Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Inmovilizan en el País Vasco 12.000 kilos de carne de los cerdos importados de Holanda

1.500 de estos animales permanecen aislados en granjas de Lleida y Gerona como medida de prevención

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 11 julio de 2002
Veterinarios del Departamento de Salud Pública del Gobierno Vasco han inmovilizado 12.000 kilos de carne de los cerdos importados de Holanda que podrían estar contaminados por la hormona MPA. Mientras tanto, siguen la pista de otros 4.000 kilos que aún no han sido detectados.

A las once y cuarto de la mañana de ayer saltaron las alarmas en el Departamento vasco de Sanidad en Vitoria. Bruselas confirmaba que una partida de 500 cerdos procedente de Holanda y potencialmente contaminada con la hormona MPA (acetato de medroxyprogesterona) había sido exportada al País Vasco y a Cataluña en los primeros días del mes de julio. De inmediato, el área de Sanidad Pública procedió a investigar cuál había sido el destino de los animales para proceder a su inmovilización.

Así, se supo que 222 de esos cerdos habían sido sacrificados el viernes 5 de julio en el matadero vizcaíno de Berriz. Los 16.000 kilos de carne de cerdo obtenidos fueron despiezados y distribuidos el lunes 8. Ayer, los veterinarios de Salud Pública lograron inmovilizar 12.000 kilos en almacenes frigoríficos de Álava, Vizcaya y La Rioja, según un portavoz de la consejería de Sanidad.

Para embutidos

Faltarían por localizar otros 4.000 kilogramos que, según los primeros indicios, habrían ido a parar a fábricas de embutidos. De ser así esas partidas podrían ser inmovilizadas antes de que llegaran a los consumidores.

En principio, no se tienen sospechas de que la carne de los cerdos procedentes de Holanda haya sido puesta a la venta. Profesionales del sector confirmaron que la carne de cerdo suele ser consumida en fresco de dos a tres días después de su sacrificio.

Asimismo, la Sanidad vasca hizo ayer hincapié en que la carne de los cerdos no tiene "ningún riesgo para la salud" aunque, a largo plazo e ingerida en altas dosis, puede causar esterilidad. Los análisis practicados por las autoridades holandesas indican la presencia de MPA en una concentración de apenas 2,5 partes por billón, cantidad insignificante.

El Departamento de Agricultura de la Generalitat de Cataluña, por su parte, ha aislado en granjas de Lleida y Gerona un total de 1.700 cerdos como medida de prevención. Los servicios veterinarios catalanes están realizando análisis de orina a estos animales para comprobar si presentan contaminación por MPA. En caso de que estos análisis den positivo, los animales no podrán destinarse al consumo humano.

Protesta

Un portavoz de la consejería vasca de Sanidad manifestó ayer que su departamento tiene previsto hacer llegar una protesta formal a Bruselas por la pasividad mostrada en el asunto. "No entendemos cómo no nos llegó el aviso hasta el mediodía de ayer cuando Bruselas conocía la situación desde el pasado día 1", subrayaron estas fuentes.

Vitoria y Madrid compartirían ese malestar por no haber sido informados con tiempo suficiente como para impedir que las partidas de cerdos sospechosos de haber sido alimentados con piensos contaminados entraran en la cadena alimenticia.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones