Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Un programa dirigido a los padres les enseñará pautas sobre hábitos alimentarios saludables para niños de un año

El proyecto quiere averiguar si los padres tienen información sobre alimentación equilibrada y nutritiva, así como habilidades para trasmitírselas a sus hijos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 18 febrero de 2010
La prevalencia de obesidad en niños en edad escolar (de dos a nueve años) es del 15% y la de sobrepeso (de dos a 17 años) es del 18%, según la última Encuesta Nacional de Salud. Por ello, un proyecto del Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol (IDIAP Jordi Gol) y los Centros de Atención Primaria de Mataró (Barcelona) evaluará un programa educativo dirigido a los padres sobre hábitos alimentarios saludables para niños de un año.

El IDIAP Jordi Gol explica que los primeros años de vida del bebé son muy importantes para su crecimiento y desarrollo. En esta etapa hay que instaurar un buen comportamiento alimentario de cara al futuro, una tarea que deben hacer los padres. El papel de los progenitores en la educación alimentaria de sus hijos es clave. Su influencia dependerá en gran medida de sus estrategias, de su propio comportamiento alimentario y la valoración que hagan de la comida, la selección de los alimentos en el momento de la compra, su forma de cocinar, el tiempo y la dedicación a las principales comidas dentro del entorno familiar, etc. De hecho, es entre los 12 y los 23 meses de edad cuando el niño aprende qué, cuándo y cómo comer, asegura.

El proyecto del IDIAP Jordi Gol y los Centros de Atención Primaria de Mataró pretende comprobar si los hábitos y comportamientos alimentarios de los padres influirán de forma directa en el desarrollo saludable del niño. También quiere averiguar si los padres tienen información sobre alimentación equilibrada y nutritiva, así como habilidades suficientes para trasmitírselas a sus hijos. El objetivo del estudio, de dos años de duración y que se iniciará en el curso escolar 2010-2012, es conocer la efectividad de un programa educativo sobre hábitos alimentarios saludables para niños de un año dirigido a sus padres. La población objeto del estudio serán los 182 padres (padre o madre) de los niños entre 9 y 21 meses de las guarderías municipales de Mataró. Los padres que quieran participar se repartirán de manera aleatoria entre el grupo control (que no recibirá ninguna intervención educativa) y el grupo intervención (que recibirá una intervención educativa).

A los grupos se les pasarán tres encuestas. En la primera de ellas se recogerán datos sociodemográficos, hábitos cardiosaludables y frecuencia de consumo de alimentos de los padres. En la segunda se recogerán datos de los niños como peso, talla y frecuencia de consumo de alimentos, etc. La última de las encuestas valorará el nivel de adhesión a la dieta mediterránea. A finales del curso escolar (mayo-junio 2011 y 2012) se les volverá a pasar las tres encuestas para comprobar si hay alguna modificación en su adhesión a la dieta mediterránea.

Este grupo de madres y padres realizará seis talleres de una hora y media de duración, donde se impartirán contenidos educativos y ejercicios prácticos sobre hábitos alimentarios saludables, ejercicio físico, cómo interpretar las etiquetas de los alimentos, estrategias para introducir los grupos de alimentos a los niños, etc. "Creemos que una intervención dirigida a los padres potenciará la adhesión a una alimentación saludable y favorecerá la posibilidad de evitar desde el inicio la instauración de hábitos erróneos en la población infantil", apuntan desde el IDIAP Jordi Gol.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones