Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Cocinar salsa ‘coulis’

Este puré fino y espeso se obtiene de la maceración y cocción de algunas frutas y hortalizas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 27 diciembre de 2007

El ‘coulis’ es un jugo o puré fino que se elabora a partir de la cocción lenta de algunas frutas y hortalizas que se maceran con azúcar y una pequeña cantidad de zumo de limón. Sus ingredientes son, a menudo, ricos en agua, como los tomates, las fresas o las cerezas.

Preparación

ImgImagen: JoyosityLos alimentos con los que se cocina el 'coulis' contienen agua en suficiente cantidad, por lo que no se debe añadir más durante la cocción o maceración del jugo. De esta manera, se mantiene el auténtico sabor, color y textura de los productos que se emplean.

Para elabora un 'coulis', en primer lugar deben lavarse y limpiarse todos los ingredientes. A continuación, se cortan y, en el caso de los tomates, hay que pelarlos y quitar las semillas.

Los coulis vegetales se usan, en general, en platos de carne y verduras

Las frutas u hortalizas se cocinan junto con un poco de azúcar y zumo de limón a fuego lento, tapadas, hasta que suelten toda el agua. Las frutas o el tomate troceados también se pueden macerar con los mismos ingredientes. En ambos casos, hay que pasar la mezcla por el pasapurés y después por un colador de rejilla fino.

En el caso del 'coulis' de tomate, éste se puede refinar con una cucharada de aceite de oliva y poner un punto de sal. En cambio, a los 'coulis' de fresas o cerezas, se les puede dar un ligero toque de sabor con un poco de pimienta recién molida.

Aplicaciones

La aplicación más común de los 'coulis' es la de acompañar postres como tostadas, leche frita o bizcochos, pero también es muy práctico junto con carnes asadas y en salsa, puesto que aporta un toque fresco a estos platos de sabor tan potente.

Los coulis de fruta son los más frecuentes en postres, como las salsas de frambuesa, populares para consumir con manzanas asadas. Los coulis vegetales, en cambio, se usan en general en platos de carne y verduras, y como base para sopas u otras salsas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones