Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Crepes con crema de chocolate y nata

Img 90060 g
Tiempo 50 min - 1 h
Dificultad Principiantes
Valor energético 546 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Para elabora la crema de chocolate, vertemos en un cazo la nata líquida, una cucharada de agua y la vaina de vainilla. Ponemos a calentar la mezcla a fuego suave sin que hierva. Una vez que esté caliente, sacamos el cazo del fuego y lo tapamos para que los ingredientes se mezclen del todo y adquieran el mismo aroma y sabor.

Mientras, troceamos el chocolate de cobertura y lo deshacemos en un recipiente apto para microondas, a potencia media, hasta que se funda el chocolate (aproximadamente un minuto). Cuando se haya fundido, unimos el chocolate a la nata caliente (a la cual le habremos retirado la vaina de la vainilla) y añadimos la mantequilla. Batimos el conjunto con unas varillas hasta que éste coja cuerpo. Dejamos reposar el chocolate en la nevera.

Elaboración de las crepes:

En un vaso de batidora mezclamos los huevos con el azúcar y la margarina derretida. Lentamente, añadimos la harina y la leche, batiendo en todo momento para que no quede ningún grumo.

Dejamos reposar la masa, en el propio vaso de batidora y tapada, durante 30 minutos en el frigorífico. Después de este tiempo, ya estará lista para cuajar.

En una sartén antiadherente caliente vertemos un cazo de la mezcla. Movemos la sartén para que la masa se extienda por toda su base. Vertemos de nuevo, con el resto de la mezcla, la masa que no se haya quedado adherida a la sartén.

Esperamos que la masa se dore por un lado, algo que se nota cuando la crep queda suelta. En ese momento le damos la vuelta como si fuese una tortilla, para que se dore por el otro lado.

Una vez dorada por ambos lados, la sacamos a un plato. Así vamos acumulando crepes.

Cuando tengamos las crepes frías, las vamos rellanando con la crema de chocolate. Podemos decorarlas con un poco de nata montada. Las servimos frías.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
546 38,3g 18,3g 31,4g 0,1g
27% 55% 92% 35% 2%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Las crepes son originarias de la gastronomía francesa y pueden ser dulces o saladas.
Son alimentos bastante energéticos debido a los ingredientes necesarios para su elaboración. Además, dependiendo de los alimentos con los que se elabore su relleno, este contenido calórico puede verse aumentado de forma significativa.
En esta receta se elaboran dulces donde el chocolate y la nata son los principales ingredientes del relleno que van a hacer que el contenido graso de los crepes aumente de forma importante. Esto es debido al exceso de azúcares simples y grasa saturada.
Por ello, es conveniente que este tipo de postres formen parte de la dieta esporádicamente, sobretodo si se tiene problemas de diabetes, exceso de peso, o se presentan niveles elevados de colesterol o triglicéridos en sangre.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Meteorismo
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Obesidad o sobrepeso