatel

Img 93858 g
Tiempo 50 min - 1 h
Dificultad Media
Valor energético 355 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

En una ensaladera, colocamos la carne picada, el huevo, el perejil muy picado, el diente de ajo, la media cebolla picada en trozos muy pequeños, sal y pimienta. Mezclamos bien todos los ingredientes y hacemos pelotitas pequeñas con los mismos.

Rebozamos las albóndigas con harina y las freímos en aceite muy caliente.

En una cazuela y con un poco del aceite que hemos empleado para freír las albóndigas, sofreímos las verduras cortadas en tiras y el tomate cortado en trozos.

Una vez elaborado el sofrito, le añadimos casi todas las uvas moscatel, damos un hervor al conjunto y lo trituramos hasta formar una salsa cremosa. Lo probamos y le damos un punto de sal.

Mojamos las albóndigas con la salsa y las dejamos cocer con ésta durante 10 minutos.

Serviremos las albóndigas el día posterior a su elaboración. Se recomienda conservarlas en el frigorífico y darles un hervor justo antes de servirlas. Las acompañaremos del resto de uvas moscatel reservadas para la guarnición, que se dorarán al momento en una sartén con una pizca de aceite de oliva y sal.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
355 24,9g 9,1g 9,3g 1,2g
18% 36% 45% 10% 19%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Las albóndigas son un modo agradable y fácil de consumir la carne. Su textura blanda hace que sean fáciles de comer para quienes tienen problemas para masticar y para quienes están inapetentes. Al emplearse carne de ternera para elaborar las albóndigas estas resultan nutricionalmente interesantes por la riqueza en proteínas de calidad y el escaso aporte graso. No obstante, al cocinarse fritas, el contenido en grasa (buena del aceite de oliva empleado en la fritura) y el valor energético se incrementa. Quienes optan por dietas con control de calorías y grasas pueden cocinar las albóndigas al vapor, reduciendo considerablemente el valor energético del plato. El original acompañamiento de las albóndigas, le aporta al plato un ligero toque dulzón y le añade también variedad de vitaminas y minerales, abundantes en las frutas y ausentes en las carnes.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Hipertensión arterial
  • Intolerancia a la lactosa
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Alergia al huevo
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)