Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Empanada de pollo con setas y champiñones

Tiempo < 5 min
Dificultad Media
Valor energético 452 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Primero elaboramos la masa siguiendo unos pasos: ponemos la harina en un bol, hacemos un agujero en el centro y mezclamos en él todos los ingredientes de la masa y la levadura desmenuzada.

Mezclamos poco a poco con una cuchara de palo y luego comenzamos a amasar a mano sobre una superficie lisa.

Amasamos hasta conseguir una masa suave, elástica y no pegajosa, añadiendo algo más de agua o harina si hiciese falta.

A medio amasar engrasamos con 3-4 cucharadas más de aceite pues a medida que las vaya absorbiendo ayudará a ligar mejor la masa.

Formamos una bola y dejamos reposar tapada durante hora antes de usarla.

Para el relleno: Picamos la cebolla, el pimiento verde y el ajo en cuadraditos y en una sartén a fuego fuerte hacemos un sofrito.

Troceamos la carne de pollo fileteándola pequeña y adobamos con sal, ajo, una pizca de aceite y pimentón dulce.

Cuando el sofrito esté cocinado añadimos la carne, las setas y champiñones fileteados.

Estiramos la mitad de la masa de empanada sobre un molde, sobre ella colocamos el sofrito junto con los champiñones y setas troceadas, estiramos la otra mitad de la masa de empanada y cerramos con esta tapa la empanada.

Hacemos un agujero a modo de chimenea en la tapa de la empanada y la horneamos a 180ºC durante 45 minutos.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
452 20,4g 3,6g 3g 0,5g
23% 29% 18% 3% 8%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Aunque la elaboración de esta receta puede resultar complicada si no se tiene experiencia en la cocina, nos obsequia con un apetitoso plato que sirve tanto para presentarlo en una comida festiva como para tomarlo un día normal, y además nos enseña otra forma de incluir el pollo en la dieta. El pollo es una de las carnes más apetecidas por la población en general, que suministra una buena cantidad de proteínas y por su escaso contenido en grasa es muy saludable. Los hidratos de carbono de la masa, procedentes de la harina, completan el valor nutricional del plato que puede acompañarse de una ensalada y fruta fresca para obtener un menú equilibrado. Las verduras aumentan el contenido en fibra de la receta, necesaria para favorecer la motilidad intestinal y evitar el estreñimiento. Los pimientos son fuente de vitamina C, que entre otras funciones favorece la absorción del hierro de los alimentos, en este caso el que está presente en el pollo. Las cebollas, gracias a su contenido en compuestos antioxidantes, ejercen una acción protectora frente a los radicales libres que están implicados en el desarrollo de las enfermedades tumorales y degenerativas. Las personas que deban controlar el aporte de purinas en su dieta han de tener en cuenta que las setas y los champiñones son ricos en estas sustancias. El valor calórico de la receta es bastante elevado por la cantidad de aceite y harina empleada, por lo que su consumo no se recomienda para las personas que siguen dietas de adelgazamiento.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)