Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Ansiedad perinatal, miedo obsesivo ante la llegada del bebé

La ansiedad perinatal es un trastorno patológico que afecta a una de cada diez madres y tiene consecuencias, no solo sobre ella sino también en el desarrollo y el carácter del niño

Los miedos e incertidumbres ante la llegada de un bebé son normales, en particular para los padres y madres primerizos. Pero, en ocasiones, estas inseguridades superan ciertos límites y se convierten en un trastorno patológico llamado ansiedad perinatal. Este artículo explica cómo reconocer este problema, cuáles son sus posibles consecuencias, desde dificultades para la pareja y la familia, bajo peso del niño al nacer y mayor irritabilidad de la criatura, hasta el riesgo de que este temor derive en cuadros de pánico o trastorno obsesivo. También recoge consejos para su tratamiento.

Imagen: Jacob Bøtter

Ansiedad perinatal y depresión posparto

Los meses cercanos a la llegada del bebé, tanto antes como después, están llenos de miedos e inseguridades para los padres y madres, sobre todo los primerizos. Y esto es normal, porque es una etapa donde todo es nuevo y en la que deben asumir muchas responsabilidades ya que la vida de su hijo dependerá por completo de ellos.

La ansiedad perinatal puede derivar en patologías aún más graves, como pánico, estrés postraumático y trastorno obsesivo-compulsivo

Sin embargo, esas preocupaciones pueden resultar excesivas y alcanzar un grado patológico. Uno de los problemas que se pueden derivar de ello es la llamada ansiedad perinatal. Este trastorno está relacionado de alguna manera con la depresión posparto, pero su prevalencia es similar o incluso mayor. Según investigaciones citadas por el colectivo científico Soporte Internacional para el Posparto, entre el 8,5% y el 11% de las mujeres sufren síntomas de depresión o ansiedad moderados o severos durante el embarazo. Y hasta el 11% de las madres primerizas padecen una forma de ansiedad más pronunciada: pánico posparto.

Sin embargo, la ansiedad perinatal se ha estudiado mucho menos que la depresión posparto. De hecho, mucha gente ni siquiera ha escuchado hablar de ella. Por eso, Jonathan Abramowitz, experto de la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU.), quien ha dirigido un trabajo al respecto, la califica como "el desorden oculto".

Imagen: Alexandre Normand

Los principales síntomas de la ansiedad perinatal son, precisamente, unas "incontrolables preocupaciones" durante la gestación o en los primeros meses después del nacimiento. Ocurre cuando los temores frecuentes en este periodo (¿Mi bebé nacerá sano? ¿Seré un buen padre o una buena madre? ¿Tomaré las decisiones correctas?) llegan al punto de afectar al sueño o a la salud general de las personas que lo padecen.

En casos extremos, además, este desorden puede derivar en patologías aún más graves, como pánico, estrés postraumático y trastorno obsesivo-compulsivo.

¿Qué consecuencias tiene la ansiedad perinatal?

La ansiedad perinatal afecta sobre todo a las mujeres y sus consecuencias pueden ser importantes. "La ansiedad excesiva en esta etapa causa considerable sufrimiento y acarrea múltiples dificultades psicosociales en la mujer que la padece, su compañero y de toda la familia", concluye el estudio "Trastornos de ansiedad en la etapa perinatal", elaborado por expertos de universidades de México y Estados Unidos.

El trabajo afirma que la ansiedad excesiva, al igual que un elevado estrés psicosocial, "puede asociarse con algunas alteraciones en la fisiología e incluso la morfología del bebé" y también con bajo peso al nacer, variaciones en la actividad y desarrollo del feto. Y añade, como otros posibles efectos, "cambios en el funcionamiento, comportamiento y estado emocional del pequeño". "La preocupación excesiva de las madres puede influir en el carácter de los hijos", coincide Julio Sanjuán, del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental, dependiente del Instituto de Salud Carlos III.

¿Cómo tratar la ansiedad perinatal?

Existen diversas estrategias de tratamiento para estos problemas durante el embarazo y el posparto; pero los expertos recomiendan evitar los medicamentos. Se debe enseñar a la persona que padece ansiedad perinatal a relajarse y tratar de calmarse por sí misma.

Entre las estrategias propuestas se incluye la de hacer que reconozca que tiene una "intolerancia a la incertidumbre". Quiere estar siempre segura de que todo irá bien, lo cual es imposible. Por otro lado, considera que preocuparse es algo bueno, ya que eso la hará estar preparada para cualquier contingencia. El problema es que lo hace en exceso.

En todo caso, cuando se perciban síntomas de una preocupación o temores y puedan parecer excesivos o estar fuera de control y que afecten a otros aspectos de la vida, será momento de acudir en busca de ayuda profesional.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto