Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Rasgos distintivos de la producción ecológica

Un nuevo estudio apunta que los tomates ecológicos son más nutritivos que los convencionales por su nivel más elevado de flavonoides

Expertos estadounidenses reavivan de nuevo la eterna discusión entre alimentos ecológicos y convencionales. Y ahora lo hacen asegurando que los tomates que se producen bajo condiciones acordes con la producción ecológica son más nutritivos que los que no siguen estas pautas. Según el estudio, realizado por expertos de la Universidad de California y de la Universidad de Minnesota, los niveles de flavonoides, compuestos naturales que se encuentran en plantas y alimentos de origen vegetal y a los que se les atribuyen propiedades beneficiosas para la salud humana, encontrados en los tomates ecológicos son hasta un 97% más altos que los de los tomates producidos de forma convencional. La tesis coincide con los datos que reflejan un aumento, en los últimos años, del consumo de este tipo de alimentos y con la publicación de análisis que, pese a no encontrar diferencias destacables entre ambos cultivos, sí reconocen ciertas apreciaciones en algunos casos.

Los niveles de quercetina y kaempferol, dos de los flavonoides con más presencia en vegetales, son mucho más elevados en los tomates ecológicos que en los convencionales, en un 79% y un 97% respectivamente. Estas son las conclusiones de diez años de observación (de 1994 a 2004) de un estudio estadounidense publicado en la revista "Journal of Agriculture and Food Chemistry". Bajo la dirección de la Universidad de California, la investigación se ha basado en tomates cultivados en tierra biológica, lo que significa que las dosis de fertilizantes han sido muy reducidas.

A pesar de que ya se han probado análisis como este en zanahorias y trigo, los resultados difieren de los tomates ya que las diferencias entre cultivos ecológicos y convencionales han sido insignificantes. Pero ahora, la realidad ha sido otra, y la comparativa entre ambos tipos de tomates sí ha evidenciado diferencias, que responden, según los responsables del estudio, a la «sobrefertilización» de las plantas convencionales.

Los flavonoides, considerados un tipo de antioxidantes, se producen como mecanismo de defensa de la planta provocado por una deficiencia de nutrientes. Uno de los principales papeles que ejercen estas sustancias es la de ayudar a la planta a reparar daños y protegerlas de enfermedades. Además, numerosos estudios aseguran que contribuyen a la reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, demencia y algunos tipos de análisis.

También los kiwis

Expertos estadounidenses destacan la superioridad de la capacidad antioxidante de tomates y kiwis ecológicosEn la misma línea se manifiesta otro estudio, publicado esta vez en Journal of the Science of Food and Agricultura, sobre la superioridad nutricional de los kiwis ecológicos frente a los convencionales. Bajo las mismas condiciones de cultivo, los dos tipos de producción dan dos tipos de frutos: los niveles de vitamina C y de fenólicos, un tipo de flavonoides a los que se les atribuyen propiedades anticancerígenos, son más altos para los ecológicos.

Para los responsables del estudio, de la Universidad de California, uno de los motivos que explicaría estos niveles es que el uso de pesticidas reduce, e incluso puede llegar a interrumpir, la producción de estas sustancias, que actúan como mecanismo de defensa de la planta. La investigación da cuenta además de que este tipo de kiwis tiene una capacidad antioxidante mayor que el convencionales.

Beneficios en tela de juicio

La cuestión sobre si un alimento ecológico es más nutritivo que un alimento convencional no es nueva. De hecho plantea controversia entre distintos sectores. El pasado mes de junio, una revisión realizada por la British Nutrition Foundation ponía en entredicho que la alimentación ecológica sea más nutritiva que cualquier otra. Desde un punto de vista ambiental, los cultivos ecológicos sí podrían tener ciertos beneficios, debido sobre todo a que no usan fertilizantes ni pesticidas artificiales y otros recursos más sostenibles con el medio ambiente, como la rotación de cultivos.

Sin embargo, desde una perspectiva alimenticia, los expertos británicos aseguran que «no existen suficientes evidencias científicas que corroboren su superioridad nutricional». Todo ello a pesar de las conclusiones de numerosos estudios según los cuales, por ejemplo, las patatas ecológicas contienen más cantidad de vitamina C que las convencionales, o que la leche ecológica contiene niveles más altos de betacaroteno o vitamina E.

Pese a reconocer estos resultados, la revisión británica puntualiza que son necesarias nuevas investigaciones para determinar, por ejemplo, si existen diferencias entre otro tipo de alimentos, como pescado, carne y otros productos animales. La necesidad se extiende, además, al área de los fitoquímicos, como flavonoides y carotenoides, de forma especial para dotar de base científica los efectos beneficiosos que se les atribuyen.

LA ALTERNATIVA ECOLÓGICA EN CIFRAS

Img eco

La valoración de los consumidores de los alimentos ecológicos mejora año tras año. Así lo corrobora un estudio publicado en Journal of the Science of Food and Agricultura, según el cual desde 2003 el mercado ecológico aumenta un 19% cada año. Este ascenso no se debe tanto a la valoración nutricional que los consumidores dan a este tipo de productos sino más bien a las preocupaciones, según el estudio, por cuestiones ambientales, el uso de pesticidas o el bienestar de los animales.

El mayor crecimiento de este tipo de producción se ha producido sobre todo en EEUU y la Unión Europea, según datos del Instituto de Investigación de Agricultura Ecológica (FiBL, en sus siglas inglesas) y de la Fundación para el Cultivo Ecológico (SOL). En suelo estadounidense el cultivo ecológico ocupa ya más de 400.000 hectáreas y en algunos países europeos como Italia la cifra se sitúa en más de 110.000 hectáreas.

De todos los países, Australia continúa siendo el que tiene una superficie ecológica certificada más grande, con 11,8 millones de hectáreas, seguido de Argentina (3,1 millones), China (2,3 millones) y EEUU (1,6 millones). Alemania ocupa el séptimo lugar. La zona con más superficie ecológica cultivada se concentra en Oceanía (39%), seguida de la UE (23%) y América Latina (19%).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones