Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Liebre en salsa de vino tinto

Tiempo 20-30 min
Dificultad Media
Valor energético 631 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Ponemos en una cazuela el vino tinto, el vinagre, cuatro granos de pimienta, una o dos zanahorias, unas ramitas de perejil, dos hojas de laurel y un ramito de romero.

Cocemos suavemente durante unos 10 minutos, dejándolo enfriar a continuación.

Cortamos la liebre en piezas sin cortar los huesos (cortando por las articulaciones) y colocamos en una cazuela de barro, agregando a continuación una copa de orujo de Galicia y la anterior preparación fría, dejando la carne marinando durante 12 horas. Pasado ese tiempo vertemos en una cazuela el aceite de oliva y ponemos al fuego. Cuando estén bien caliente, se colocan las piezas de la liebre bien escurridas del marinado.

Sofreímos a fuego vivo, bajando después el fuego, tapando el recipiente, como si estuviésemos asando.

Cuando la carne esté bien dorada, añadimos el jamón troceado en taquitos, un diente de ajo y dos cebollas troceadas en brunoise (picado en cuadraditos pequeños).

Sofreímos suavemente la cebolla, espolvoreamos dos cucharadas de harina hasta que ligue un poco la verdura.

Añadimos 2 cazos del marinado inicial pasándolo por un colador, una copa de vino blanco y un vaso de agua y dejamos que hierva a fuego suave por espacio de 40 minutos como mínimo hasta 1 hora más o menos.

Ponemos a punto de sal cuando la cocción está casi finalizada.

Acompañamos de una guarnición de menestra de verduras.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
631 34,8g 7,4g 6,9g 0,9g
32% 50% 37% 8% 14%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

La carne de liebre es poco grasa, pudiendo resultar seca y fibrosa, por ello se suele recurrir al marinado y al adobo, que permiten que la carne se ablande y quede más jugosa tras su cocción. Es rica en proteínas de alto valor biológico y purinas, aporta cantidades moderadas de vitaminas del grupo B (B1 y B2) y en mayor proporción vitamina B12 y niacina. En cuanto a su contenido mineral, destaca el hierro, que es fácilmente absorbido en el aparato digestivo.
El aporte global de grasa y calorías de la receta no es elevado, si bien conviene que de primero se escoja una verdura o crema o ensalada o sopa sencillas, para no sobrecargar la comida. De postre, una buena elección podría ser una fruta o lácteo senciillos, yogur o una cuajada o similares.
Es una receta adecuada para todas las edades, pero no para quienes sufren de alteraciones digestivas. Quienes sufren de hiperuricemia o gota, deberán evitar su consumo, sobre todo dada la riqueza en purinas de la carne de caza, que en nuestro organismo se transforman en ácido úrico.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Intolerancia a la lactosa
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión arterial
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)